Mexicali
Catean casa donde tenían a secuestrados
CATEO.- Elementos del Ejército bloquearon calles de la colonia Cuauhtémoc mientras se realizaba un cateo a la casa de seguridad donde mantuvieron a secuestrados.
La Voz de la Frontera
20 de junio de 2013

Por Juan Galván

En plena canícula más de medio centenar de soldados a bordo de media docena de vehículos militares, se distribuyeron por espacio de seis manzanas a la redonda de un domicilio de la avenida Panamá, donde presuntamente habrían localizado una casa de seguridad del grupo de secuestradores que habían estado operando en esta ciudad.

Los militares, decenas de agentes ministeriales del Estado y federales rodearon varias manzanas en la colonia Cuauhtémoc donde presuntamente localizaron una casa de seguridad en la avenida República de Panamá, entre los Ríos Culiacán y San Lorenzo, donde estuvieron hasta casi al atardecer.

Fueron cerradas a la circulación además de la Panamá, la avenida República de Nicaragua, desde  Río San Lorenzo hasta Río Elota, con la ayuda de los elementos de la SCDO.

Los militares extrajeron varias cajas de las que se dijo podrían tener armas, así como dos autos compactos tipo "Chevy" de modelos recientes, sin que hubiera persona alguna en el lugar, tras más de cuatro horas de asedio se liberó el paso en la avenida Panamá y calles aledañas donde los vecinos que ahí estaban quedaron encerrados y los que pretendían llegar a sus casas debieron de quedar a la espera.

Los soldados sólo se limitaban a informarles que no se podía pasar por su propia seguridad, lo cual lejos de tranquilizarlos aumentaba su incertidumbre.

Se cree que la casa de seguridad cateada ayer es en donde mantuvieron secuestrado al joven bachiller y ahí mismo lo torturaron y asesinaron.

A los detenidos se les vincula además con otros secuestros, entre ellos el de un empresario propietario de un establecimiento de aire acondicionado.

SE LLEVO LA SIEDIO A SECUESTRADORES

Ya están en la Ciudad de México los cinco detenidos en relación con una banda de delincuentes organizados que presuntamente secuestraron y dieron muerte al hijo adolescente de un empresario local, ya que además se les está investigando en relación con otros secuestros en Mexicali y San Luis Río Colorado, Sonora.

Ayer por la tarde trascendió por sobre el muro de hermetismo de las autoridades federales, que los cinco sujetos detenidos en Mexicali y Tijuana en relación con el secuestro y asesinato de un joven de 17 años, hijo de un empresario local, fueron llevados al Distrito Federal por los agentes de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

Los presuntos son David Medina Lucatero, José Antonio Farías Sánchez, ex policía municipal de Mexicali; Juan Soto García, los tres nativos del Estado de Michoacán.

Junto con ellos se llevaron a Daniel Soto Garnica, alias "El Negro" y Alonso de la Cruz, alias "El Yaki", ambos michoacanos también, los cuales fueron capturados por agentes de la Ministerial en una casa de Mexicali donde tenían sepultado el cuerpo de Bardo Parra Arce, de 17 años.

Los agentes de la SEIDO se destacaron desde su arribo a esta ciudad por el autoritarismo y prepotencia característica de los capitalinos, quienes prácticamente trajeron de sus lacayos a los agentes ministeriales de la SCDO, sin dar información alguna a los medios locales.

De las investigaciones que realizaron en esta ciudad, se dijo que el grupo delictivo que encabezaba Medina Lucatero, sería responsable del plagio de un empresario gasolinero de San Luis Río Colorado y de otro del ramo de las refrigeraciones en Mexicali.

Debido a la peligrosidad de estos sujetos, los detalles de su traslado se manejaron en el más absoluto sigilo.