Opinión
Signo de los Tiempos
Humberto Salinas Castañeda
El servicio ¿cuánto cuesta?

El Sol de Zacatecas
16 de marzo de 2009

Vivimos en una sociedad comercial: cuánto vale tu servicio; cabe por tanto regatearlo

La disponibilidad y acción más allá de cualquier término de justicia se basa en la consideración de la persona humana de acuerdo a dos atributos que la desarrollan: la corresponsabilidad y solidaridad sin pretensión alguna más que de vivir la libertar de dar y la alegría de dar, y el desinterés por dar como parte de la integridad de la persona.

Tanto más das y te das, tanto más vales. "Hay más alegría en dar que en recibir"

Lo que gratuitamente hemos recibido, gratuitamente hay que darlo.

La profunda satisfacción de dar en el servicio es la gratuidad.

La generosidad se desarrolla sin límite. Es cuado el servicio no tiene precio.

Y entonces la persona se gratifica a sí misma. Esta satisfacción, le hace crecer y madurar a tope de plenitud.
Columnas anteriores
Columnas

Cartones