Ciencia y Tecnología
Amaranto para mantenerse joven
Según estudiantes, el amaranto cuenta con propiedades curativas que ayudan a contrarrestar enfermedades como la osteoporosis y la diabetes, porque carece de gluten. Foto: El Sol de México
Organización Editorial Mexicana
29 de marzo de 2009

Fernando López / El Sol de México

Ciudad de México.- Para retardar el envejecimiento no es necesario el uso de cremas y lociones caras, sólo basta que los adultos mayores consuman amaranto para mejorar su calidad de vida y aumentar la longevidad, señala una investigación realizada por estudiantes de la licenciatura en promoción de la salud de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México.

Las estudiantes Abril Pinto y María del Carmen Chávez, explicaron que además el amaranto cuenta con propiedades curativas que ayudan a contrarrestar enfermedades como la osteoporosis y la diabetes, porque carece de gluten (proteína que contiene glucosa).

Asimismo, regula los niveles de colesterol en la sangre y normaliza los niveles de ácido úrico; "éste es un producto de desecho del metabolismo en el cuerpo humano, y la saturación de ácido úrico en la sangre puede dar lugar a un tipo de cálculos renales", señalaron.

Indicaron que en personas de edad avanzada los cuadros depresivos son comunes, y el consumo de alimentos como el amaranto, así como una vida social sana y activa, mejoran el estado de ánimo de los adultos mayores.

Las estudiantes consideraron que el país requiere reestructurar la dieta de la población a través del consumo de alimentos producidos en México como el amaranto, que son una alternativa ante la demanda de comida chatarra en el país.

Así como, subrayaron que el grano obtenido del amaranto, que es cultivado en Santiago Tulyehualco, Xochimilco, conocido también como huautli contiene triptófano, que es un aminoácido esencial para el organismo, que ayuda a regular los niveles de serotonina en el cerebro, por lo que reduce padecimientos como ansiedad, insomnio y el estrés.

La serotonina es un neurotransmisor que se encuentra en varias regiones del sistema nervioso central y su función está relacionada con el estado de ánimo en las personas.

Por lo cual, manifestaron que el amaranto puede considerarse un alimento ideal para las personas de la tercera edad por sus propiedades antidepresivas, evitando en éstas el estrés y mejorando su calidad de vida.

Por otra parte, afirmaron que la comúnmente llamada alegría tiene un alto contenido proteico, pues posee 16 por ciento más proteína que el maíz y el trigo, e incluso de una calidad superior a las proteínas contenidas en la carne.