Opinión
Horizonte económico
La Comisión Intersecretarial de Gasto, Financiamiento y Desincorporación

El Sol de México
31 de enero de 2009

Luis G. Álvarez Tostado

El pasado 31 de diciembre se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo mediante el cual se crea la Comisión Intersecretarial de Gasto, Financiamiento y Desincorporación. A continuación comentaremos los cambios más importantes que se observan respecto a las anteriores comisiones que integraban estas funciones; en el caso de la Comisión Gasto Financiamiento, se creó en agosto de 1979 y la de Desincorporación en abril de 1995, es decir, se requería indudablemente de una actualización profunda, pues aunque había sufrido algunas modificaciones ésta sí es de fondo.

Lo primero que destacaremos es que es un buen intento de simplificación administrativa en un doble sentido; por una parte, en lugar de dos comisiones que tenían características y funciones diferentes, pero con similitudes en su conformación y dependencia, se unifican en una sola comisión; y, en una segunda vertiente se simplifica la normatividad, pues los anteriores lineamientos que normaban las comisiones tenían un total de 26 artículos, mientras que en los nuevos lineamientos se cuenta únicamente con 15, donde lo importante no es el número sino el contenido del menor número de artículos. Estas modificaciones se dan en el marco del Programa Nacional de Mejora Regulatoría.

Otra característica general es que se le da especial importancia al gasto de inversión como parte fundamental de esta nueva comisión, y en un contexto de crisis como el actual tiene relevancia este hecho.

El artículo primero fusiona las dos actividades, la de gasto financiamiento y la desincorporación, unificando el criterio de que es una comisión permanente y que no únicamente sesionará cuando estrictamente se requiera por los temas específicos que quieran tratar las dependencias y entidades, sino por lo menos una vez al mes.

El artículo segundo define la integración de la comisión; aquí cabe destacar que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) preside y son integrantes la de Desarrollo Social (Sedesol), Función Pública (SFP), Energía (Sener), Economía (SE), Comunicaciones y Transportes (SCyT), y la del Trabajo y Previsión Social (STPS), anteriormente no pertenecían a esta comisión, ni Energía ni Comunicaciones y Transportes, pero actualmente se explica su incorporación, dado que tanto temas de energía, Pemex y Comisión Federal de Electricidad (CFE) entre otras, dependen de Energía, y en el caso de SCyT, la privatización de tramos carreteros, aeropuertos y puertos como elementos a considerar. La SCHP y SFP son las normativas, mientras que Sedesol ve los aspectos de impacto social, además de que aún cuenta con algunas unidades industriales y comerciales, como el caso de Liconsa y Diconsa, mientras que la SE se encarga de que cualquier privatización o enajenación de bienes públicos no distorsionen el mercado ni su competitividad, y la STPS garantiza que en cualquier desincorporación queden debidamente protegidos los derechos de los trabajadores.

En el mismo artículo segundo, penúltimo párrafo, se crea la figura de un observador ciudadano, en donde la comisión podrá invitar a participar en las sesiones, con voz pero sin voto, a representantes de asociaciones o personas de reconocido prestigio en la materia, para apoyar en lo necesario los análisis y las recomendaciones que se lleven a cabo; esta figura, en los últimos tiempos ha sido muy recomendada para los comités y consejos de administración, en donde parte importante de su función es el de la Contraloría Social, es decir, aquel representante de la sociedad que entre otras cosas puede ayudar a prevenir actos de corrupción.

Dentro del artículo 5 en su inciso C), se habla de que la comisión tiene en sus funciones emitir reglas de operación; quizás ésta sea una de las fallas más graves de este documento, ya que el concepto de reglas de operación tiene que ver con programas sociales con objeto de otorgar transparencia y asegurar la aplicación eficiente, eficaz, oportuna y equitativa a los recursos públicos, no con la operación de ninguna comisión, que no asigna subsidios ni transferencias; quizás lo más que se pueda pedir es un reglamento interno de operación de la comisión y no reglas de operación.

En el artículo décimo se define la necesidad de que cada trimestre la coordinadora de sector informe del seguimiento de los asuntos de su competencia, lo que garantiza un seguimiento oportuno.

Esta nueva comisión que unifica a dos, es fundamental para su modernización, pues es un instrumento de políticas públicas que en un contexto de crisis financiera puede ayudar mucho para controlar gastos, generar ingresos y en general, mejorar el balance financiero del Gobierno federal.

gerardo_tostado@yahoo.com.mx
Columnas anteriores
Columnas

Cartones