Opinión / Columna
 
Corresponsal en Holanda 
Ma. Esther Estrada M.A. 
La Reina de Holanda y la embajadora de la canción mexicana
Organización Editorial Mexicana
7 de noviembre de 2009

  La reina Beatrix de los Países Bajos se encuentra de visita oficial en México. Las actividades que tanto ella como su comitiva han llevado a cabo en los ámbitos político, económico y cultural, sin duda alguna, tendrán una repercusión positiva para ambas naciones.

Sin embargo, estoy segura que la reina tendrá en su corazón memorias de la visita oficial que realizó siendo ella princesa en 1964, acompañando a sus padres: la reina Juliana y su esposo el príncipe Bernhard. Entre muchas otras personas, en esa ocasión conocieron a la cantante María de Lourdes, quedando prendados de su voz y de la música mexicana.

Otro recuerdo importante para ella, ya en el terreno personal, es que en 1966 cuando se casó con el príncipe Claus, eligieron Cozumel como uno de los destinos de su luna de miel. A lo largo de los años, la familia real holandesa ha visitado México en varias ocasiones y es del dominio popular que sienten un cariño especial por nuestro país.

Tal era la afición del príncipe Bernhard por nuestra música, que en 1991 su hija, la entonces ya reina Beatrix, invitó a María de Lourdes para que viniera a Holanda y actuara durante la celebración del 80 cumpleaños de su padre, en el Palacio de Soestdijk.

En esa ocasión se retransmitió en la televisión holandesa el concierto que dio en "De Rode Hoed" en Ámsterdam, con el que Maria de Lourdes, la "embajadora de la canción mexicana", se ganó al público holandés.

A partir de entonces y durante 6 años consecutivos la cantante regresó a Holanda para dar conciertos. Las salas siempre se llenaron. Su nombre se volvió sinónimo de buena música en estas latitudes.

Todo terminó el 6 de noviembre 1997. Tras una exitosa gira, Maria de Lourdes estaba ya en el Aeropuerto de Schiphol lista para volar a México cuando sufrió un infarto y falleció instantáneamente.

Su repentina muerte causó consternación en ambos países. Esta mujer dejó una huella tan profunda en Holanda, que a la fecha sigue muy activo un club de admiradores (www.mariadelourdes.nl) y varias cantantes neerlandesas han tomado la estafeta para seguir promocionando nuestra música.

Coincidentemente, la reina Beatrix está en México en un aniversario más de la ausencia física de Maria de Lourdes, pero seguramente los recuerdos debieron haberla inundado cuando volvió a escuchar nuestra música.

Cualquier comentario relacionado con este artículo, favor de dirigirlo a mestrada@elsoldemexico.com.mx
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas