Policía
Mujer estrangulada en un depa
La Prensa
6 de febrero de 2008

Foto: Luis A. Barrera

En avan­za­do es­ta­do de des­com­po­si­ción fue des­cu­bier­to el cuer­po sin vi­da de una mu­jer de apro­xi­ma­da­men­te 26 años de edad, la cual se en­con­tra­ba den­tro de un de­par­ta­men­to se­mi­va­cío, ubi­ca­do en ca­lles de la Co­lo­nia Bue­na­vis­ta, pe­rí­me­tro de la De­le­ga­ción Cuauh­té­moc. El de­par­ta­men­to re­gis­tra dos ho­mi­ci­dios, ya que ha­ce tres años otra per­so­na fue en­con­tra­da muer­ta en ese mis­mo lu­gar.

Se­gún da­tos pro­por­cio­na­dos por la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Dis­tri­to Fe­de­ral (PGJDF), una lla­ma­da anó­ni­ma aler­tó a los re­pre­sen­tan­tes de la ley, so­bre un fé­ti­do olor que pro­ve­nía del de­par­ta­men­to 202, ubi­ca­do en el edi­fi­cio 1, lo­ca­li­za­do en la ca­lle Es­tre­lla 168 de la ci­ta­da co­lo­nia.

Mi­nu­tos des­pués arri­ba­ron po­li­cías pre­ven­ti­vos, quie­nes de­tec­ta­ron que el in­mue­ble pa­re­cía des­ha­bi­ta­do, sin em­bar­go lo­gra­ron ver por una de las ven­ta­nas el cuer­po de una mu­jer que se en­con­tra­ba bo­ca arri­ba, en­ci­ma de un vie­jo col­chón, por lo que so­li­ci­ta­ron la in­ter­ven­ción del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co.

Más tar­de arri­ba­ron au­to­ri­da­des de la coor­di­na­ción te­rri­to­rial Cuauh­té­moc dos, en com­pa­ñía de pe­ri­tos en cri­mi­na­lís­ti­ca, ba­lís­ti­ca y ho­mi­ci­dios de la Pro­cu­ra­du­ría ca­pi­ta­li­na, los cua­les in­gre­sa­ron a la vi­vien­da pa­ra en­con­trar el cá­da­ver de una jo­ven mu­jer, la cual te­nía una bu­fan­da al­re­de­dor del cue­llo. Su cuer­po pre­sen­ta­ba abul­ta­mien­to de ab­do­men, así co­mo mo­re­to­nes en al­gu­nas de sus ex­tre­me­da­des, se­ñas muy par­ti­cu­la­res cuan­do las per­so­nas tie­nen días de ha­ber muer­to.

Los pri­me­ros dic­tá­me­nes pe­ri­cia­les re­ve­la­ron que la hoy oc­ci­sa por lo me­nos te­nía 4 días de ha­ber fa­lle­ci­do y él o los pre­sun­tos res­pon­sa­bles uti­li­za­ron al pa­re­cer la bu­fan­da pa­ra es­tran­gu­lar­la. Al mo­men­to de mo­rir la mu­jer ves­tía pan­ta­lón y ca­mi­se­ta ne­gros, al igual que unas cal­ce­tas.

Ve­ci­nos del lu­gar re­ve­la­ron an­te las au­to­ri­da­des mi­nis­te­ria­les que ha­ce 3 años en ese mis­mo si­tio se ahor­có una mu­jer, quien pre­sun­ta­men­te fue la ma­dre del ac­tual pro­pie­ta­rio del in­mue­ble, un hom­bre que res­pon­de al nom­bre de Mar­co An­to­nio Li­món Del­ga­do.

Con la in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da, los in­ves­ti­ga­do­res re­gis­tra­ron el de­par­ta­men­to en bús­que­da de más pis­tas que per­mi­tie­ran co­no­cer las cau­sas de la muer­te de la mu­jer, sin em­bar­go, pa­ra su sor­pre­sa el in­mue­ble es­ta­ba ca­si va­cío, ya que no te­nía mu­chos mue­bles y tan só­lo el vie­jo col­chón don­de fue des­cu­bier­ta la víc­ti­ma, su an­ti­guo pro­pie­ta­rio se en­car­gó de de­sa­lo­jar­lo.

Ho­ras des­pués la ma­dre de la víc­ti­ma se pre­sen­tó an­te el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, don­de lo­gró iden­ti­fi­car el cuer­po; la hoy oc­ci­sa en vi­da res­pon­día al nom­bre de Ga­brie­la Cas­ti­llo Are­lla­no.

En su de­cla­ra­ción mi­nis­te­rial, la pro­ge­ni­to­ra de la víc­ti­ma se­ña­ló que su hi­ja te­nía ca­si una se­ma­na de ha­ber de­sa­pa­re­ci­do, por lo que en com­pa­ñía del no­vio de la aho­ra oc­ci­sa, em­pren­die­ron su bús­que­da y am­bos acor­da­ron en vi­si­tar el de­par­ta­men­to de un ami­go que fre­cuen­te­men­te vi­si­ta­ba, de nom­bre Mar­co An­to­nio Li­món, mis­ma per­so­na que tes­ti­gos y ve­ci­nos del edi­fi­cio se­ña­la­ron co­mo el pro­pie­ta­rio del in­mue­ble y cu­ya ma­dre su­pues­ta­men­te se sui­ci­dió en di­cha ha­bi­ta­ción.

Sin em­bar­go al mo­men­to de arri­bar fue­ron in­for­ma­dos de los trá­gi­cos acon­te­ci­mien­tos, por lo que al iden­ti­fi­car el ca­da­ver, des­gra­cia­da­men­te co­rro­bo­ra­ron que se tra­ta­ba de su fa­mi­liar. Con la in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da, ele­men­tos de la Po­li­cía Ju­di­cial in­ten­si­fi­ca­ron sus la­bo­res de in­ves­ti­ga­ción pa­ra po­der dar con el pa­ra­de­ro del pre­sun­to im­pli­ca­do, que has­ta el cie­rre de es­ta edi­ción se en­cuen­tra pró­fu­go de la jus­ti­cia.

To­mó co­no­ci­mien­to de los he­chos la Sép­ti­ma Agen­cia In­ves­ti­ga­do­ra del Mi­nis­te­rrio Pú­bli­co en Cuauh­té­moc, don­de se ini­ció la ave­ri­gua­ción pre­via co­rres­pon­dien­te por el de­li­to de ho­mi­ci­dio.