Finanzas
Subirá el precio de los cigarros
La política fiscal, se aduce, es el instrumento más efectivo para, mediante el alza a los precios, disminuir la demanda de productos de tabaco. Foto: Reuters
Organización Editorial Mexicana
19 de octubre de 2010

Se incrementará siete pesos costo de cajetillas de 20 cigarros y 4.9 pesos para las de 14

Redacción OEM en Línea

Ciudad de México.- Este martes, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, aprobó el dictamen que modifica el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), con lo que se incrementa el costo de 0.10 a 0.35 centavos por tabaco vendido e importado para el año 2011, lo que significa un aumento de siete pesos a las cajetillas de 20 cigarros y de 4.9 pesos para las de 14.

Bajo el argumento de que uno de los mayores retos en materia de salud pública son los costos que generan las enfermedades que provoca el tabaquismo, la instancia legislativa aprobó el dictamen que reforma la Ley de Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), con la cual se prevé recaudar un monto de 12 mil 76 millones de pesos en el siguiente año.

En México, se abunda en el documento, el creciente consumo de productos del tabaco es una de las principales amenazas para la salud de la población, ya que provoca más de 60 mil muertes al año.

Más aún, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público reportó que en el año 2008, la recaudación por este IEPS fue de 25 mil millones de pesos, mientras el gasto para atención a problemas de salud podría acercarse a los 45 mil millones de pesos. "Con lo que se generaría una brecha de déficit del orden de los 20 mil millones de pesos", sostiene el dictamen.

La política fiscal, se aduce, es el instrumento más efectivo para, mediante el alza a los precios, disminuir la demanda de productos de tabaco, particularmente entre los jóvenes y las personas con menor capacidad económica.

A propuesta del diputado José Ignacio Rubí Salazar (PRI), se adicionó un párrafo para que las secretarías de Salud y de Agricultura instrumenten planes y programas para la reconversión productiva en regiones tabacaleras y de prevención de consumo del tabaco, respectivamente.