Opinión
Donde están
Guru
Raúl Padilla "Chóforo"

El Sol de México
5 de junio de 2008

El experimentado actor y comediante figura en la segunda temporada de El Pantera (Canal 5 y Unicable, lunes, 22:00 horas) como "El Gorda con Chile", fiel escudero del héroe extraído del popular cómic.

Heredero de una vena artística que corrió durante varias décadas por sus padres, los entrañables actores Lilí Inclán y Raúl Chato Padilla, "Chóforo", sobrenombre que le acompaña desde sus inicios en una derivación de chafirete o chofer, es uno de los contados actores de aquel cine de ficheras que inundó la producción fílmica de los 70, a quien no le ha faltado el trabajo.

"EL GORDA CON CHILE"

-Raúl, portar tu nombre y apellido siempre es demandante, ¿no es así?

"Nos pasa a todos los descendientes de actores que han dejado una honda huella entre el público. Lo asimilé desde muy niño cuando mis padres hacían caravanas estelares por toda la República y en el extranjero. Cuando uno tiene ese modelo y ese respeto por el escenario, ya se está en el camino adecuado".

-Varios compañeros tuyos no continuaron después de hacer cine de ficheras...

"No fue sencillo, de una u otra forma los productores nos encasillaron creyendo que no podíamos hacer otro tipo de personajes y ganarnos otro clase de público. En mi caso, es uno de mis grandes orgullos que al paso del tiempo ingresé a las telenovelas infantiles con un público familiar como lo fue en las producciones Carita de Angel, Amy, la Niña de la Mochila Azul, ¡Vivan los Niños! y Sueños y Caramelos".

-...Y ahora te vemos en El Pantera...

"Caray, esta serie tiene muchos seguidores porque simplemente está muy bien hecha, cuidando esos detalles de calidad con los que se gana credibilidad. Mi personaje de El Gorda con Chile tiene arraigo popular, taxista que vivió en carne propia lo que es permanecer en la cárcel, pero no traiciona sus ideales, con todo y que su familia está en peligro".

-¿Vienes siendo como el fiel escudero de El Pantera?

"Algo así: ayuda a su compadre a combatir a los criminales más despiadados, pero está consciente del peligro que corre su familia. Con lo que estamos viviendo con la violencia El Pantera no está para nada alejado de la realidad".
Columnas anteriores
Columnas

Cartones