Policía
iNo es de sacrificios!
La Prensa
31 de marzo de 2012

La lideresa en el Edomex criticó homicidios de dos niños y una mujer en Sonora



An­to­nio de Mar­ce­lo



Lue­go de dar­se a co­no­cer el ca­so de una fa­mi­lia que ma­tó a dos ni­ños y una per­so­na ma­yor en So­no­ra, pre­sun­ta­men­te en sa­cri­fi­cio a la San­ta Muer­te, la li­de­re­sa de es­te cul­to en el Es­ta­do de Mé­xi­co, En­ri­que­ta Var­gas, cri­ti­có du­ra­men­te es­te in­fa­me ac­to, al ase­gu­rar que só­lo des­pres­ti­gia a los ver­da­de­ros de­vo­tos de la San­ta Muer­te.

"El cul­to a la San­ta Muer­te tie­ne prin­ci­pios dis­tin­tos al sa­cri­fi­cio hu­ma­no, por lo que re­cha­zo enér­gi­ca­men­te lo ocu­rri­do en So­no­ra" di­jo, al rea­fir­mar su con­de­na a es­tos he­chos vio­len­tos.

La li­de­re­sa de es­te cul­to, que ya es am­plia­men­te co­no­ci­da co­mo "La Ma­dri­na", por ha­ber re­to­ma­do un pro­yec­to es­pi­ri­tual de su hi­jo, en el que ha tra­ba­ja­do los úl­ti­mos tres años, de­cla­ró en ex­clu­si­va pa­ra "De Re­por­te­ros", que "nin­gu­na per­so­na tie­ne de­re­cho de dis­po­ner de la vi­da de un ser hu­ma­no".

Por ello su­bra­yó que su dis­cur­so de hoy abor­da­rá el te­ma, aun­que por el mo­men­to ha en­fa­ti­za­do que se tra­ta "de un he­cho ais­la­do co­me­ti­do por gen­te ig­no­ran­te de lo que sig­ni­fi­ca el cul­to a la San­ta Muer­te".

Las de­cla­ra­cio­nes de "La Ma­dri­na", En­ri­que­ta Var­gas, fue­ron ver­ti­das lue­go de co­no­cer­se que au­to­ri­da­des de So­no­ra de­tu­vie­ron a ocho per­so­nas, pre­sun­ta­men­te vin­cu­la­das a la muer­te de dos me­no­res de edad y la abue­li­ta de és­tos, en lo que se ca­li­fi­có co­mo un sa­cri­fi­cio hu­ma­no.

Los de­te­ni­dos ha­brían de­cla­ra­do que fue un ofre­ci­mien­to de san­gre pa­ra la San­ta Muer­te, tras lo cual pe­ri­tos de la Pro­cu­ra­du­ría Ge­ne­ral de Jus­ti­cia del Es­ta­do de So­no­ra in­gre­sa­ron al do­mi­ci­lio, don­de al ca­var ha­lla­ron el cuer­po de uno de los ni­ños y del otro só­lo la osa­men­ta, pues ten­drá más de un año que fa­lle­ció.

An­te la in­só­li­ta no­ti­cia, "La Ma­dri­na" hi­zo un lla­ma­do a los de­vo­tos de la San­ta Muer­te y a los lí­de­res de las di­fe­ren­tes agru­pa­cio­nes pa­ra que den un men­sa­je de "fe y es­pe­ran­za, pa­ra que si­gan cre­yen­do en la San­ta Muer­te ba­jo nor­mas de cor­dia­li­dad, en­ten­di­mien­to y res­pe­to a las di­fe­ren­tes for­mas de pen­sar".

Tam­bién ex­hor­tó a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción a di­fun­dir in­for­ma­ción ape­ga­da a la rea­li­dad y ver­dad, ya que es­te ti­po de no­ti­cias "no só­lo due­len, por la bru­ta­li­dad con que ha­brían si­do co­me­ti­dos los crí­me­nes. Tam­bién eti­que­tan a los de­vo­tos de es­te cul­to".

En­ri­que­ta Var­gas ex­pre­só, que: "La muer­te lle­ga cuan­do Dios lo dis­po­ne y la San­ta Muer­te, siem­pre se cum­plen los de­sig­nios de Dios y cuan­do al­guien pri­va de la vi­da a un se­me­jan­te se es­tán vio­lan­do los prin­ci­pios de Dios y de la San­ta Muer­te".

Sin em­bar­go no qui­so ade­lan­tar un jui­cio so­bre lo que me­re­cen es­tas per­so­nas, al de­cir: ¿Quién soy yo pa­ra juz­gar­los?, "es­tán en ma­nos de la ley y re­ci­bi­rán su cas­ti­go de acuer­do a la ley del hom­bre".

Ca­be re­sal­tar que las au­to­ri­da­des de So­no­ra con­fir­ma­ron el arres­to de ocho pre­sun­tos miem­bros de es­te cul­to en es­te Es­ta­do, quie­nes ha­brían acep­ta­do el sa­cri­fi­cio de las tres per­so­nas, lo que se co­no­ció por un miem­bro de la fa­mi­lia.

Las víc­ti­mas son una mu­jer de 55 años de edad, Cleo­til­de Pa­che­co, que de­sa­pa­re­ció en 2009, a la cual sus vic­ti­ma­rios die­ron un ha­cha­zo en la par­te tra­se­ra de la ca­be­za, pa­ra des­pués dar­le va­rias pu­ña­la­das en el ab­do­men y ob­te­ner su san­gre pa­ra ofre­cer a la San­ta Muer­te. Los otros dos un me­nor de unos seis años y otro de diez, co­mo lo de­cla­ra­ron los hoy de­te­ni­dos.

Los de­te­ni­dos son Sil­via Me­raz Mo­re­no, de 44 años de edad, quien es ma­triar­ca de la fa­mi­lia; su cón­yu­ge, Eduar­do Sán­chez, de 37 años; Fran­cis­ca Mag­da­le­na Ba­rrón Me­raz, de 21, a quien apo­dan "La Ne­na"; Geor­gi­na Gua­da­lu­pe Ba­rrón Me­raz, de 20 años, a quien apo­dan "La "Cu­quis", y su ma­ri­do, Mar­tín Ba­rrón Ló­pez, de 48 años; Ra­món Omar Pa­la­cios Me­raz, de 28, y su pa­re­ja sen­ti­men­tal Zoi­la San­ta­cruz; tam­bién fue de­te­ni­da una me­nor, de 15 años de edad, de nom­bre Ya­jai­ra.