Espectáculos
María Teresa Rivas, Foto: Archivo ESTO
25 de julio de 2010
Adios, María Teresa Rivas
Murió a los 92 años la eximia actriz
Alma Rosa Camacho

Ayer, en esta capital, incineraron los restos de la eximia actriz María Teresa Rivas, de 92 años, quien dejó de existir, porque "Dios la llamó al eterno descanso. Murió tranquila, rodeada de sus hijos, nietos y biznietos. Desde hace 48 meses veíamos cómo se extinguía su vida por la edad. No adolecía de ningún mal crónico", lo confirmó su hijo Salvador López Moreno, quien expresó que las cenizas de su progenitora reposarán en el Rancho "La Pitaya", situado en La Unión de San Antonio, Jalisco (en Los Altos de Jalisco), de donde era originaria.

La artista, de nombre real María Teresa Orozco Moreno, fue velada en conocida agencia de Félix Cuevas, hasta donde arribaron familiares y amigos cercanos para despedirla. A la nacida un 6 de mayo de 1918, en Jalisco, le sobreviven sus hijos Salvador, María Teresa y Federico López Moreno, 9 nietos, entre ellas Cecilia Arestegui y 15 biznietos.

María Teresa Rivas estaba retirada de la pantalla chica desde hace nueve años, siendo sus más recientes intervenciones en la telenovela de "Carita de Ángel" como en el programa unitario de "Mujer... Casos de la vida real".

-¿Qué legado deja para México su señora madre, la actriz María Teresa Rivas?

-"No sólo a México heredó su trabajo fílmico, en televisión y en teatro, sino a nosotros como sus hijos y a los mexicanos, su fortaleza, su temple, su tenacidad y su responsabilidad para todo trabajo encomendado. Como mujer, una mexicana ejemplar, admirable, llena de sabiduría y enseñanzas", coincidieron Salvador y su sobrina Cecilia, en entrevista con ESTO.

María Teresa Rivas tuvo grandes aciertos en la televisión como el hecho de ser la esposa "Rosa" de "Gutierritos", personificado por el actor y director escénico Rafael Banquells, cuya telenovela homónima se grabó en el año de1958, cuando el gran amigo de la familia era "Jorge", dramatizado por el inolvidable Mauricio Garcés.

La Rivas, dos años antes, se inicia en la época de oro del cine nacional bajo la dirección de Ismael Rodríguez en el filme "Tierra de Hombres", al lado de Antonio Aguilar, Joaquín Cordero y Rosa de Castilla. Para secundarle cintas como"Las señoritas Vivanco", "Qué noche aquella" y "Simitrio", con los laureados José Elías Moreno y Carlos López Moctezuma y "Cuando los hijos se pierden", entre un centenar de títulos cinematográficos.

Para la televisión su trabajo siempre fue de lo más impecable como "Una noche sin mañana", "La herencia", "Las abuelas", "La dueña", "Cruz de amor", "Lo que no fue", "Los ricos también lloran", "Verónica", "Balada por un amor", "Bianca Vidal", "El Maleficio", "la Jaula de Oro", "Amor Gitano", entre otras.