Salud
El cáncer de la sangre, entre los más investigados
Foto: Cortesía
Organización Editorial Mexicana
16 de enero de 2013


OEM en línea

Ciudad de México.- Entre los tipos de cáncer, los de la sangre son los que mayor interés están generando en el área de investigación y, entre ello, el Mieloma Múltiple, pues incluso los avances más impactantes en cuanto a terapias se han presentado en este campo y que han permitido además de controlar la enfermedad, extender la sobrevida del paciente.

Las investigaciones han hecho posible incrementar tanto el entendimiento de la genética del Mieloma Múltiple y el entendimiento del proceso de la enfermedad. Esto ha resultado el desarrollo de nuevas alternativas en el tratamiento de esta neoplasia. Tan es así que hoy día hay tratamientos como la lenalidomida y pomalidomida que permiten al paciente mantener una vida normal, e incluso, incrementar su promedio de sobrevida más allá de los 10 años, coa que antes no era posible puesto que no se contaba con alternativa médica alguna.

Pero la batalla contra el cáncer aún no termina, aunque se han realizado recientes avances en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades malignas relacionadas con la sangre, está aumentando su incidencia y, causan en conjunto, más muertes que todos los demás tipos de cáncer excepto el cáncer de pulmón.

Y precisamente una de las formas menos conocidas de cáncer de sangre es el Mieloma Múltiple (MM) y los síndromes mielodisplásicos (MDS), los cuales representan una causa significativa de morbilidad y mortalidad relacionada con el cáncer en nuestro país, donde se diagnostican entre 3 y 4 mil casos al año.

El MM es tratable, aunque actualmente sigue siendo incurable. No obstante, importantes avances en su tratamiento se dio a conocer en el congreso de la Sociedad Americana de Hematología, que la lenalidomida ha dado lugar a mayores tasas de remisión y de supervivencia que en el pasado, además de permitirle al paciente recuperar su calidad de vida. A medida que los investigadores comprenden mejor el desarrollo y avance del MM, las estrategias de tratamiento dedicadas están produciendo nuevos beneficios.

La Organización Mundial de la Salud ha clasificado más de 20 cánceres que afectan a uno o más componentes de la sangre. Las leucemias (todos sus tipos en conjunto) y el linfoma no Hodgkin son las enfermedades hematológicas malignas más comunes.

El mieloma múltiple, también conocido como mieloma, es un cáncer de sangre en el cual las células plasmáticas - componente importante del sistema inmunitario - se reproduce en de forma descontrolada y se acumulan en el tuétano. En lugar de crear anticuerpos normales, las células con mieloma tienden sobreproducir un anticuerpo inútil conocido como proteína M.

El mieloma múltiple (MM) es el segundo cáncer de sangre más frecuentemente diagnosticado después del linfoma no Hodgkin. La sobreabundancia de células con mieloma en el tuétano puede ocasionar multitud de efectos en el organismo, incluyendo destrucción de los huesos, anemia, a fallos renales, y niveles elevados de calcio en sangre (hipercalcemia). Muchas personas con MM sufren dolor de huesos debilitante y fracturas óseas que precisan de radiación o cirugía. Las fracturas óseas pueden ser especialmente peligrosas cuando tienen lugar en la columna vertebral y las vértebras comprimen o dañan nervios. En algunos casos, pueden darse parálisis.

Aunque no se puede decir que hay una cura para el Mieloma, el número de pacientes con Mieloma activo que han incrementado su promedio de sobrevida 10 añs o más después del diagnóstico sigue aumentando. De igual forma, ahora los tratamiento son mejores en abordar las complicaciones del Mieloma, dando a las personas con esta enfermedad, la mejor calidad de vida posible por el mayor tiempo posible.