México
Mandela deja huella imborrable al mundo entero: Enrique Peña Nieto
Foto: Presidencia
Organización Editorial Mexicana
10 de diciembre de 2013


Carlos Lara Moreno / El Sol de México

Twitter: @carlitoslara81

Ciudad de México.- El Presidente de México, Enrique Peña Nieto, afirmó que Nelson Mandela fue un luchador incansable en la paz y la igualdad entre los hombres y aseguró que deja huella imborrable al mundo entero.

Al ofrecer un mensaje a medios de comunicación después de asistir al funeral del líder sudafricano en el estadio de fútbol Soccer City en Soweto; Peña Nieto dejó en claro que México habrá de honrar su memoria, "trabajando por un México más igualitario, de mayor inclusión social, de menos contrastes sociales y por un país, que en armonía, sepa trazarse un camino para un mayor desarrollo y progreso".

Por lo anterior, indicó que esa es la razón por la que el Gobierno de la Republica asistió a Johannesburgo a rendir tributo en una ceremonia en la que líderes del mundo, "han venido a acompañarle a este funeral de Estado, a honrar su memoria y a desear que descanse en paz".

"Nelson Mandela fue un hombre de talla universal. Gran líder. Histórico dirigente y un gran humanista", expresó.

Enrique Peña Nieto recordó que México mantuvo una seria oposición al "apartheid", y que llevó en 1974 a que se retirara el consulado honorario que se mantenía en este país.

Puntualizó que a Mandela, "el mundo rinde homenaje a un hombre que estuvo dispuesto a sacrificar su libertad en favor de la libertad de todo un pueblo".

"Mandela fue un hombre que encabezó en su país y en el mundo entero en favor de la paz, igualdad, la defensa de los derechos humanos y la inclusión social".

El Jefe del Ejecutivo mexicano mencionó que su presencia fue para testimoniar reconocimiento a los valores por los que "Madiba" luchó y defendió durante su vida.

"Estas aquí, reafirma el compromiso que tiene el Gobierno de México para velar y defender por estos valores universales por los que lucho y que deben llevarnos a seguir trabajando por la paz, la armonía y la inclusión social, y evitar la desigualdad".

Subrayó que el país busca un mundo con mayor igualdad y de respeto a los derechos humanos.

Citó que Nelson Mandela fue premio Nobel de la Paz en 1993 y que estuvo preso durante 27 años, y que al salir de prisión en 1990, visitó México, estableciendo en 1993 relaciones diplomáticas con Sudáfrica.

"En 1994 gobernó para todos los sudafricanos y claramente dejo una lección al mundo; 'independientemente de su raza, estaba convencido de que ninguna debía oprimir a la otra".

Por último, dejó en claro que Mandela fue un luchador por la paz y la igualdad entre los hombres.

Y es que, gobernantes del mundo rindieron homenaje a Nelson Mandela en el estadio de Soweto, mismo lugar donde pronunció su primer discurso después de salir de prisión.

El Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseveró que la lucha de Madiba fue "un triunfo de ustedes" y le describió como "un gigante de la historia", así como el último gran libertador del Siglo XX, que impulsó la justicia en su país e inspiro al mundo.

Mientras, Dilma Rousseff expresó de Mandela que fue "la personalidad más extraordinaria del Siglo XX",

En el servicio religioso, la mandataria brasileña dijo que "El inspiro la lucha civil en Brasil y en América del Sur".

"La lucha de Mandela y del pueblo sudafricano es un ejemplo para este continente y para todos los pueblos que luchan por la justicia, la libertad y la igualdad".

Mientras, Raúl Castro, presidente en funciones de Cuba, consideró que Mandela fue "el símbolo supremo de la dignidad y la lucha revolucionaria".

"Mandela fue un ejemplo de integridad y perseverancia que encabezó el esfuerzo dirigido a erradicar la pobreza".

El mandatario cubano rindió tributo y recordó cuando visito la isla: "jamás olvidaremos el emocionado homenaje de Mandela a nuestra lucha común cuando nos visito en 1991 y dijo: 'el pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África".

Recordó la amistad con su hermano Fidel Castro y termino su mensaje con una frase que movió los sentimientos: "Honor y gloria eterna a Nelson Mandela y al heroico pueblo de Sudáfrica".

Cabe destacar que en este funeral se dio un encuentro histórico y nunca antes pensado. Barack Obama y Raúl Castro fundieron sus manos en un saludo e intercambiaron palabras.

Estados Unidos y Cuba son dos naciones que han estado enfrentadas por medio siglo y en unos segundos, tuvieron su primer acercamiento.