Gómez y Lerdo
Protesta en contra de la Reforma Educativa tuvo con poca afluencia
Noticias de El Sol de la Laguna
29 de agosto de 2013

Gómez Palacio, Durango.- La anunciada como marcha de protesta por miembros de la Coordinadora de los Trabajadores de la Educación, CNTE y diferentes asociaciones civiles contó con poca afluencia de simpatizantes, por lo que se quedó en sólo una protesta en contra de la Reforma Educativa, resaltando el desaire que a este movimiento hizo el ex diputado federal por el Partido del Trabajo, Gerardo González Noroña al no asistir tal como se había anunciado por los organizadores de este evento.

Con poca asistencia y sin la participación del ex diputado federal petista, Gerardo Fernández Noroña, ayer integrantes de movilizaciones sociales y magisteriales de la Laguna realizaron un mitin a las afueras de la antigua termoeléctrica de la Comisión Federal de Electricidad.

"No podemos no luchar en contra de esta reforma que nos afectará al sector magisterial y a los alumnos, por lo que tenemos que defender nuestros derechos ante lo que se pretende poner en marcha con esta Reforma Educativa", subrayó Juan Villarreal, uno de los organizadores de la manifestación.

La manifestación programada para las 10 de la mañana comenzó 40 minutos después con la participación de un grupo aproximado de 40 personas que poco a poco se fue acrecentando, pero que no rebasó las 80.

"Estaremos esperando para que se reúnan más simpatizantes para poder emprender la marcha hacia el destino marcado, las instalaciones de la Zona Norte de CFE", subrayó un integrante de COCOPO.

Desde el día martes se había anunciado la presencia de un conocido político de izquierda, Gerardo Fernández Noroña, el cual al decir de los organizadores fue pero no pudo esperar el inicio dado que éste sufrió un retardo de poco más de 40 minutos.

Según integrantes del Partido del Trabajo, Fernández Noroña, estuvo a las 10 de la mañana en punto, pero al ver que el evento no iniciaba se retiró. Indicaron que además a su llegada al aeropuerto de Torreón no fue recibido por los organizadores, por lo que fue ayudado por reporteros a trasladarse al centro de la ciudad.

Aunque la manifestación fue anunciada en protesta a la Reforma Educativa y Energética, los oradores se enfocaron en los "perjuicios" de la privatización del petróleo haciendo a un lado el aspecto educativo.