Opinión / Columna
 
RUN RUN 
+ Tragedia en Coahuila
Noticias de El Sol de la Laguna
26 de mayo de 2015

  + Llamados de solidaridad

COAHUILA DORMÍA con una feliz noticia por el pase de Santos Laguna a la final del futbol mexicano... Pero despertó con una tragedia por un tornado categoría 4 en la ciudad hermana de Acuña que colinda con el río Bravo, el cual marca la frontera entre México y Estados Unidos y ofrece un puente de control y cruce para la ciudad vecina de Del Río, Texas. Una terrible tragedia por un tornado categoría 4, según la Comisión Nacional del Agua, con una duración de menos de diez segundos y que se registró entre las 5:30 y 6:00 de la mañana. El saldo, que al paso de las horas ha ido cambiando, es de 13 muertos, decenas de desaparecidos y de lesionados y cientos de viviendas dañadas, algunas con derrumbe total, así como 50 vehículos con pérdida total. Las primeras informaciones eran en el sentido de que se había registrado una tromba, un tornado, que había muertos, desaparecidos, viviendas y vehículos dañados, pero al paso de las horas, cuando empezó a salir la luz del día, se empezaba a conocer la magnitud de la tragedia. Primero se decía que eran 3 muertos, luego que 6, más tarde que 10, 11 y hasta 13 las personas muertas, decenas de desaparecidos, 88 lesionados y 750 viviendas dañadas, de las cuales 80 se derrumbaron, así como 50 vehículos con pérdida total. Ese fue uno de los censos más precisos a eso de las tres de la tarde y que sin duda alguna se iría modificando al paso de las horas. Desde temprana hora, el gobernador Rubén Moreira Valdez y el alcalde de Acuña, Evaristo Lenin Pérez Rivera, empezaron a informar de la tragedia y de los terribles resultados. Poco después, el Presidente Enrique Peña Nieto y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, daban las instrucciones para intensificar las labores de rescate y búsqueda, así como para atender a los damnificados. Fueron habilitados 8 albergues para que la población de Acuña que se quedó sin techo pueda pasar la noche. A lo largo del día se realizaron varias reuniones para evaluar los daños causados por el tornado categoría 4 que además provocó cortes de energía eléctrica. Las fotografías de los daños causados por el tornado son impresionantes pues se ven vehículos trepados literalmente sobre las viviendas, así como vehículos que fueron destruidos totalmente. El tornado y la tromba que se registraron afectaron cientos de viviendas, algunas de las cuales se derrumbaron totalmente y otras presentaron daños parciales. El fenómeno meteorológico se registró alrededor de las 6:00 horas con una duración estimada en apenas unos seis segundos que fueron suficientes para generar una tragedia con decenas de muertos y desaparecidos, casas dañadas y muchos lesionados. Antes del tornado, se habían registrado lluvias durante la madrugada por más de 40 minutos y luego se presentaron intensos vientos de aproximadamente 267 kilómetros por hora que catapultaron a varios vehículos que circulaban en ese momento por la zona y los lanzó metros más adelante... POR LA GRAVEDAD de la tragedia, la noticia corrió como reguero de pólvora no sólo en Coahuila sino a nivel nacional e internacional. El gobernador Rubén Moreira Valdez, el alcalde de Acuña, Evaristo Lenin Pérez Rivera, así como los alcaldes de la gran mayoría de municipios de Coahuila, entre ellos el de Torreón, Miguel Ángel Riquelme Solís, llamaron a la solidaridad de los coahuilenses para brindar apoyo a los hermanos de Acuña. El director general del DIF Coahuila, Jaime Bueno Zertuche, informó que desde ayer en la mañana se pusieron en operación siete centros de acopio en apoyo a las personas que fueron afectadas por el tornado de Acuña. Indicó que todas las oficinas de las coordinaciones estatales del DIF Coahuila, así como la Secretaría de Cultura en Saltillo y la Feria del Libro en Arteaga, estarán recibiendo agua embotellada, alimentos no perecederos y artículos de limpieza personal. Por otra parte, tras haber dispuesto la inmediata habilitación de centros de acopio de víveres y enseres domésticos que cumplirán con su objetivo bajo la responsabilidad del DIF Municipal y la Dirección de Desarrollo Social, el alcalde Miguel Ángel Riquelme hizo un llamado al espíritu solidario de los torreonenses para que se unan a esta causa en apoyo a las más de 300 familias que resultaron damnificadas a consecuencia del tornado que ayer se abatió de manera trágica sobre la ciudad de Acuña. Ante el tamaño de la tragedia, la solidaridad de los coahuilenses empezó a manifestarse desde ayer...






 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas