Espectáculos
No traicioné a mi madre
La Prensa
6 de noviembre de 2012

Janney "Chiquis" Marín, hija de Jenni Rivera, confirmó que existe un distanciamiento con su madre, al afirmar que "La Diva de la Banda" no le contesta las llamadas y por lo mismo, no han podido hablar, debido a que la cantante está creyendo todas las "calumnias" que la involucran a ella en una relación con el beisbolista, Esteban Loaiza.

Detalló que en la primera parte de una entrevista que "La Chiquis" Marín concedió en exclusiva para el programa "Un Nuevo día" de Telemundo, puede vérsele triste, devastada, extrañando a su madre y, sufriendo por los acosos de los fanáticos y de la prensa.

Asimismo, la hija de Jenni, señaló que se enteró de lo que estaba pasando por una revista, ante lo cual se sorprendió cuando se le involucró, ya que ella se ha dedicado a su vida, a su madre y a sus hermanos.

Además, negó las versiones que cuentan un romance entre ella y su padrastro, y no entiende lo que hizo para merecer lo que está pasando. "Cuando yo hice algo, para que la gente piense algo así de mí, qué hice tan malo en mi vida para que unas personas piensen esto de mí, yo nunca traicionaría a mi madre", dijo Janney.

Por todo lo anterior, la hija de "La Diva de la Banda" se encuentra muy dolida por el distanciamiento con su madre y sus hermanos.

Además, según algunas fuentes, "la Chiquis" no está ayudando a su madre en algunos negocios, ni la acompaña a sus conciertos como solía hacerlo en el pasado.

Por otra parte, Janney Marín aseguró que el divorcio de su madre ha sido difícil para toda la familia.

"Tanto le pedía y le pedía mucho a Dios que le mandara un hombre bueno a mi mamá y dije por fin, ya le mandó a Esteban", agregó.

Asimismo, comentó que desde hace un año 15 meses no vive en casa de su mamá, pues se ha dedicado a su negocio.

Janney dijo no ser una mujer perfecta, "he cometido algunos errores en mi vida, pero soy muy trabajadora y me gusta ser positiva, y esa actitud es la que ha hecho que 'Chiquis' supere momentos difíciles de su vida, yo nunca traicionaría a mi madre".

Respecto a su padre, dijo recordarlo como un hombre muy bueno, aunque por las noches "era otra cosa, desde que yo me acuerdo bien, desde los 8 años empezó mi papá a abusar de mí sexualmente".

Agregó que aunque la ausencia paterna ha sido difícil, ha tenido un abuelo muy bueno y tíos que la han ayudado mucho.

Por último, recordó que su madre fue su roca, "siempre decíamos ella era como la esposa y yo el esposo que me quedaba en casa con los niños, mientras ella trabajaba".