Espectáculos
Recuerdan actores de "La Hora Pico" y "La Parodia" a Miguel Galván
Sus compañeros comediantes dan el último adiós al llamado "Tartamuda". Foto: Rogelio Tinoco
La Prensa
16 de abril de 2008

Karla Bedolla y Paula Castro

Como un hombre reservado, alegre, querido y de un carácter introvertido, fue como algunos de los compañeros del ahora fallecido Miguel Galván lo recordaron, con quien trabajaron y mantuvieron una buena relación laboral.

Lorena de la Garza, Adrián Uribe, Arath de la Torre, Marián y el productor Reynaldo López visitaron desde la madrugada de ayer la capilla cinco de la funeraria ubicada en Félix Cuevas para dar las condolencias a la familia del actor, así como el último adiós, ya que compartieron con él miles de horas en la pantalla chica a través de "La Parodia" y "La Hora Pico".

Reynaldo López, quien estuvo presente en la misa oficiada por el padre José de Jesús, comentó:

"Creo que hacerle un homenaje a Miguel estaría muy bien, sin embargo en este momento no he tenido tiempo de pensar en eso; sería bueno para que la gente lo recuerde como siempre fue él, con una sonrisa en la boca y es que Miguel es de los pioneros en la comedia, una gran figura, una gran persona.

"Era una persona de carácter introvertido, de gran corazón porque ayudaba a la gente, por eso lo vamos a extrañar, aunque desafortunadamente ya no está con nosotros su legado seguirá aquí", expresó el productor, quien aseguró que pensaba invitarlo en su próximo proyecto televisivo.

Por su parte, Lorena de la Garza comentó a su llegada a la funeraria que cuando se enteró de la noticia no lo podía creer, ya que confiaba en que su compañero se recuperaría para volver a estar juntos en algún escenario.

"Fue un buen amigo a quien siempre recordaremos y la verdad es que uno nunca se imagina que esto pueda pasar", manifestó la actriz, quien agregó que México ha perdido a un gran comediante.

Por su parte, Adrián Uribe, quien fue el actor que llegó a la funeraria con el cuerpo de su compañero, expresó con la voz entrecortada: "mi pareja se nos adelantó, puedo decirte muchas cosas sobre él, compartimos muy buenos momentos y todo eso lo voy a guardar en mi corazón, porque siempre lo recordaré".

Cabe señalar que el actor consolidó una gran amistad con Galván, quien saltó a la fama gracias a su personaje "La Tartamuda".

Arath de la Torre llegó sin su esposa a la capilla del velatorio y habló de su amigo con el que compartió la pantalla en varias ocasiones. "Habíamos estado muy al pendiente de su enfermedad, tal vez por eso su muerte no nos sorprendió tanto, aunque sentimos una tristeza terrible. Miguel era un compañero que nos apoyaba en todo en nuestros proyectos, y por eso le aprendí las ganas de salir adelante y de nunca perder el sentido del humor. El era un ejemplo de sencillez", comentó el actor.

De esta forma algunos actores que trabajaron con él en sus últimos proyectos en televisión le dieron el adiós.

DECENAS DE COMEDIANTES

le DICEN ADIOS

Desde las primeras horas de ayer, decenas de actores y amigos del actor arribaron a la funeraria Galloso para estar presentes en el velorio del comediante Miguel Galván, quien falleció el pasado lunes en punto de las 22:45 horas.

Luis Alejandro Valdés Romero, quien fue el representante artístico del comediante durante los últimos diez años, recordó a Galván como "un hermano mayor, con el que trabajé 10 años y que ahora con su muerte nos deja un dolor muy profundo".

Valdés Romero dejó en claro que el comediante jamás negó su enfermedad, sino que quiso ocultarla pues siempre fue discreto respecto a su estado de salud.

Cabe señalar que la última vez que su representante habló con Galván de negocios fue el pasado 10 de marzo, días antes que éste entrara a la Unidad Coronaría y su salud decayera.

Carlos Bonavides comentó: "era talentoso y generoso; siempre daba a los demás y es que él decía que lo más importante era dar porque cuando nos fuéramos no nos íbamos a llevar nada.

"De hecho, él fue el primero en decirme que no tomara. Por eso creo que muchos de mis compañeros estamos hoy con él, por sus consejos, su humor, su amistad y su legado, así que ojalá se entregue un premio con su nombre porque fue un gran comediante".

Por su parte, Tony Flores expresó tras su salida de la capilla cinco de la funeraria: "siempre nos hacíamos bromas, la última vez que hablé tocamos el tema de la muerte y yo le dije que el día que se muriera tendría una muerte muy dulce. Yo le conocí antes de que fuera famoso hace muchos años y él llegó a un sitio privilegiado por su propio trabajo.

"El salió del anonimato gracias a un comercial de González Iñárritu, donde se le conoció a partir de ahí como "La Tartamuda", por eso tiene muchos años de escuela, era un tipazo, un niñote con el que siempre nos hacíamos bromas".

Ricardo Hill tuvo "la fortuna de entrar a verlo hace una semana, y fue un momento muy difícil porque nunca lo había visto llorar y me impactó eso".

Adriana Riveramelo, por su parte, comentó que él fue un impulsor de nuevos talentos. "La comedia perdió a uno de sus grandes elementos y yo lo conocí porque él me jugó una broma".

Tony Valardi compartió: "yo lo conocí trabajando y a pesar de esta amistad nunca quise irlo a ver al hospital pues creo que lo mejor era mantenerlo tranquilo y que él descansara, sin embargo aquí estoy para darle el último adiós porque era un buen hombre".