Opinión
Derecho Familiar
Julián Güitrón Fuentevilla
¿Cuáles son los principales derechos de las niñas...

Organización Editorial Mexicana
6 de julio de 2008

¿Cuáles son los principales derechos de las niñas y niños

en el Distrito Federal y quiénes están obligados a otorgárselos?

(Primera de dos partes)

INTRODUCCION

En el año 2000 entró en vigor en la ciudad-capital la Ley de los Derechos de las Niñas y Niños. La misma se ha modificado varias veces y la última reforma es de enero del presente año. Es impresionante el catálogo de los derechos, así como las obligaciones de la familia y las responsabilidades del Ejecutivo local y de las secretarías de Desarrollo Social, de Salud, del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, de los jefes delegacionales y del Consejo Promotor de los Derechos de las Niñas y los Niños en el Distrito Federal. La educación y cultura, la recreación y el deporte, y el tratamiento especial a quienes, como niños, se encuentran o viven en circunstancias de desventaja social, así como las diversas acciones para protegerlos, destacando o subrayando con prioridad los capítulos referentes a esos sujetos con adicciones; a los que son maltratados, a los que están en situación de calle, de los que son trabajadores y tienen desventajas sociales y el de las niñas y niños con discapacidad, son algunos de los tópicos a que nos referiremos en este espacio, incluyendo las obligaciones de las instituciones mencionadas para hacer efectiva la Ley.

TRASCENDENCIA DE LA LEY

La sola lectura de la Ley en comento asombra a propios y extraños, porque en pocos países, por no decir que México y el Distrito Federal, son los únicos que han promulgado una norma tan trascendente para la protección de los derechos, desde el punto de vista familiar de las niñas y los niños. Desafortunadamente, a sus ocho años de entrada en vigor, no se puede decir lo mismo respecto a sus logros, porque se requiere instrumentar políticas públicas acordes con el objeto de la ley, el cual debe garantizar y promover el ejercicio de los derechos de aquéllos, así como establecer las bases para instrumentar y evaluar las políticas públicas que permitan defender, asistir, proveer, prevenir, proteger y representar jurídicamente y participar en la promoción, vigencia y realidad de los derechos de las niñas y de los niños, para atender integralmente y de manera igualitaria otorgar las mismas oportunidades a aquéllos; crear los mecanismos que faciliten el ejercicio de los derechos de las niñas y niños y, sobre todo, que se incremente la cultura, porque evidentemente la vida es cultura, para que todos aprendamos, principalmente en el seno familiar, a respetar a las niñas y los niños, tanto pública como privadamente. No deja de llamar la atención que la Ley en estudio, de manera puntual, precisa qué facultades y obligaciones tiene la Administración Pública -Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial locales- para el cumplimiento de esta Ley.

VEINTE CONCEPTOS FUNDAMENTALES

Empezando por el concepto de abandono, la Ley determina cuáles son las acciones para que participe el Gobierno, la familia y la sociedad; cuáles son de prevención, a qué se refieren las de prevención, olas de previsión y las actividades marginales para aquellas niñas y niños que viven en desventaja o al margen de la ley. También la Ley se refiere al papel de la administración pública centralizada; a la asistencia social y a la atención integral y protección especial de las niñas y niños. Regula igualmente al Consejo Promotor de estos derechos; los órganos como las delegaciones; los hogares provisionales, al maltrato físico y al psicoemocional. En una ley de esta naturaleza, sería absurdo no definir quién es una niña o un niño; al respecto, se considera como tal a todo ser humano que no ha cumplido 18 años de edad. Aquí hay un conflicto grave, porque desde que se modificó el 18 Constitucional y se agregaron los párrafos 4° y 5°, en los cuales se fijó la edad penal entre 12 y 18 años, se llegó al absurdo, y no debemos olvidar que la ley ordena, no discute, que el viejo sistema tutelar, aquél que consideraba a los menores de 18 que hubieren delinquido, no como sujetos activos de un delito sino como personas inimputables; no culpables; sin responsabilidad, dando lugar a todo el conjunto de errores, que marcaron en el pasado a quienes se ubicaban en aquellas hipótesis. El sistema garantista, el que valga la redundancia, garantiza para los menores de 12 a 18 años un debido proceso legal, así como el respeto a las garantías de legalidad y audiencia al cometer un delito, decíamos, choca con la Ley en análisis, porque con una brusquedad inaudita, esta Ley es casi una poesía, comparada con la de la nueva edad penal de los llamados eufemísticamente por algunos, personas en desarrollo; por otros, menores delincuentes y los más, delincuentes juveniles. Sea como fuere, dado que la reforma fue federal, aquí hay un choque grave entre la que comentamos y la reforma multicitada. En los veinte conceptos fundamentales, señalados al principio, se incluye a los discapaces; a los que están o viven en circunstancias de desventaja social por haber sido abandonados, maltratados psicoemocionalmente, que su familia se hubiera desintegrado, por padecer enfermedades severas físicas o emocionales, con padres privados de la libertad o que los niños hubieran sido víctimas de cualquier abuso, explotación laboral o sexual; así como cualquier contingencia que los ponga en riesgo o impida su desarrollo integral; terminando esta enumeración con la referencia a las organizaciones sociales y privadas que deben efectuar acciones a favor de las niñas y niños en el Distrito Federal.

PRINCIPIOS RECTORES

Para evitar las interpretaciones, que muchas veces se hacen al margen de la propia ley, ésta establece que es fundamental proteger el interés superior de las niñas y niños. Esto implica asignar recursos públicos para programas sociales con relación a los sujetos mencionados; atenderlos en los servicios públicos y formular y ejecutar las políticas públicas relacionadas con ellos. Otro principio fundamental es que haya corresponsabilidad de la familia, el gobierno y la sociedad. Que la igualdad y equidad estén presentes en todos los ámbitos y que sea el seno de la familia el principal espacio para el desarrollo de aquéllos. También el Gobierno debe procurar, según la etapa de desarrollo y necesidades de los menores, las políticas públicas adecuadas para garantizar la equidad de los niños. Asegurar que vivan en un mundo libre de violencia y que haya un respeto absoluto en cuanto a su diversidad cultural, étnica y religiosa.

DERECHOS FUNDAMENTALES

El derecho a la vida, a la integridad, a la dignidad, a la identidad, a la certeza jurídica, a la familia, a la salud y alimentación, a la educación, recreación, información y participación y a la asistencia social. Para esta ley no es suficiente vivir, sino es con calidad y ahí se establece la obligación para el padre y la madre, así como de la familia, del Gobierno del Distrito Federal y de la sociedad para garantizar aquélla. Trascendente es no discriminar ni distinguir de forma alguna. En este caso ni el color, sexo, idioma, religión, opinión, origen étnico, posición económica, impedimentos físicos, incluido el nacimiento, no deben ser objeto de una discriminación. También tener una vida libre de violencia y respetar la integridad física, psicoemocional y sexual deben ser las principales banderas, incluso del Gobierno local, que le permita realizarse como un Gobierno de izquierda a favor de la familia. Protegerlos es otra obligación para progenitores familiares con el propio Gobierno y la sociedad e impedir cualquier forma de explotación.

IDENTIDAD, CERTEZA JURIDICA Y FAMILIA

Respetar la identidad, los atributos y derechos de la persona, desde que está en el seno materno hasta que nace viva y viable. Si bien se carece en México de una ley del nombre, el derecho a ser registrado después de nacer con nombre y apellidos propios es esencial. Proporcionar la información adecuada sobre origen, identidad de los padres y el genético, también es importante para los niños. Superando a las leyes civiles y familiares, se establece como un derecho de los niños el de crecer en una familia, conocer a sus padres, mantener los vínculos con ellos, incluso ante una separación, siempre y cuando se salvaguarde el interés superior de aquéllos. En este año se estableció como derecho el que los niños, de manera libre se pueden integrar a instituciones, a un hogar provisional o a organizaciones civiles, incluso beneficiarlos con la adopción. Ser escuchado en cualquier asunto que afecte al menor es tan importante como recibir un trato digno, así como que el Gobierno local respete sus derechos a través del sistema DIF, del Tribunal Superior de Justicia, de las Procuradurías competentes y por supuesto la Comisión de Derechos Humanos de esta ciudad.

SALUD Y ALIMENTACION

Darles lo necesario para tener un desarrollo armónico, incluido el ambiente físico, intelectual, social y cultural y por supuesto comida, es otro derecho. Lo que falta es decir quién se los otorgará. Toca a la Secretaría de Salud del Distrito Federal proporcionar el acceso a los servicios médicos que prevengan, atiendan, rehabiliten y traten discapacidades y enfermedades; así como recibir orientación y capacitación en esa materia, incluyendo materias como nutrición, higiene, saneamiento comunitario y ambiental y lo que los favorezca en lo personal. La protección contra el consumo de drogas, estupefacientes, uso de tecnologías o cualquier situación que los ubique en estado de dependencia o adicción, debe ser evitado. Mejorar su salud, proporcionando los servicios integrales para prevenir y tratar enfermedades y en su caso, la rehabilitación correspondiente.

EDUCACION, RECREACION, FORMACION Y PARTICIPACION

Siguiendo las líneas del Derecho Familiar, se debe propiciar que los niños, en cualquier asunto que les afecte, tengan la posibilidad de expresar su opinión libremente, conocer sus derechos y ser escuchados. Que siempre se les considere en la realización de cualquier acto que se relacione con su vida personal y social; así como el derecho de asociarse y reunirse; ser informados durante sus etapas de crecimiento, promover su bienestar social, sobre todo en su salud bio-sicosocial y sexual, destacando los valores de paz, equidad, democracia, solidaridad, libertad, justicia, respeto y tolerancia. La educación se les debe proporcionar de acuerdo a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como propiciar su participación y desarrollo en actos de creación artística, recreación, esparcimiento, actividad deportiva y los juegos propios de su edad.

ASISTENCIA SOCIAL

Este es un rubro tan importante, que debe garantizar la protección integral para que por sí mismos o con auxilio recuperen su salud y equilibrio personal, si se les hubiera causado un daño físico o mental. ¿Cómo hacer realidad los derechos anteriores? El Gobierno del Distrito Federal y sus órganos locales tienen la oportunidad histórica de que todo lo que hemos reseñado sea una realidad. Están obligados a otorgar los servicios de defensa y representación jurídica, que preserven los derechos de las niñas y niños, con el apoyo gratuito del Sistema DIF del Distrito Federal, la Defensoría de Oficio, la Procuraduría Social y todas las creadas para este fin.

XV CONGRESO INTERNACIONAL DE DERECHO FAMILIAR

Ante el interés despertado por este evento, hemos iniciado ya la elaboración del programa del congreso, en cuanto a los ponentes y los conferenciantes magistrales.

Como lo hemos reiterado, el congreso se realizará del 27 al 31 de octubre del presente año; de las 9:00 a las 14:00 horas en el auditorio Jus Semper Loquitur en la Facultad de Derecho de la UNAM (campus Ciudad Universitaria) y de las 16:00 a las 21:00 horas en el gimnasio-auditorio de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (campus Cuernavaca).

Como es del conocimiento de nuestros distinguidos lectores, las ponencias se trabajarán en las catorce mesas correspondientes, con una duración de quince minutos y cinco para preguntas y respuestas. Las conferencias magistrales se dictarán en los auditorios mencionados, con una duración de treinta minutos y diez para preguntas y respuestas. Habrá auxiliares en las mesas que actuarán como presidente, moderador y relator, a efecto de hacer más fluidas las discusiones y las intervenciones.

COLABORACION INSTITUCIONAL

La extraordinaria cooperación del director de la Facultad de Derecho de la UNAM, doctor Ruperto Patiño Manffer, quien ha comisionado al maestro secretario general de la misma, Oscar Vázquez del Mercado Cordero, ha dado como resultado reciente que el gobierno municipal de Cuernavaca, Morelos haya hecho una aportación importante, al adquirir cien inscripciones para otros tantos interesados en el congreso, así como el ofrecimiento, que esperamos concretar en algunos días, de que venga el doctor Umberto Eco, y en su caso sea declarado Huésped Distinguido y se le entreguen las Llaves de la Ciudad, así como el otorgamiento de un grado honoris causa, atendiendo a los relevantes méritos de aquél, que le concedería la Universidad Interamericana de Morelos, copatrocinadora de este acontecimiento internacional. En el mismo tenor, hemos recibido la información del Instituto Italiano de Cultura, dependiente de la embajada italiana en México, quien de un momento a otro confirmará la posible entrevista en Florencia o Bologna, con el distinguido maestro y semiólogo Umberto Eco, para concretar su participación en el congreso.

CONFIRMACIONES INTERNACIONALES

El hoy profesor emérito de la Universidad de París, profesor Francois Chabas, nos ha comunicado que disertará en su conferencia magistral, que por cierto la dictará en español fluido y entendible, sobre el tema La Responsabilidad Civil de los Padres en el Derecho Familiar; tema de controversia y actualmente en boga en la Comunidad Europea.

Michele Sesta, distinguido profesor de la Universidad de Bologna, fundada en el año 1087, pertenece al cuerpo docente de la Facultad de Jurisprudencia de la institución mencionada, la cual ha honrado al jurista número uno del mundo en Derecho Familiar poniéndole su nombre -Antonio Cicu- a su Escuela de Derecho; el profesor Sesta disertará en conferencias magistrales sobre tópicos interesantes, relacionados con el Derecho Familiar italiano y las últimas reformas que se le han hecho al mismo, así como una nueva visión del Derecho Familiar comunitario europeo. Esperamos, porque así lo hemos conversado, que este profesor, al igual que el doctor Chabas, dicten cada uno dos conferencias en la Facultad de Derecho de la UNAM y en la Interamericana de Morelos.

INFORMES E INSCRIPCIONES AL CONGRESO

Si usted está interesado en participar como ponente o congresista, sírvase marcar el teléfono 777 3 15 80 01, con el rector de la UNIT CPC José Alberto Pérez Apaez, o con la Dra. Leoba Castañeda Rivas, presidenta del congreso, al 55 56 22 19 n64. Es en el Banco Nacional de México, sucursal 694, cuenta 8055196 a nombre del Centro de Investigación y Docencia Universitaria, A. C., donde usted puede depositar el costo del evento de $750.00 (setecientos cincuenta pesos) con el cual adquiere el derecho de participar en las mesas de trabajo, en las conferencias magistrales, al material del evento y al diploma correspondiente. Recuerde que el cupo es limitado. (CONTINUARA)

Columnas anteriores
Columnas

Cartones