Finanzas
Limita Hacienda la compra-venta de dólares en efectivo
Cordero consideró que las limitaciones a la compra y venta de dólares no afectará a las personas ni a la economía formal. Foto: El Sol de México
Notas relacionadas
Notas relacionadas
Organización Editorial Mexicana
16 de junio de 2010


Dolores Acosta / El Sol de México

Ciudad de México.- El secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, anunció los lineamientos que limitan los depósitos de dólares en efectivo para fortalecer el combate al lavado de dinero, que registra excedentes anuales de 10 mil millones de dólares que podrían proceder de actividades ilícitas, así que ahora los clientes podrán hacer depósitos bancarios en efectivo hasta por 4 mil dólares mensuales, mientras que mexicanos sin cuentas bancarias y turistas extranjeros tendrán un límite de mil 500 dólares.

En el caso de las empresas que operen en zonas turísticas y la frontera norte con Estados Unidos, el límite mensual será de 7 mil dólares, sin embargo, aclaró que las operaciones vía electrónica se mantendrán sin restricciones.

En conferencia de prensa, Cordero Arroyo explicó que está disposición entrará en vigor a partir del próximo lunes, sin embargo, para las empresas empezará a operar dentro de 90 días.

Dejó en claro que se mantienen sin restricción la venta de dólares en efectivo por parte de las instituciones bancarias hacia el público en general, así como la compra y venta de dólares por cualquier medio distinto al efectivo.

Precisó que las personas físicas que sean cuentahabientes de la institución podrán realizar estas operaciones hasta por un monto de 4 mil dólares mensuales, y en el caso de las personas físicas no-cuentahabientes de la institución que sean residentes nacionales (usuarios nacionales), podrán hacer estas operaciones hasta por un monto de 300 dólares diarios y mil 500 dólares acumulados por mes.

En cuanto a las personas físicas no-cuentahabientes de la institución que sean extranjeros (usuarios extranjeros), podrán cambiar dólares en efectivo a pesos en los bancos hasta por mil 500 dólares mensuales.

Respecto a las personas morales, Ernesto Cordero Arroyo aseveró que podrán realizar estas operaciones con los bancos únicamente si operan en zonas turísticas y en la franja fronteriza norte. En estos casos, dijo, el límite será de 7 mil dólares mensuales y se contará con un período de transición de 90 días después de la publicación de la regla, a fin de que las personas morales tengan tiempo de adecuar su operación a los nuevos requerimientos.

Cordero Arroyo indicó que estas medidas son necesarias, porque existe una estimación de 10 mil millones de dólares recibidos en los bancos en efectivo difíciles de explicar su procedencia.

Más adelante, añadió que estas medidas son necesarias para frenar el lavado de dinero e incluirán el conocimiento, identificación y monitoreo de clientes, así como de los usuarios no-clientes de los bancos y de sus transacciones cambiarias.

El funcionario apuntó que para las personas físicas nacionales el límite establecido es superior a los ingresos mensuales del 98 por ciento de los hogares mexicanos, de modo que, aún bajo el supuesto que recibieran la totalidad de sus ingresos en dólares, no habría restricciones para intercambiarlos por pesos.

Respecto a los no-cuentahabientes extranjeros, es decir, los turistas, el límite máximo mensual de mil 500 dólares será suficiente para satisfacer las necesidades de cambio de divisa, dado que se estima que el gasto promedio de los turistas no fronterizos está entre 282 y 830 dólares por visita, y sólo el 35 por ciento de este gasto se realiza con dólares en efectivo.

Sobre las operaciones de remesas, más de 96 por ciento se realiza a través de transferencias electrónicas y se liquidan en pesos, por lo que no se verán afectadas por las medidas anteriores, y aún para las que sí se reciben en dólares en efectivo, los límites establecidos son muy superiores a la remesa promedio de 317 dólares en efectivo.

Asimismo, sostuvo que para hacer frente a los cambios en la demanda de pesos, las instituciones bancarias y las autoridades financieras se han comprometido a llevar a cabo adecuaciones a la infraestructura bancaria, para facilitar el intercambio de dólares por pesos en efectivo en el país, en particular en las zonas turísticas y en la franja fronteriza norte.

Estas adecuaciones se centrarán en cuatro líneas de acción: la habilitación de ventanillas bancarias adicionales en los puertos de entrada, la franja fronteriza norte y en zonas turísticas, para atender tanto a cuentahabientes como a no-cuentahabientes que realicen operaciones con dólares en efectivo por debajo de los límites establecidos.

En el segundo punto se expandirá en más de 12 por ciento la red nacional de cajeros automáticos antes del cierre de 2010, en particular en las zonas turísticas donde el uso de dólares en efectivo por turistas es intensivo.

La tercera acción promoverá a través de descuentos y tarifas reducidas la instalación de terminales punto de venta de personas morales clave, como los operadores turísticos y otros servicios en los puertos o las gasolineras de la frontera.

Además, se habilitarán comercios y hoteles para funcionar como corresponsales bancarios para ofrecer servicios de intercambio de divisas.

Cordero Arroyo indicó que las medidas están pensadas y diseñadas de manera que no se afecte ninguna actividad de la economía mexicana formal, legal y lícita, al tiempo que mencionó que los límites que se están estableciendo para personas físicas son lo suficientemente holgados para que cualquier persona que requiera depositar dólares en efectivo lo pueda seguir haciendo; si es cliente de una institución bancaria, el límite creemos que es suficiente para poder hacerlo.

Agregó que es comprensible que para algunas empresas esto ocasione molestias, pero estableció que es más importante garantizar la integridad del sistema bancario mexicano, además de que las medidas están diseñadas para que se pueda hacer los pagos en moneda nacional a través de cajeros electrónicos y terminales punto de venta, así como establecer corresponsalías bancarias con comercios y establecimientos mercantiles, de manera que no se vea afectada la actividad económica en el país.

Por su parte, Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), sobre las cifras que dio a conocer la Comisión Binacional México-Estados Unidos de 19 y 29 mil millones de dólares que entran por la frontera, indicó: "No sabemos exactamente cómo se hicieron", pero reconoció que existe un excedente de más de 10 mil millones de dólares de depósitos en efectivo.

Precisó que las cifras de dólares de inexplicable procedencia forman, con las metodologías que se utilizan para medir la balanza de pagos, parte del renglón de errores y omisiones.