Hidalgo
Sanar enfermos, su vocación
Ignacio Trejo Borbolla, anestesiólogo. Foto: El Sol de Hidalgo.
El Sol de Hidalgo
10 de septiembre de 2012

Por Sonia Nochebuena

Pachuca, Hidalgo.- Gracias, es la palabra mágica que resplandece la noble labor del médico, subraya, Ignacio Trejo Borbolla, anestesiólogo.

La valoró más después de una experiencia es su natal Tasquillo.

Era la noche de Navidad, uno de los maravillosos escenarios que reúne a la familia.

Es caracterizada por el frío clima de invierno soportado por un grupo de personas venidas desde alguna comunidad de La Misión, considerada de las mayores marginadas de la entidad.

Debido a la ausencia de profesionales de medicina en su lugar de origen se trasladaron, cómo pudieron, hacia Tasquillo con la apremiante esperanza de encontrar a un médico en noche inusitada.

Era urgente. En sus brazos traían a una niña con bronconeumonía, temperatura terriblemente alta.

La pronta falta de atención agravó su salud y, también, por la deficiencia económica de sus familia.

Pues bien, la familia, indígenas ñañhús, sólo tuvo que visualizar el letrero de médico y sin dudarlo tocaron a la puerta del hogar de Trejo Borbolla y presurosos contaron la historia de la pequeña.

La vocación humana de nuestro protagonista rápidamente lo hizo actuar, internándola.

Al siguiente día, recuerda, fue grato observar la estupenda mejoría de la niña.

Una de las escenas memorables es sin un centavo en la bolsa y con un profundo agradecimiento.

Y, que a los 8 días, llegaron con un kilogramo de huevo para reafirmar el agradecimiento.

COMPROMISO SOCIAL

En sus años de experiencia recalca que siempre hay que recordar el juramento hipocrático para el bienestar de los pacientes.

A las nuevas generaciones, sugiere, no olvidar la relación médico-paciente.

"Dejemos la medicina defensiva y regresar a la medicina asertiva. La misma burocracia ha hecho que el paciente se convierta en demandante y, no como antes, que requiere atención como ser humano".

De lo vivido dice: "Con la gente humilde he aprendido más. A las nuevas generaciones no queremos medicina defensiva. Sino calidad y calidez con nuestros semejantes".

PROFESIONALIZACIÓN

Es originario del Valle del Mezquital, concretamente de Tasquillo.

Trabajó de médico general en Ixmiquilpan y representa organizaciones desde el punto social en esta zona hidalguense.

Constantemente su principal prioridad es actualizarse para conseguir el mejoramiento profesional.

Ejemplo de ello es su vicepresidencia en la asociación civil Hospitales Privados del Estado de Hidalgo.

Es generación 1977-1988, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM) y la especialidad la realizó en el Hospital General de México.

Desde pequeño, revela, quiso sanar a los enfermos, así, como vocación, porque nadie de su familia tiene esta profesión.

Está se reafirmó en la secundaria hasta que finalmente camina en la salud profesional.