Mexicali
Capturan a 7 en Calexico por contrabando de buche de totoaba
La Voz de la Frontera
26 de abril de 2013

Por Juan Galván

Durante varias acciones realizadas por la Oficina del Fiscal de Distrito y con la colaboración de las autoridades de Aduana y Protección de la Frontera, así como los de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, se logró en un lapso de dos meses la captura de siete personas por el contrabando de vejigas natatorias de totoaba, mejor conocidas como "buche", las cuales habrían producido ganancias superiores a los 3 millones y medio de dólares.

Se informó la captura de Song Shen Zhen, de 73 años, cuando trataba de pasar de Mexicali hacia Calexico llevando en un escondite 24 vejigas de totoaba, un pez gigante mexicano en peligro de extinción.

Al ser localizadas las bolsas de plástico fueron inicialmente confundidas con alguna clase de droga, luego se supo que se destapó la cloaca del gigantesco daño que le estaban causando a esa especie que sólo se reproduce en la zona en el Golfo de California.

Además de Shen Zhen se aseguró a seis personas más en diferentes acciones realizadas desde marzo pasado, indicando que con ello se evitó se comercializaran cerca de 5 millones de dólares de ese pez vedado.

Anthony Sánchez Bueno, de 34 años, de Imperial; el residente de Sacramento, California, Jason Xie, de 49 y la mexicalense Raquel Castañeda, 43 años, son algunos nombres de los detenidos que las autoridades dieron a conocer, acusados de contrabandear de Mexicali hacia Calexico en las garitas las vejigas de las totoabas.

Dichas vejigas son utilizadas para hacer un platillo tipo sopa de tradición china, por el cual algunas personas llegan a pagar hasta 1 mil 500 dólares por cada plato en los mercados asiáticos.

Después de que los agentes detuvieran Zhen y lo liberaran, lo siguieron a una casa en Calexico donde los investigadores encontraron una especie de fábrica casera donde había más de 200 vejigas de totoaba colocadas en fila para ser secadas con los ventiladores.

Una vez secas las enviaban a ultramar para lograr ganancias de millones de dólares.

John Reed, supervisor de Inmigración y Aduana de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) y de la Unidad de Seguridad Nacional, informó que la totoaba es una especie protegida tanto en Baja California (donde son pescadas), como en los Estados Unidos y cada pieza puede alcanzar precios de entre 10 mil y 20 mil dólares.

Cabe mencionar que la Universidad Autónoma de Baja California tiene un costoso proyecto de reproducción de totoabas, para lo cual crían en cautiverio miles de estos peces que en edad juvenil liberan en el Golfo de California, por lo que el descarado saqueo que estos grupos organizados realizaban las ponen de nueva cuenta en peligro de extinción.