Xalapa
Se pierde la tradición del Día de Muertos
Altar colocado en el Congreso del Estado. Foto: Diario de Xalapa
Diario de Xalapa
28 de octubre de 2009

Jessica López/Diario de Xalapa

Xalapa, Veracruz.- Pese a los esfuerzos de las autoridades por mantener las tradiciones de Día de Muertos, éstas cada vez se están quedando en el olvido y las nuevas generaciones ya no las quieren practicar, por lo que es necesario que los padres inculquen a sus hijos el valor y significado de las fiestas de la muerte, declaró el director de Fomento Educativo, Cultural y Deportivo de Xalapa Rafael Casarín Ochoa.

En entrevista realizada en los pasillos del palacio municipal, el director expuso que la llegada de fiestas y celebraciones extranjeras, como Halloween, han estado insertándose entre la cultura del mexicano, a pesar de que no tienen significado alguno.

"Sí es importante destacar que las celebraciones de Día de Muertos es algo muy mexicano que tiene raíces y que es parte de la cultura del mexicano, en cambio, esas fiestas estadounidenses de Halloween no son más que celebraciones comerciales", refirió.

Es por ello que a unos días de celebrar las fiestas de Todos Santos, el funcionario exhortó a los padres de familia y maestros a fomentar las tradiciones y costumbres mexicanas.

"Nosotros desde el municipio estamos promoviendo una serie de actividades para recordar la importancia del Día de Muertos, tenemos preparados eventos en el panteón 5 de Febrero y en el barrio de Xallitic, además de que tendremos una muestra de altares, por eso invitamos a los xalapeños a valorar y dignificar nuestra cultura y no dejarla rezagada en el olvido".

El funcionario municipal recordó que además de estar luchando por conservar estas tradiciones, es necesario que las nuevas generaciones aprendan a valorar los productos mexicanos de estas fechas, como el pan de muerto, los tamales, el atole, los dulces de jamoncillo y otras frutas y dulces que son utilizados para crear los altares de muertos.

"Consideramos que es necesario que los xalapeños aprendan a conservar sus tradiciones, como es poner altares en sus hogares, explicar el motivo de éste a los hijos y evitar estar consumiendo productos de otras culturas que no tienen significado alguno", precisó.

El director de Fomento Cultural de Xalapa recordó que los abuelos han heredado por años las tradiciones de poner altar en estas fechas de Todos Santos, así como visitar a los familiares en el camposanto, además de acudir a misa para pedir por las almas de sus difuntos, entre otras actividades que sirven para unir a los integrantes de la familia.

"Estas celebraciones, además de ser mexicanas, tienen como finalidad recordarnos que somos unidos y que a pesar de tener familiares o amigos muertos siempre los tenemos presentes y los recordamos, por ello las nuevas generaciones no se deben dejar influenciar por otras culturas que imponen celebraciones vacías y consumistas", puntualizó.

GASTAN XALAPEÑOS 150 EN COLOCAR UN ALTAR EN CASA

Colocar un altar de muertos doméstico tiene un costo de aproximadamente 150 pesos; un altar que debe llevar flores de muerto, dulces típicos, el guisado preferido del fallecido y el pan de temporada.

Los xalapeños aseguraron que desde que subió el azúcar todos los productos que llevan sus altares tienen mayor costo.

"Busco los mejores precios porque es para lo que me alcance, le pongo chocolates, jamoncillos, veladoras, calaveras, adornos y flores; antes gastaba hasta 300 pesos, pero ahora yo creo que ni la mitad", afirmó Leticia Delgado.

Una de las celebraciones más importantes en México es la del "Día de Muertos", en la cual y para asombro de muchos países del mundo, celebramos la muerte y a los muertos más queridos.

La importancia va más allá de la crisis económica que azota al país ya que los pobladores xalapeños destinarán una parte de su quincena para colocar su altar y venerar a sus familiares que se fueron al otro mundo.

Lo básico que debe tener un altar mexicano son veladoras, dulces típicos y de calabaza, el alimento preferido del fallecido y pan, este último subió su precio en un 10 por ciento respecto al año anterior.

Los panaderos xalapeños aseguraron que como aumentó el azúcar, por ende el pan subió.

"Bajaron las ventas un 10 por ciento a diferencia del año anterior y el precio de cada pan de muerto subió hasta 30 centavos porque los productos y principalmente el azúcar aumentaron", informó el panadero Marcos Aman.

Pero no es el único producto de temporada que se vende más caro, sino también las ya tradicionales flores de cempasúchil y el moco de guajolote que subieron sus precios un 30 por ciento con respecto al año anterior.

Aun falta ver el precio que darán el día 31 de este mes, el primero y 2 de noviembre, días en que suben hasta un 50 por ciento más.

"Depende de cuánto suba por parte de los productores poblanos y además nosotros le subimos hasta un 15 o 30 por ciento en los días fuertes", aseguró Rosario Gómez.

Las flores de muerto son traídas de Atlixco y San Salvador Huixcolotla, en el Estado de Puebla, de las cuales se venden hasta 30 rollos por día en los días cercanos al de muertos, pero el 1º. y 2 de noviembre hasta 150 rollos, los cuales tienen un costo desde 10 hasta 30 pesos cada rollo que sirve para un altar pequeño porque contiene entre 15 y 25 flores.

Las calaveras de chocolate y azúcar subieron sus precios hasta en un 40 por ciento, así como el dulce de calabaza, camote, chilacayote y el jamoncillo.

"Como subió el azúcar todos los dulces que yo vendo pues son más caros y la gente no nos compra tanto", dijo Amairani Pineda, quien también aseguró que hasta las lluvias afectan sus ventas.

Los comerciantes que empezaron desde la semana pasada esperan que sus ventas mejoren los siguientes días.