Celaya
Festejarán el 12 "Día del Cartero"
Luis PedroAltamirano Magno, y sus más de 45 compañeros festejarán el Día del cartero Trabajando
El Sol del Bajío
11 de noviembre de 2009

María de la Paz Rodarte



El próximo 12 de noviembre los portadores de buenas y malas noticias celebrarán su día, Luis Pedro Altamirano Magno, cartero desde hace 23 años, al igual que sus más de 45 compañeros festejarán su día trabajando.

Ellos son los carteros, que sin importar las inclemencias del tiempo, condiciones del camino y lejanía, a diario cumplen con entregar la correspondencia.

Tal es el caso de Luis Pedro Altamirano Magno, quien compartió con este medio de comunicación cómo y por qué se instituyó el Día del Cartero, así como la historia de su vida desde que inició el oficio, para lo cual tuvo que dejar a sus padres y hermanos en el estado de Oaxaca.

Luis Pedro Altamirano Magno, mañana, como cada 12 de noviembre desde 1931, festejará el Día del Cartero, oficio que inició desde que tenía 25 años de edad en el estado de Oaxaca, lugar de origen que tuvo que dejar por perseguir su sueño como cartero en esta ciudad.

Lo que más le gusta de su trabajo a Luis Pedro, es conocer las calles de Celaya y la gente de diferentes clases sociales, aunque también asegura que ha conocido a muchos perros, los cuales después de ser los que más acechan a los carteros terminan siendo los mejores amigos.

Gracias a este oficio, Luis Pedro Altamirano Magno ha logrado dar a sus dos hijos carreras técnicas, aunque a él le hubiera gustado que sus "pequeños" siguieran sus pasos, ya que Luis Pedro considera que el oficio de cartero es un trabajo muy bonito pues le ha dado muchas satisfacciones, está feliz y se siente orgulloso de lo que ha dado a su familia.

"Ahora que mis hijos están grandes me doy cuenta que el cansancio de andar todo el día en bicicleta y los sacrificios de venir a trabajar enfermo, han valido la pena, mi familia lo valora y también las personas a quienes entrego la correspondencia", señaló.

Entre el trabajo y la presión del diario, recuerda varias anécdotas que ha vivido, una de ellas fue cuando un perro que estaba en una privada lo perseguía ladrándole, era hasta que al animal le daban ataques cuando él podía detener su bicicleta y dejar la correspondencia.

"Ese perro sí que me hizo ver mi suerte, hacía que me cansara mucho, daba como tres vueltas a la privada antes de que al perro le dieran ataques y me dejara en paz, aunque pasado el tiempo nos hicimos amigos y ya nadamás me ladraba por costumbre", afirmó.

Luis Pedro dijo que la historia de los mensajeros data desde antes de la llegada de los españoles, cuando se utilizaba el servicio de postas que llevaban noticias de un rey a otro y también mensajería.

El festejo del Día del Cartero fue promovido en reconocimiento a dos carteros que salvaron la correspondencia de un tren dinamitado por los revolucionarios, y de otro que prefería mojarse al cubrir su correspondencia con su gorra y con su saco.

Así, el 12 de noviembre de 1931, los empleados postales fueron festejados por primera vez y en 1947, se imprimió un timbre dedicado al cartero, al que se bautizó como "Héroe anónimo".

Otro dato es que en esa celebración "la Revolución Mexicana ha sido la madrastra o la suegra de los empleados postales, debido a las penurias que pasaron para cumplir con su misión". Es por ello que desde hace 75 años, de manera ininterrumpida, se celebra el Día del Cartero y Empleado Postal.