San Luis RC
Urge controlar contaminantes
Otro de los problemas de contaminación es el tiradero de basura a cielo abierto.
Tribuna de San Luis
8 de junio de 2010

Por Silvia García



San Luis Río Colorado, Sonora.- De no implementarse un plan para abatir la contaminación de la ciudad, se estará poniendo en riesgo la salud de la población, principalmente de los niños y adultos mayores que son más vulnerables a los efectos de la impureza del medio ambiente. Se considera urgente que los tres niveles de Gobierno se aboquen a implementar un plan de acción que asegure la reducción de los índices de contaminación, que para una ciudad de alrededor de 250 mil habitantes, al parecer es muy alta, pero no se cuenta en la ciudad con estaciones de monitoreo de la calidad del aire, por citar un ejemplo. Hacer los planes de acción para controlar la contaminación del aire, agua y suelo implica inversión cuantiosa y la participación de expertos, tanto de la iniciativa privada como de instituciones educativas y de las dependencias oficiales que tienen relación con el tema. La mayor emisión de contaminantes se generan en las ladrilleras, pero hay otras fuentes que afectan el entorno como es la quema de gavilla del trigo, situación a la cual ya el Ayuntamiento ha iniciado acciones para su control, ya que de acuerdo a reunión sostenida por las autoridades municipales con productores del rubio cereal, solicitaron que este año no se les sancione, pero se comprometieron a que el ciclo próximo ya no realizarán las quemas. Otro de los contaminantes es el exceso de polvo que se levanta, lo que es respirado por la población, situación que se ha ido atacando desde hace algunos años con las acciones de pavimentación de vialidades como una forma de reducir los efectos de la circulación vehicular por las calles no asfaltadas. También hace falta implementar un plan para regular las emisiones de contaminantes, falta aplicar normatividad y en base a estudios del impacto de la contaminación, atacar lo que la produce, todavía se está en tiempo antes de que se tengan consecuencias lamentables, y un ejemplo son los humos de los hornos ladrilleros que provocan enfermedades diversas, y aún cuando se habla de la quema controlada, desde hace tiempo se mencionó se buscarían alternativas para el cocido de los ladrillos, pero a la fecha siguen quemando los hornos de manera tradicional con gran índice de contaminación al aire. En estas acciones de planeación del control de los contaminantes puede realizarse labores de investigación, en las que pueden colaborar instituciones de educación superior como el Cesues y la Universidad de Sonora. San Luis cuenta con una planta tratadora de aguas residuales que se supone tiene como propósito el que las aguas del drenaje sean tratadas para ser vendidas a la industria o al sector agrícola, y de no ser así que el vital líquido se haga llegar de nuevo al subsuelo para recargar los mantos acuíferos, pero la administración municipal del doctor Manuel Baldenebro Arredondo ha indicado que las aguas que se obtienen actualmente siguen siendo contaminantes, por ello es que se busca realizar obras complementarias para que se pueda obtener un líquido de calidad. Otra situación es la del drenaje, servicio que no está disponible en el 100 por ciento de la mancha urbana, pero se realizan esfuerzos para aumentar su cobertura y que dejen de utilizarse las fosas sépticas, las que de alguna manera también están contaminando el subsuelo de San Luis.