Opinión / Columna
 
RUN RUN 
+ Concesiones, interrogantes
Noticias de El Sol de la Laguna
29 de julio de 2016

  + Conagua, sucesores

+ Las herencias de Rangel

¿DE QUÉ privilegios gozan los millonarios de La Laguna que fueron favorecidos con concesiones para el servicio de agua potable y drenaje en 11 fraccionamientos? Esta es sólo una de muchas preguntas que se hacen los ciudadanos sobre la decisión del Cabildo de Torreón de autorizar concesiones del servicio de agua potable y drenaje a los Fraccionamientos La Vinícola Residencial, La Gran Vinícola, La Puerta del Río, La Vinícola Oriente, La Vinícola Occidente, Residencial Las Villas, Las Acacias, Residencial Cardenchal, Montebello, Los Llanos y Andares, así como sus zonas comerciales. Interrogantes porque la autorización fue por unanimidad, por los priistas coordinados por Miguel Mery Ayup, por los panistas liderados por Sergio Lara Galván y por el perredista Roberto Rodríguez Fernández (el perredista más priista que hay en el Cabildo de Torreón). Entre las muchas interrogantes están: ¿Por qué concesionar el servicio si el SIMAS de Torreón puede prestarlo? ¿Los fraccionadores, entre ellos Jesús Raúl y Alberto Villarreal González, demostraron fehacientemente cumplir con todos los requisitos para obtener las concesiones? Las interrogantes, decíamos, son muchas, y más por lo apresurado de la sesión de Cabildo que se realizó cuando la anterior se efectuó hace 15 días, porque en las reuniones de la Comisión del Agua asistió la síndica María Cristina Gómez Rivas, prima hermana de Nancy Rivas Vázquez, esposa de Jesús Raúl Villarreal González, uno de los principales socios de Las Villas y Las Acacias. ¿Por qué concesionar el servicio de agua potable y drenaje a fraccionamientos que aún no se han construido? ¿Demostraron los fraccionadores tener los pozos de agua y el volumen suficiente para suministrar el agua a sus clientes actuales y futuros? ¿Los fraccionadores presentaron las autorizaciones de la Comisión Nacional del Agua para el cambio de uso de los pozos de uso agrícola a público urbano? ¿Cuál es el volumen autorizado por Conagua por cada uno de los pozos que dicen tener los fraccionadores? ¿Será suficiente el volumen de los pozos para dotar del agua a los colonos o se estarán robando el agua, como algunos lo han hecho, ante la falta de una constante revisión por parte de la Comisión Nacional del Agua? ¿Se les perdonará el robo, perdón, el pago de millones de pesos a quienes han estado cobrando el agua? ¿Le cobrará Conagua a quienes han venido explotando de manera irregular o ilegal los pozos de uso agrícola? ¿A cuánto ascienden los créditos fiscales de las empresas fraccionadoras, como las de Las Villas y La Vinícola, por el agua de uso agrícola a público urbano?; ¿Por qué mienten tan descaradamente en su afán de hacer creer a la ciudadanía en general que la autorización de las concesiones fue legal, al afirmar que en fraccionamientos residenciales de lujo como Montebello y Las Villas, sus colonos se cooperaron para introducir los servicios y se organizaron luego para administrar la prestación del agua y el drenaje a quienes ahí viven, lo que es una mentira más grande que el estado de Coahuila?, ahora resulta que como si los torreonenses fuéramos retrasados mentales los señores del Cabildo de Torreón se sacan de la manga que en Las Villas hay una cooperativa de colonos y es la que administra el agua y el drenaje y que los dueños, los millonarios que se han llenado durante más de quince años los bolsillos vendiendo el agua de los torreonenses, es decir, "Los Chamucos", son blancas palomitas, benefactores de la ciudad a los que hay que rendirles pleitesía y casi santiguarse cuando se les menciona... Y ASI COMO hay interrogantes sobre la actuación de los ediles, hay más sobre la autorización que deberá dar el Congreso del Estado. ¿Los diputados locales, los del PRI, los del PAN, los del PPC, los del PPS, le darán otra puñalada al pueblo de Torreón avalando la autorización de las concesiones a los Fraccionamientos La Vinícola Residencial, La Gran Vinícola, La Puerta del Río, La Vinícola Oriente, La Vinícola Occidente, Residencial Las Villas, Las Acacias, Residencial Cardenchal, Montebello, Los Llanos y Andares?. Habrá que ver cómo se van despejando estas y otras interrogantes... AYER ADELANTAMOS sobre la salida de Emilio Rangel Woodyard de la dirección del Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Apuntamos que quizá se dirá que se va por reestructuración de la Conagua a nivel nacional pero hay razones suficientes por las cuales Rangel se va de la dependencia federal en la que hizo un papel gris tirándole a oscuro. Aunque Rangel se destacó por ser un pésimo funcionario público y por ser "El pateador del bote", todo parece indicar que se va porque el largo brazo justiciero del gobernador de Nuevo León, Jaime "El Bronco" Rodríguez Calderón, lo quiere pescar para que rinda cuentas sino es que hasta lo manda al penal de Topochico. Ante la inminente salida de Rangel de la Conagua, también adelantamos que en calidad de encargado de la Conagua Norte quedaría el director administrativo Patricio Ricardo Kalife del Valle, quien está plenamente identificado con Emilio Rangel, luego que trascendió que este va a atender unas demandas que tiene en el Estado de Nuevo León por parte de la administración de "El Bronco". Sin embargo, tenemos información en el sentido de que Conagua se sacudirá a Emilio Rangel Woodyard y a toda su gente en el Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte. Tan así que desde ahora se mencionan quiénes podrían ser los sucesores de Emilio Rangel en la Conagua Norte. Entre los posibles sucesores de Rangel, anote Usted a Ricardo Álvarez García, auditor superior del Congreso del Estado en la época como gobernador de Enrique Martínez y Martínez y amigo y operador del coahuilense Salomón Abedrop López, subdirector general de Planeación de la Conagua, hombre cercano al director nacional de la dependencia Roberto Ramírez de la Parra. Otro que suena como sucesor es Óscar Gutiérrez Santana, quien ya estuvo en la dependencia a nivel regional y ha ocupado similares puestos dentro de la Conagua. Por ahí hay una historia sobre Gutiérrez. En fin, veremos paso a paso los cambios en la Conagua Norte... EMILIO RANGEL WOODYARD sale de la dirección del Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) igual a como llegó: En la oscuridad. Rangel llegó precedido de mala fama y se fue igual. Emilio Rangel Woodyard llegó a principios de 2016 como director de Organismo de Cuenca Cuencas Centrales del Norte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), luego de una cuestionada y sospechosa actuación como Director de Agua y Drenaje de Monterrey, de donde se trajo a Carlos Ávila Valero, señalado por una licitación turbia. Rangel se fue igual a como llegó o incluso peor. Tal como lo apuntamos, por el caso Nuevo León, llegó el momento en que Rangel no tenía ni un día y mucho menos dos para atender la dependencia porque se volvió costumbre que nunca estaba en las oficinas de la dependencia que se localizan en la avenida Manuel Ávila Camacho. El caso de Rangel nos hizo recordar aquel refrán de que "estábamos mejor cuando estábamos peor", en referencia a que estábamos mejor cuando el director era José Armando García Triana, quien nunca se ha distinguido por atender como es debido las dependencias en las que ha estado al frente. Porque su familia, sus amigos, sus negocios e intereses estaban en Monterrey y su zona conurbada, Rangel pasaba más tiempo allá que en Torreón donde tenía su trabajo. Pero lo peor es que en Emilio Rangel Woodyard se hizo una costumbre la de patear el bote, de postergar decisiones, de no resolver problemas de fondo, de maquillar soluciones a sabiendas de que reventarían más adelante. Rangel siempre estuvo apesadumbrado por los procedimientos legales en su contra por su actuación como director de Agua y Drenaje de Monterrey, y por eso y por sus intereses pateó el bote como director del Organismo de Cuenca, Cuencas Centrales del Norte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua). Asunto, muchos: 1. La ocupación de terrenos federales por parte de algunos empresarios inmobiliarios que se apropiaron de varios "pedacitos" de tierra hacia el río. 2. El asunto del puente del Grupo Altozano. 3. El mal estado de los canales de riego de la región. 4. Los constantes conflictos por la disputa de las dirigencias de los módulos de riego que en algunos casos se ha llegado a conatos de violencia. 5. La venta de agua por parte de funcionarios de Conagua, denunciada por los propios usuarios. Y 6. La denuncia de ejidatarios de La Unión, El Tajito, La Joya, La Paz, La Partida, Albia, San Antonio de los Bravos, la Perla, La Rosita, La Merced, pertenecientes a Torreón y Matamoros, que reclaman se les reintegre a sus ejidos los derechos de agua rodada de los que fueron dotados por resolución presidencial y que desde hace más de 20 años vienen disfrutando los pequeños propietarios de la región por medio de contratos ilícitos y amañados, "protegidos por la Comisión Nacional del Agua y por el Tribunal Unitario Agrario de Distrito número Seis". Pero además, el patear el bote le salió muy caro a Rangel. El mes pasado, hasta que no fue no fue exhibido por su indolencia, irresponsabilidad, incapacidad, ineptitud, insensibilidad y "valemadrismo", Emilio Rangel Woodyard, liberó los permisos para la construcción y equipamiento de nuevos pozos en diferentes sectores de Torreón. El regiomontano prácticamente se vio obligado a extender los permisos para los nuevos pozos luego de que fue exhibido de fea forma. Rangel se vio obligado a actuar al ser marcadamente señalada su irresponsabilidad. En fin, ya se va el chilango norteño...


 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas