Opinión / Columna
 
Acontecer político 
José Luis Camacho Vargas 
El PRI, haciendo el futuro de México
Organización Editorial Mexicana
1 de marzo de 2015

  Con un abrazo solidario a Manlio Fabio Beltrones Rivera.



No es coincidencia que cuando México está cumpliendo 98 años de vivir en una normalidad constitucional ininterrumpida que lo ha llevado a experimentar un régimen democrático sin precedentes y de libertades plenas para sus habitantes, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) llega a 86 años de vida. Y no es coincidencia porque se trata del partido político constitucional por antonomasia, cuyo ideario y razón de ser se centra en el anhelo de justicia social plasmado en el documento resultante del Constituyente de 1916-1917. Mientras otros partidos, indiferentes a las necesidades sociales y reacios a aceptar la derrota histórica de los conservadores, intentan menoscabar la valía de nuestro documento constitucional, el PRIencabezado por César Camacho es respetuoso del estado de derecho y sabe que el futuro de México sólo será posible al amparo de nuestra Constitución.

Como ninguna otra fuerza política, el PRIha sido el responsable de conducir los procesos de transformación más importantes de nuestra historia moderna. Lo hizo durante el siglo XX al traer orden a la convulsionada atmosfera política posrevolucionaria y crear una maquinaría gubernamental al servicio de las necesidades de la sociedad, que fue lo suficientemente sólida y eficaz para seguir funcionando tras la alternancia política que tuvo lugar en el año 2000.

Durante el siglo XXI, el PRI ha refrendado su compromiso con las y los mexicanos y ha actualizado, transformado y perfeccionado las instituciones públicas que construyó en el pasado y que hoy deben estar preparadas para enfrentar nuevas circunstancias políticas, sociales y económicas.

Ése es el reto que asumió el PRI al convertirse, gracias a la votación mayoritaria del electorado mexicano en aquella fecha histórica que representó el 1 de julio de 2012, en el partido en el Gobierno: transformar a México tras haber sido comandado "de muertito" durante 12 años en los que lejos de imbricarse en llevar a cabo cambios de fondo, los gobernantes optaron por administrar lo que había y derrochar los recursos provenientes de los altos precios del petróleo.

Legatario de grandes conquistas que tuvieron lugar durante el siglo XX, el PRI no se confía ni cae en autocomplacencias, sino que la agenda de gobierno que ha impulsado desde el 1 de diciembre de 2012 toma fuerza de propulsión desu plataforma histórica, dirigiéndose a posicionar a nuestro país durante el siglo XXI en un mejor sitio para competir con las otras naciones, fortaleciendo su soberanía nacional y creando las condiciones necesarias para que 118 millones escriban historias de éxito y prosperidad en sus biografías.

El reto no es menor. Transformar no es un verbo que se ejecute de la noche a la mañana, menos aún cuando hay inercias y vicios creados en torno a los graves problemas que nos aquejan hoy día. Los obstáculos han sido numerosos, pero más aún la satisfacción de haber concretado los cambios de los que muchos hablaban pero nadie se había atrevido a realizar hasta que el PRI asumió el destino del país.

La cualidad transformativa del presidente Enrique Peña Nieto y del PRI ha superado todas las pruebas y expectativas y demostrado que la única finalidad es hacer el bien a México.

En este contexto, el próximo 4 de marzo el PRI y los priistas conmemoraremos el 86 aniversario del partido que ha sido factor fundamental para que la estabilidad del país se traduzca en desarrollo, para que la educación pública se masifique e incremente su calidad, para que los servicios de salud lleguen a todo el territorio nacional y para incrementar los niveles de seguridad en todo el país.

Los retos no son menores, pero el PRI no llegó para administrar con indiferencia, sino para mejorar las condiciones imperantes del país y corregir lo que no ha funcionado.

Nada menos, el PRI llega a este aniversario en pleno proceso electoral, en el que gracias a la dirección de César Camacho y al trabajo de las bases, se ha logrado culminar un arduo e intenso proceso de consulta y postulación de candidatos, enmarcado en el respeto a la militancia, trabajo cercano a la gente y desempeño ético y profesional en el servicio público, lo cual lo coloca en una inmejorable condición para, en unidad y competencia, salga victorioso de las urnas el próximo 7 de junio.

El presidente nacional del PRI, César Camacho, junto con los coordinadores parlamentarios Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa, ha formado un gran equipo que ha dialogado, defendido, consensuado y concretado la amplia agenda que el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, delineó para la primera mitad de su administración, a fin impulsar la creación de empleos mejor remunerados, ampliación y mejoramiento de la infraestructura y el impulso a las actividades productivas, aspiraciones que ya son una realidad.

No hay duda, lo acontecido en las cámaras federales entre los años 2012-2015 pasará a la historia nacional como el punto de inflexión en el que el país dio un paso a un nuevo paradigma para hacer de ésta una democracia más eficaz y de plenos derechos para todos los habitantes del territorio nacional.

Con visión, orgulloso de su historia y seguro del papel central que desempeñará en el presente y futuro de México, el PRI cumple 86 años de ser institucional no a una persona, sino a México, sus leyes y sus anhelos.

camachovargas@prodigy.net.mx

Twitter: @jlcamachov
 
Columnas anteriores
Columnas anteriores
Cartones
Columnas