Opinión / Columna
 
Acontecer político 
José Luis Camacho Vargas 
¡Gracias presidente Plutarco Elías Calles!
Organización Editorial Mexicana
17 de junio de 2012

  Ser el más destacado estadista de la Revolución y haber sido el responsable de poner en orden y racionalizar sus transformaciones, constituyen el principal legado del general Plutarco Elías Calles, a 88 años de haber sido Presidente de México.

Su visión por crear un país de instituciones, despolitizar al Ejército y sentar reglas claras para la entrega del poder representan tres de los principales pilares que han permitido el avance democrático de México en el siglo XXI y que encuentran su origen en las políticas del líder de la rebelión aguaprietista.

Nada menos, recientemente este periodo de la historia política nacional que tuvo lugar entre 1924 y 1928 ha sido motivo de atención, debido a la aparición de una cinta cinematográfica que de forma superficial e inexacta retoma el acontecimiento conocido como la "Guerra Cristera".

No fue un caso de represión ni mucho menos de ataque a la libertad de culto por parte del Gobierno, sino de un intento de insurrección del poder religioso sobre el poder público de un Estado laico, ya que la Iglesia mexicana se vio influenciada por las ideas sociales sostenidas por el Vaticano desde 1891 a través de la encíclica "Rerum novarum", pretendiendo influir de forma abierta y sin límites en la vida política de México para dar "solución cristiana" a los conflictos sociales.

Evidentemente, los padres querían dejar atrás los principios liberales estipulados en la Constitución de 1857 y las Leyes de Reforma y ratificados en la Carta Magna de 1917, para dar lugar a un Estado espiritual, lo cual era contrario al sentir nacional y a las causas que condenaron al exilio al Gral. Porfirio Díaz.

Por tal razón, el Gobierno mexicano encabezado por Plutarco Elías Calles hizo frente a esa intentona que ponía en riesgo el proyecto de Nación. Tras tres años de guerra, el primer mandatario impuso la razón de Estado sobre la religiosa y logró que la jerarquía católica se comprometiera a acatar la autoridad gubernamental y renunciara a sus pretensiones políticas.

Se trató de un episodio que puso a prueba los endebles avances alcanzados tras la Revolución y que fue posible superar gracias a la visión de un político con altura de miras que tenía claro el rumbo que debía comprometer al Estado mexicano: el de las instituciones y leyes.

Ex secretario de Guerra, Marina y Gobernación, Plutarco Elías Calles fue un hombre con amplia experiencia, contactos y apoyo popular y militar. Tras sufrir antes y después de asumir la Presidencia múltiples rebeliones encabezadas por militares, supo que lo sano para la República y para garantizar el Estado de Derecho era despolitizar al Ejército y garantizar que los ex revolucionarios se ciñeran a normas claras y obligatorias sobre las formas de acceder a los diversos puestos públicos.

Pero además, se trata de un hombre convencido de la necesidad de crear un gran organismo político que diera cabida a todas las expresiones políticas y sociales, en el que cada uno de esos ex revolucionarios y nuevos liderazgos encontraran un lugar y se comprometieran a respetar las normas del Derecho y del juego democrático. Resultado de ese esfuerzo fue el Partido Nacional Revolucionario (PNR), antecedente del actual PRI y que jugó un papel central para garantizar la estabilidad política, armonía social y crecimientos económicos que caracterizó a los siguientes años.

La Presidencia del oriundo de Sonora centró sus esfuerzos en institucionalizar los diversos aspectos de la vida pública del país. Muestra de ello es que delineó el programa de Gobierno que debía seguirse para traducir las proclamas revolucionaras en acciones gubernamentales.

Gran parte de su actuar se abocó al tema de la tierra y sus poseedores, de ahí que haya creado las Comisiones de Irrigación y de Caminos; fundado el Banco de México y Banco Nacional de Crédito Agrícola; construido las presas de Pabellón y Don Martín y las autopistas de Nuevo Laredo, Puebla y Cuernavaca.

Buscando hacer un uso más eficaz de los recursos públicos derivados de la venta de petróleo al exterior y atender primordialmente la demanda interna, se expidió la Ley del Petróleo, hecho que desató una gran presión por parte del Gobierno de los Estados Unidos sobre nuestro país, pues significaba la renuncia a los tratados de Bucareli firmados por el Gral. Álvaro Obregón y que daban ventajosas condiciones al país del norte en materia de explotación de hidrocarburos.

Sabedor que la educación es el mejor vehículo de movilización social y modernización de un país, Plutarco Elías Calles promovió la educación entre las clases rurales y trabajadoras.

En el reparto agrario, el Gral. Calles impulsó la creación de la mediana propiedad eficiente, para lo cual impulsó los programas de irrigación, financiamiento y uso de tecnología para atender los problemas cotidianos de los campesinos en el país.

Se trató del cuatrienio de Gobierno que amplió y consolidó la actividad estatal gracias a la pacificación posrevolucionaria que lo caracterizó, poniendo fin, como diversos autores lo califican, al periodo "bronco" de la Revolución.

Concordia social, estabilidad política y crecimiento económico fueron las características que logró el Gral. Plutarco Elías Calles durante su administración.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas