Opinión
El Occidental Opina
Fondo perdido

El Occidental
29 de mayo de 2008

Momento crítico atraviesa la administración de Felipe Calderón. Primero debe acabar con la imparable ola de violencia; después, requiere frenar el incremento de desempleados; y es urgente solucionar el desabasto alimenticio. Para todo requiere de dinero.

Sin embargo, Felipe Calderón, como responsable del dinero de la Nación, deberá responder sobre el destino de los más de 15 mil 404 millones de dólares de excedentes petroleros, que ingresaron al país durante los primeros cuatro meses de este año, y que ahora nadie sabe dónde están.

Agustín Carstens desmintió la desaparición de los excedentes petroleros.

Los subsidios gubernamentales al precio del gas L. P. gasolina y diesel se sacaron de los millones de dólares que ingresaron al país por el elevado precio de la mezcla mexicana. Por ello, no quedó nada.

En el remoto caso, remotísimo, de que no exista ningún fondo de ahorro, ¿de dónde se obtendrán recursos para cubrir los programas sociales alimenticios, de subsidio para el campo, para el financiamiento agrario y para adquirir más reservas de maíz, como lo anunció el domingo pasado el Presidente Calderón?

Es necesario reajustar las cuentas de Los Pinos. Pero, para hacerlo, deberán observar ejemplos de otros países, como Noruega, donde el 90 por ciento de los excedentes petroleros se invierten en el extranjero para no dañar la economía interna y el 10 por ciento se destina a un fondo de ahorro para el retiro de los trabajadores.

Para que eso ocurra en México, todavía falta mucho.
Columnas anteriores
Columnas

Cartones