México
Autoriza Senado penas de hasta 60 años de cárcel a los feminicidas
El Senado autorizó dar de ocho a 20 años de cárcel a quien cometa el delito de violación sexual. Foto: Fernando López / El Sol de México
Organización Editorial Mexicana
20 de abril de 2012


Patricia Torres / El Sol de México

Ciudad de México.- Con 74 votos a favor y una abstención, el Senado aprobó que se establezcan penas de 40 a 60 años de prisión a quien cometa un feminicidio, además de que se perseguirá de oficio; y se impondrán de ocho a 20 años de cárcel a quien cometa el delito de violación sexual.

Los cambios avalados son al Código Penal Federal, a la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y a la Ley Orgánica de la Procuraduría General de la República, también tipifican con una pena de seis a diez años de prisión y hasta 200 días de salario mínimo de multa los tocamientos, los manoseos corporales obscenos, o cuando se obligue a una mujer a observar un acto sexual, o a exhibir su cuerpo sin consentimiento.

De igual manera, los cambios legales precisan que se castigarán los homicidios en razón del parentesco o relación con sanciones que van de 30 a 60 años de cárcel, y actualmente es de diez a 40 años.

Se tipifica la inseminación no consentida como un nuevo delito con cárcel de cuatro a siete años de prisión. Si el delito se realiza con violencia o de ella resulta un embarazo, la pena aplicable será de cinco a 14 años de prisión.

Igualmente establece que se considera feminicidio cuando se prive de la vida a una mujer por razones de género; la víctima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo; se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia; existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar; si existió con la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza; la víctima haya sido incomunicada, cualquier que sea el tiempo previo a la privación de la vida; el cuerpo de la víctima sea expuesta o exhibida en un lugar público.

Al servidor público que retarde o entorpezca maliciosamente o por negligencia la procuración o administración de justicia se le impondrá pena de prisión de tres a ocho años y de 500 a mil 500 días de multa, además, será destituido o inhabilitado de tres a diez años para desempeñar otro empleo, cargo o comisión públicos.

Contempla la creación de una Base Nacional de Información Genética que contenga la información personal disponible de mujeres y niñas desaparecidas a nivel nacional; la información genética y muestras celulares de los familiares de las personas desparecidas que lo consientan; la información genética y muestras celulares provenientes de los cuerpos de cualquier mujer o niña no identificada.

Según el dictamen, que fue devuelto con cambios a la Cámara de Diputados, los delitos contra menores de edad prescribirán penalmente a partir del día en la víctima cumpla la mayoría de edad, se sanciona la esterilidad provocada con penas de cuatro a siete años de prisión.

También se tipifica como delito el "abuso en medio laboral", que será castigado con sanciones de tres a ocho años de prisión cuando se obligue a alguien a renunciar a su empleo para evitar responder a acusaciones de acoso, hostigamiento o para ocultar violaciones a la Ley Federal del Trabajo.

En tribuna, el senador del PRD, Pablo Gómez Álvarez, comentó que la aprobación, de las reformas para tipificar como delito el feminicidio, no deben ser motivo para conformarse y dejar de legislar en la materia, pues señaló que es necesario construir un aparato de justicia alejado de las bases del patriarcado y enfocado a la completa igualdad, sin discriminación hacia las mujeres.

Indicó que toda legislación penal hecha por hombres "está concedida como instrumento de opresión histórica sobre las mujeres, es enteramente patriarcal, todo el aparato de justicia está construido desde una concepción y una práctica enteramente patriarcales".

Comentó que el sistema de justicia en materia de persecución del asesinato de mujeres es ineficiente, debido a que fue hecho "para despreciar a las mujeres, para considerarlas como una cosa secundaria en una concepción que le da a la mujer su función de reproductor, de cuidadora de hijo, de viejos, de enfermos y de maridos. Una concepción que se encuentra en las leyes y en la práctica de las instituciones, que es la manera de manifestar el completo de las relaciones de opresión y de subordinación de las mujeres".

Al hablar a favor del dictamen, la senadora panista María Serrano indicó que también se sanciona con hasta tres años de prisión quien cometa discriminación por razones de género, color de piel, lengua, estado civil, preferencias sexuales, o nacionalidad, entre otros motivos.

Además, se establece la reparación del daño de manera integral y proporcional a la afectación causada, extendiéndose no sólo al daño patrimonial sino extra patrimonial, y se agrava la pena para el Ministerio Público que no solicita esta reparación, añadió.