Suplemento: Qué hacer el Fin de Semama
Templo de Teresitas
Diario de Querétaro
15 de enero de 2010

Mónica Arias

Querétaro, Querétaro.- En el número 48 de la calle Reforma se encuentra una de las más preciadas joyas de nuestro bello centro histórico: el templo de Teresitas, una construcción de estilo neoclásico culminada magistralmente por el arquitecto don Francisco Tres Guerras.

Este edificio se comenzó a erigir en el año de 1793 y se terminó en 1805, con una fachada que se asemeja al famoso Partenón que domina la Acrópolis, en Atenas. La fachada cuenta con 6 columnas, rematadas por un frontón triangular.

Todo está hecho de cantera labrada y los muros son muy altos. El techo del templo es en bóveda y en el interior se encuentran pinturas realizadas por el célebre constructor. El auge de este convento duró 59 años, terminándose cuando fueron exclaustradas las religiosas de este recinto.

En la calle Reforma # 48, centro histórico de Querétaro, se encuentra el templo de Teresitas. Una construcción con un estilo neoclásico, es una obra realizada por el arquitecto don Francisco Tres Guerras. Esta construcción se realizó en el año de 1793 terminándose en el año 1805. La fachada se asemeja al Partenón. Este templo tiene en su fachada 6 columnas rematadas por un frontón triangular, todo está hecho de cantera labrada, los muros son muy altos, el techo del templo es en bóveda y en el interior se encuentran pinturas realizadas por el constructor del templo. El auge de este convento duró 59 años, terminándose cuando fueron exclaustradas las religiosas de este recinto.

Posteriormente, durante el imperio de Maximiliano de Habsburgo, en el año de 1867 en la caída del II Imperio, este templo fue utilizado como prisión del Archiduque. Más adelante se estableció ahí el seminario conciliar y actualmente es sede de la curia episcopal y conservatorio de música.