Opinión
Ramón Duron Ruiz
El filósofo de Gúémez

El Sol de San Luis
7 de junio de 2008

* Espacio 2008

San Luis Potosí, San Luis Potosí.- Este viejo Filósofo ha aprendido que la vejez se marca en las suaves arrugas de su piel, en la plata de sus sienes y en su cadencioso andar, pero si le pongo esperanza a mi corazón, color al cielo de la mañana, sonrisa a mis labios; si uso mi mente y mi cuerpo en actividades reconfortantes y de servicio, mi corazón en latidos de fe; si le pongo amor a la convivencia, lealtad a la amistad; si creo en mí y en la vida... soy un eterno joven.

Si tengo un sueño perenne, si me ilumina la ilusión, si tengo una flor que recoger, un pensamiento que dejar, una oración por pronunciar; si me seducen mis sueños y mis poros transpiran la esperanza de un mañana mejor... seré eternamente joven.

Actualmente más de 200 millones de jóvenes en el mundo viven con menos de un dólar al día, 88 millones de jóvenes están en el desempleo, 113 millones no van a la escuela, y 130 millones son analfabetas; a pesar de ello la generación actual es la más educada de todos los tiempos.

Ante una sociedad en cambio radical nuestra juventud está plena de valores de vida, exigiendo y desatando justicia, cantando su liberación, esforzándose en vivir por ella misma, en ser ella misma. México tiene una juventud que sabe que detenerse a pensar no es perder el tiempo; pensar y dialogar es precisamente lo que todos necesitamos si no queremos quedar enredados en lo puramente intrascendente, en lo inmediato.

Bien por el gobernador de Tamaulipas Eugenio Hernández Flores, quien una vez más demuestra su talento y liderazgo trayendo a su estado "Espacio 2008, La oportunidad ciudadana", en el que jóvenes de todas las latitudes del país han dejado escuchar sus voces constantes y disonantes que enriquecen nuestra democracia, jóvenes que nos dicen que requerimos dialogar el futuro para que nuestro presente sea más significativo.

En Espacio 2008 los ponentes han cumplido el viejo principio de la escolástica: "Cuántas veces, so pretexto de enseñar... aprendemos". Los jóvenes, en retroalimentación, han convivido con diversos intelectuales mexicanos como Leo Zuckermann, Enrique y León Krauze, Hernán Lara, Gabriela Warkentin, Beatriz Paredes, entre otros.

Emilio Azcárraga Jean deja claro por qué ha llevado a Televisa al liderazgo de la comunicación en América Latina, demuestra también su capacidad de convocatoria; jóvenes e intelectuales, en conjunto, han discernido que el saber ya no es patrimonio adquirido para siempre, sino el fruto de una búsqueda constante para ser mejores.

En "Espacio 2008" se reafirma el mundo de valores de una juventud original que se enfrenta a la esclerosis de quienes creen que todo está hecho, que quiere renovar el mundo de los valores existentes y flexibilizar los hábitos, el carácter estático o cerrado de quienes se oponen por sistema al acuerdo; una juventud que sabe, que es la parte más cambiante de una sociedad que evoluciona; que está definida por la diversidad, que la desigualdad sigue marcadamente presente; por eso hay que luchar por un mundo con más y mejores oportunidades para todos.

"Espacio 2008" ha sido una tarea exitosa de Televisa, ahí predomina el apetito por la aventura de la palabra y la reconciliación, sobre un país con una política confrontada y una vida cultural monótona. Convivir y aprender de los jóvenes es enriquecerse de su calidad en la imaginación, del vigor en la emoción y refrescarse en el manantial de sus voces llenas de esperanza y de vida.

La juventud en "Espacio 2008" nos deja como lección que México es tierra de oportunidades, una patria maravillosa con estallidos de belleza y color convertidos en paisajes, con un mosaico de tradiciones históricas que nos convierte en un pueblo que ofrece la magia de la oportunidad en cada instante, en cada espacio.

Este Filósofo saca como lección que envejece quien no aprende de la dialéctica de los jóvenes, que envejece quien abandona sus ideales, porque los años pueden arrugar la piel, pero abandonar los ideales de la juventud... arruga el alma.

filosofo2006@prodigy.net.mx
Columnas anteriores
Columnas

Cartones