México
Autridades inician la busqueda con retratos hablados de los delincuentes: Jorge Domene
Organización Editorial Mexicana
27 de agosto de 2011


Redacción / El Sol de México

Ciudad de México.- Con tres retratos hablados de los presuntos delincuentes que incendiaron el Casino Royale y la localización de tres de las cuatro unidades automotores que participaron en el ataque, las autoridades de Nuevo León iniciaron la búsqueda de los responsables, afirmó Jorge Domene, vocero de Seguridad Pública del Gobierno.

En conferencia de prensa, el funcionario informó que a la investigación se siguen sumando datos sobre el atentado del pasado jueves donde murieron 53 personas que se encontraban jugando, la mayoría mujeres.

Indicó que tres de las cuatro unidades que presuntamente usó el grupo armado para cometer semejante acto de barbarie ya fueron localizados. Una en el norte de la ciudad, otro en el sur, y el tercero a unos cuantos metros del casino. Entre ellos, un Mini Cuper, una Equinox de color gris y una pick up negra, en la cual trasladaron los garrafones de gasolina.

En cuanto a los retratos, son elaborados de acuerdo a las versiones de 16 testigos que han sido interrogados y quienes se encontraban jugando en el interior del inmueble, así como empleados. Son retratos de tres personas, uno entre 24 y 28 años, de complexión robusta, otro de entre 40 a 45 años y uno más de entre 30 a 35 años.

En cuanto a los nombres de los propietarios, las autoridades no quisieron proporcionar información, sin embargo, indicaron que preparan documentos para llamarlos a declarar.

* Armas

En tanto, la Procuraduría General de Justicia del estado de Nuevo León reiteró en la elaboración de tres retratos hablados de los presuntos atacantes del Casino Royale de Monterrey. El procurador Adrián de la Garza dijo también que en el interior del inmueble las autoridades estatales localizaron armas, aunque no precisó el número ni las características de las mismas. El armamento fue entregado al Ejército.

Jorge Domene, vocero estatal en materia de seguridad, señaló en conferencia de prensa que se trataba de armas largas. El incendio del Casino Royale, destacó, se debió a que los propietarios se negaron a pagar la cuota de 140 mil pesos semanales para que el crimen organizado los dejara trabajar.