Morelia
Alcaldes no tienen fuero federal
Explica especialista en materia constitucional que fuerzas judiciales federales tienen la obligación legal y moral de probar sus dichos y acusaciones
El Sol de Morelia
27 de mayo de 2009

Elida Ochoa Isais / El Sol de Morelia

Morelia, Michoacán.- Los presidentes municipales no tienen fuero constitucional en el estado, clarificó el doctor en derecho constitucional y ex presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Gumesindo García Morelos, luego de enterarse de la detención masiva de alcaldes michoacanos por autoridades judiciales federales.

En entrevista manifestó que sólo el gobernador, los diputados locales, los magistrados y el titular del Instituto Electoral de Michoacán tienen el beneficio del fuero constitucional para proceder penalmente, en el Estado. Pero en el ámbito federal -precisó- solo tienen fuero el gobernador y los legisladores locales, de lo cual carece el resto de los funcionarios.

Aceptó que el Ejército mexicano sí tiene facultades para proceder en contra del crimen organizado, e incluso, si es requerido por gobiernos locales puede actuar para mantener la paz social.

Sin embargo, el ex presidente de la CEDH remarcó que en México no se respeta la presunción de inocencia (es decir, toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario), lo cual "es verdaderamente lamentable en un país con normas e instituciones que han avanzado en materia democrática".

En lo que se refiere a los presidentes municipales, funcionarios estatales y elementos policiales que fueron detenidos en el transcurso de este día, tanto por elementos del Ejército mexicano como por policías federales, Gumesindo García se pronunció a favor de que las autoridades se ciñan a la legalidad.

Ante periodistas michoacanos, el doctor en derecho dijo que la libertad de los presidentes municipales o de cualquier otro individuo no se puede restringir sino es mediante orden de aprehensión o en flagrancia: "Hay una situación que se torna grave, la libertad personal no se puede restringir de cualquier forma, sino solamente con base en una orden de aprensión, una flagrancia o una orden de detención que se gire previamente".

El ex ombudsman michoacano resaltó que las autoridades judiciales federales tienen la obligación legal y moral de probar sus dichos y acusaciones en contra de los presidentes municipales detenidos.