Comarca
Suicidas, son cada vez más jóvenes: Gabriela Hernández
Noticias de El Sol de la Laguna
20 de agosto de 2013

Torreón, Coahuila.- Aunque las cifras no son oficiales por la falta de profundidad en el estudio, es posible conocer que la situación económica y desempleo en los adultos así como bullying en los menores son las primeras causas de suicidio, según señalan las instituciones de salud pública.

Gabriela Hernández Morales, psicóloga y terapeuta señaló que la tasa de intentos de suicidio se mantiene alta, por lo que es necesario que las instituciones de salud propongan programas de fortalecimiento de autoestima y desarrollo emocional.

"Debemos estar muy atentos cuando una persona ha manifestado la intención de suicidarse, lo que sí sabemos es que la gran mayoría de las personas que lo lograron (salvarse), manifestaron su deseo de quitarse la vida", asegura la psicóloga.

La especialista quien se desempeña como médico residente del área de psicología del Hospital infantil Universitario señaló que en una persona adulta, los principales motivos por los que su depresión alcanza niveles fatales como el suicidio, son principalmente porque atraviesan por una situación económica difícil, como perder su empleo, su estabilidad financiera o el quiebre de su empresa.

"Cuando son ellos sustento de su hogar a nivel económico, lo ven como una alternativa de escape", mencionó.

En los jóvenes por el contrario, el principal motivo por el que intentan atentar contra su propia vida se debe principalmente ante la presión social o física que viene con el bullying o acoso escolar.

Señaló la especialista que incluso, en el pasado, la edad promedio en que un joven entraba en situaciones de crisis emocional como esas, era de los 16 o 17 años, principalmente cuando sufrían de alguna decepción amorosa, pero hoy en día, la edad en que se presentan casos de intento de suicidio e incluso quienes lo han alcanzado, oscila entre los 12 y 13 años a causa del bullying.

El método más fácil tanto para adultos y niños que intentan quitarse la vida es la intoxicación por el consumo de pastillas; en adultos, el ahorcamiento con cualquier lazo, así como el arma de fuego o proyectiles.