Internacional
Policía dispersa manifestación en Brasil vs Copa Confederaciones
Los gases afectaron a algunos hinchas que acudían al estadio. Foto: Reuters
Organización Editorial Mexicana
15 de junio de 2013


AFP

Brasilia.- La Policía brasileña usó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar una manifestación contra los millonarios gastos del Mundial-2014, que se concentró el sábado delante del estadio Nacional de Brasilia, donde fue inaugurada la Copa FIFA Confederaciones.

Al menos 26 manifestantes y siete policías resultaron heridos, informaron a la AFP la policía y el servicio de emergencia móvil en el local.

Fueron detenidos 20 manifestantes, en su mayoría jóvenes que denuncian los millones que el país ha gastado en la construcción o reforma de estadios.

"A la Copa del Mundo renuncio, quiero más dinero para salud y educación", fue el lema de los manifestantes, que desde primeras horas de la mañana fueron acercándose al estadio, eludiendo el perímetro de seguridad de la policía de manera pacífica, hasta que llegaron a las puertas del estadio y la situación se hizo tensa con la llegada de miles de hinchas para el partido Brasil-Japón.

Después de las 14:00 locales (17:00 GMT), la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma para dispersar a los manifestantes, unos 500 según fuentes policiales y más de mil según los organizadores, que fueron sumando adeptos a través de las redes sociales a lo largo del día.

Los gases afectaron a algunos hinchas que acudían al estadio.

"Estaban acorralando al público, impidiendo la entrada al estadio, la policía tuvo que contener", explicó el jefe del estado mayor de la Policía Militar, coronel Antonio Evangelista Adilson.

"Vinimos a mostrar que este país no solo está hecho de fútbol y carnaval", dijo la estudiante Angelita Torres.

"Educación, seguridad, salud, todo sale perdiendo con esta Copa del Mundo", denunciaba Thiago Von-Grapp, estudiante de enfermería de 19 años, en rechazo a los 15.000 millones de dólares de dinero público del gobierno destinados al Mundial-2014.

Unos 3 milpolicías protegen el estadio, y las fuerzas de choque y a caballo crearon barreras para impedir el acceso de manifestantes.