Opinión / Columna
 
RUN RUN 
+ Bolo priista
Noticias de El Sol de la Laguna
28 de abril de 2015

  + ¿Por qué la caída del PAN?

+ Escándalos y divisiones

LAS ADORMECIDAS campañas para diputados federales contrastan enormemente con el derroche de dinero en el Comité Municipal del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Torreón que preside Shamir Fernández Hernández. El domingo fue reunida la estructura electoral que apoya las campañas de los candidatos a diputados federales por los Distritos 05 y 06 de Torreón, Flor Rentería Medina y José Refugio "Cuco" Sandoval Rodríguez. Fue día de repartición de sobres de 4 mil, 2 mil 500 y 2 mil pesos a las decenas de operadores electorales, dependiendo de su ubicación en la estructura electoral. Fue una repartición de decenas de miles de pesos entre los operadores electorales, que se registra a casi la mitad de las campañas electorales. Por ahí, no faltó quien recordó que Shamir Fernández Hernández gusta de darle una "mordida" a los sobres ya que el dinero llega incompleto a los destinatarios. Por lo pronto, el pasado domingo ya hubo sobres con dinero para los priistas. Hasta aquí la dejamos... EL DESPLOME del voto panista en Coahuila en las últimas elecciones se atribuye a diversos factores, entre éstos los escándalos al interior del Partido Acción Nacional (PAN) y los múltiples episodios de división. Los datos duros son implacables: El Partido Acción Nacional obtuvo 422 mil 296 votos en 2011, bajó a 375 mil 792 en 2013 y se desplomó a 176 mil 439 votos en 2014. ¿Cómo pueden los panistas explicar esta constante caída de votos? Lo cierto es que en ese período, los escándalos y las divisiones han sido constantes en Acción Nacional. Han sido salpicados por escándalos los panistas Guillermo Anaya Llamas, Miguel Batarse Silva, Luis Fernando Salazar Fernández, Jesús de León Tello, Marcelo Torres Cofiño, María del Carmen Fernández Ugarte, Roberto Sánchez Viesca, Margarita del Río Gallegos y José Armando González Murillo, entre otros. Uno de los casos que afectó de manera importante a Acción Nacional fue el escándalo de los siete de los diez presuntos secuestradores que fueron detenidos y que venían delinquiendo con el estatus de militantes activos y adherentes del Partido Acción Nacional. Los anayistas, de manera individual o colectiva se vieron favorecidos por los secuestradores que eran sus operadores electorales, que eran los que los ayudaban a ganar las elecciones internas para la presidencia del Comité Municipal del PAN, los que los ayudaban a ganar las elecciones internas para las candidaturas a alcaldes, regidores, síndicos, diputados locales, diputados federales y senadores, los que ayudaban en las campañas electorales con la promoción del voto en las colonias y ejidos, los que los ayudaban en las casas de campaña. Uno de esos presuntos secuestradores era el que pagaba a los promotores electorales en la casa de campaña de Guillermo Anaya ubicada en bulevar Independencia y calzada Abastos, el mismo sitio donde Anaya como candidato a gobernador se tomó una fotografía con una de las presuntas secuestradoras. Los presuntos secuestradores militantes del PAN venían operando en el partido desde el 2003 y desde entonces trabajaron para la causa de Anaya y su grupo para obtener las dirigencias, las candidaturas, los puestos de elección popular. Los panistas de Anaya se olvidaron de los rigurosos métodos para ingresar a los nuevos militantes al PAN con tal de obtener el poder dentro y fuera del partido. En su momento se dijo que Anaya y su grupo pagaron diversas cantidades a personas para que ingresaran al PAN, además de ofrecerles puestos lo mismo en el Gobierno Municipal que en el Gobierno Federal. Dos de los presuntos secuestradores militantes del PAN ingresaron al Gobierno Municipal en el 2002 cuando Anaya era alcalde de Torreón. Uno de ellos también fue empleado en la administración del panista José Ángel Pérez Hernández. Los presuntos secuestradores participaron en procesos electorales a favor de Guillermo Anaya Llamas, Miguel Batarse Silva, Luis Fernando Salazar Fernández, Jesús de León Tello, Marcelo Torres Cofiño, Reyes Flores Hurtado, Fernando Gutiérrez Pérez y José Armando "Lumba" González Murillo. Escándalo el de la presunta relación de Guillermo Anaya Llamas con un presunto narcotraficante, escándalo porque los panistas allegados a Anaya defendieron a quien resultó ser el cabecilla de la banda de secuestradores, escándalo por la conversación grabada entre Luis Fernando Salazar Fernández y su madre María del Carmen Fernández Ugarte en la que hablan despectivamente de Jorge Zermeño Infante y de su hijo Alfonso Zermeño. Otro escándalo fue la grabación entre Luis Fernando Salazar y José Armando González Murillo en la que éste último se refiere como "MDH" (Muertos De Hambre") a la gente más necesitada... DE CARA A LA ELECCIÓN del 7 de junio, el PAN de Coahuila y particularmente de Torreón ha tratado de enviar un mensaje de unidad al electorado y caso concreto para sacar adelante a Jorge Zermeño Infante, candidato a diputado federal por el Distrito 06 de Torreón. Elección tras elección, el PAN se vio envuelto en la división y vez tras vez envió un mensaje de unidad que no se reflejó en votos ni en triunfos. Ahora, para esta elección, los panistas vuelven a enviar mensajes de unidad por lo que será interesante ver el reflejo que haya en las urnas. En la elección del 2013, el candidato del PAN-UDC a la Presidencia Municipal de Torreón, Jesús de León Tello, realizó su campaña con el apoyo liderado por el diputado federal Guillermo Anaya Llamas y de figuras nacionales pero sin el apoyo de Jorge Zermeño Infante y sus aliados. De León trató una y otra vez borrar del ambiente del PAN la palabra división, pero los hechos demostraron que la división en el PAN estaba más presente que nunca y se reflejó en los resultados. Para la elección del 7 de junio se dice, se insiste, en que no hay división y que hay unidad en torno a Jorge Zermeño Infante...


 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas