San Luis RC
Exigen Realizar Desvare
El Presidente de la Junta Local de Sanidad Vegetal, Martín Ames Olea comentó que a pesar de que ya terminó el plazo para desvarar los predios algodoneros, todavía faltan algunos.
Tribuna de San Luis
9 de diciembre de 2007

Por Óscar Velázquez Fierro

San Luis, Rio Colorado, Sonora.- La Junta Local de Sanidad Vegetal lanzó un nuevo llamado a productores que aún no han realizado los trabajos de desvare y barbecho en los restos de cosecha del algodón del ciclo 2007, para que lo hagan lo más pronto posible, ya que con ello coadyuvan a preservar al valle libre de plagas como gusano rosado.

En entrevista de ayer con el Presidente de ese organismo conformado por productores del campo y funcionarios del sector agropecuario, Martín Ames Olea, comentó que a pesar de que ya terminó el plazo para desvarar los predios algodoneros con el mes de noviembre, todavía faltan algunos por cumplir con las disposiciones.

Abundó Ames Olea, que hasta la fecha del último reporte de los técnicos de dicha Junta Local que se encargan de realizar las inspecciones constantes en el campo, actualmente todavía hay aproximadamente un cinco por ciento de la superficie cosechada de algodón sin desvarar.

"Esto quiere decir que este trabajo de limpieza se ha realizado hasta ahora en 3,400 hectáreas de las 3,586 que se sembraron en el municipio durante el ciclo de cultivo primavera-verano 2007-2007, faltando todavía alrededor de ciento ochenta", apuntó el entrevistado.

En cuanto al barbecho que es el complementario del desvare dentro de las acciones fitosanitarias en el cultivo del algodón, dijo Ames Olea que se reportan todavía alrededor de quinientas cuarenta hectáreas faltantes, aunque para este trabajo se tiene todavía de plazo hasta el 15 de diciembre, mientras que para el desvare se venció el pasado treinta y uno de noviembre.

Finalmente, destacó que estos trabajos profilácticos en el cultivo del algodón están contemplados dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-FITO-026, la cual establece todo lo concerniente al combate a las diferentes plagas que son enemigas naturales del algodonero.