Policiaca
No localizan al principal sospechoso de la muerte de Márquez
Agentes de la Policía Estatal Investigadora y Dirección de Seguridad Pública Municipal, están haciendo fuertes investigaciones para tratar de localizar y detener al principal sospechoso.
Tribuna de San Luis
30 de julio de 2012

Por Fredy Mejía



San Luis Río Colorado, Sonora.- Continúa fuerte la búsqueda de elementos de la Policía Estatal Investigadora y Dirección de Seguridad Pública Municipal para tratar de encontrar y detener al principal sospechoso de la violenta muerte de Ramiro Márquez Herrera, quien fuera gerente de conocida tienda de San Luis, Arizona.

La identidad del sospechoso no fue proporcionada para que las investigaciones no se vean entorpecidas.

Como se diera a conocer, el automóvil Suzuki Verona 2005, color gris y con placas AJN5376 de Arizona fue hallado abandonado por la avenida Tamaulipas 21 y 22.

Hasta el momento los agentes sospechan que Márquez fue asesinado para robarle sus pertenencias, su cartera y el teléfono celular.

Fue a las 12:35 horas del sábado cuando agentes de Policía y Tránsito arribaron hasta la avenida Tamaulipas y 8, ante el reporte de que estaba una persona sin vida, atada de manos y pies, y amordazada.

Parte del cuerpo estaba cubierto con una cobija.

Vecinos señalaron que vieron al hoy occiso ente las 8:00 y 9:00 horas, cuando andaba limpiando el patio.

Pero por el estado del cuerpo y la hora en que fue abandonado el vehículo, las autoridades sospechan que el homicidio fue cometido en el transcurso de la madrugada.

Una vecina de la avenida Tamaulipas y 22, reveló que vio la unidad como a las 6:00 horas.

Debido a que no llegó a trabajar los familiares comenzaron a buscarlo, siendo así como lo hallaron en la casa sin vida.

Se les hizo raro de que las puertas no tuvieran los seguros puestos.

Según los investigadores este crimen no tiene relación en los tres anteriores que tuvieron lugar por la avenida Madero 10 y 11, avenida Libertad 10 y 11, y en avenida Sonora y 10.

Ramiro Márquez Herrera dejó de existir por traumatismo craneoencefálico.