Mexicali
En vigor verificación vehicular en Mexicali
Se inauguraron ayer centros de verificación vehicular en Mexicali, donde será obligatorio llevar los vehículos para evitar contaminación.
La Voz de la Frontera
19 de enero de 2012

Por José Mercado

Mexicali, la ciudad más contaminada del Estado, se encuentra entre las nueve con más polución del país, ante ello la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA) puso en marcha el programa de verificación vehicular con el que se pretende retirar de circulación a los autos más contaminantes y así reducir los índices de contaminación en un 50%.

Por decreto, el programa de verificación entró en vigor el 16 del presente mes, empero hasta ayer lo pusieron en marcha con la apertura de 16 centros verificadores en el Estado, de los cuales seis se encuentran en esta ciudad.

Al evento oficial asistieron el propio secretario del Medio Ambiente, Efraín Nieblas Ortiz y Alfredo Ferreiro Velasco, subsecretario de Protección al Ambiente; Luis Alfonso Macho, de Canaco y la subdelegada de Semarnat, María de los Ángeles Álvarez.

En principio, Nieblas Ortiz justificó la operación de dichos centros: En Baja California, el 80% de los vehículos es importado; el 60% de ellos tiene una antigüedad mayor de diez años y su eficiencia en el control de las emisiones es muy reducida.

Estos agentes contaminantes, sumado a otras empresas que generan emisiones, provocan que Mexicali tenga una emisión anual de monóxido de carbono por 78 mil toneladas contra 25 mil en emisiones de óxido de nitratos.

Tijuana es la segunda ciudad más poluta del Estado y tiene 76 mil toneladas anuales de monóxido contra 22 mil de óxido.

Ambas se encuentran entre las diez más sucias del país, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Ecología.

De toda esta contaminación, Nieblas Ortiz destacó que la mitad la genera el parque vehicular comprendido por unidades del servicio público, autos privados y vehículos oficiales, todos en diferente medida.

Por ello, aseveró, el proceso de verificación va dirigido a todas las unidades.

Para éste se hizo una exhibición: el recorrido del auto se hace en diez minutos, desde que la unidad entra en el carril hasta que le entregan el holograma de limpio, si pasó el control o la boleta de las emisiones, si contamina para que el propietario de la unidad lo lleve a un taller, corrija los problemas y regrese al centro.

El titular de la SPA afirmó que en esta ciudad hay registrados 16 talleres para la atención a los autos contaminantes, los cuales se ajustaron a la normatividad y cumplen con los objetivos.

Por otro lado, indicó que la verificación tendrá un período de socialización por seis meses, tiempo en el que será gratuita la revisión, mas no la operación de control de emisiones.

Después de ese tiempo, el cobro será de cuatro a cinco salarios mínimos, según los autos con cuatro años de antigüedad y posteriores.

Por el momento, el pago de la verificación no será obligatorio para la tramitación de otros documentos vehiculares, pero se pretende que después de dos años sí suceda.

En cuanto al parque vehicular que definitivamente no pase la verificación, el objetivo es obligar a los propietarios a retirarlos de circulación. Esto, antes que se llegue a imponer el proceso del "Hoy no circula", como ocurre en la Ciudad de México.

Otros vehículos de bastante nivel de contaminación son los asaderos y pollerías, hacia donde se encaminará el control de las emisiones, lo mismo que en algunas empresas locales que mantienen fuertes niveles de emisiones y a las que se les practica la auditoría ecológica.

Durante la exhibición del operativo de verificación, el vehículo primero lo llevan a un área de inspección visual, luego lo llevan al área de revisión bajo un sistema computarizado, enseguida lo pasan a la zona de pruebas y finalmente a la entrega de los documentos.

El holograma que acredita que la unidad no contamina tendrá una vigencia de un año.

Finalmente, el Secretario de Protección al Ambiente resaltó que por acuerdos binacionales con Estados Unidos, ya no es posible importar un auto si no presenta un certificado de que está vigente.

Antes de llegar al proceso de retirar los vehículos contaminantes de circulación, el funcionario advirtió que promoverán un programa de chatarrización con recursos de la Federación donde la persona pueda acceder a créditos para la compra de autos más nuevos que no contaminen.