Opinión / Columna
A las patadas con "El Caballo" 
Alberto Rojas 
23 de abril de 2014

  LA ABUNDANCIA VS. LA DELINCUENCIA

Los alguna vez llamados millonarios del América enfrentando a un equipo cuyo propietario hasta la hora que estoy escribiendo esto es un prófugo de la justicia, cosa que a los jugadores del Querétaro ni les va ni les viene aunque sí les afecta, pues tienen un buen tiempo sin cobrar y a muchos les sorprende justamente eso, que estén rindiendo como si tuvieran resueltos sus problemas económicos, como si ahí no pasara nada. Como si se les hubieran dado línea, o más claro, como si les hubieran dicho que se callen, que de "eso" no se habla, que se aguanten y que ya cobrarán, y la orden seguramente vendrá de muy arriba y se debe acatar sin chistar. El ex portero Ríos, ahora convertido en directivo, le pide a la prensa que se abstenga de preguntar sobre el tema, que sólo hablarán de lo deportivo, que por cierto, lo han venido haciendo muy bien desde la llegada de Nacho Ambriz y se podría pensar que esa es su estrategia, no pagarles para que jueguen bien, que salgan a la cancha con hambre, pero con hambre de comer, no de salir en la TV ni en los periódicos. No estaría mal que esa estrategia fuera adoptada por todos, porque ya vimos a las Águilas jugando a no perder en lugar de salir a arrasar con un contrincante notoriamente inferior, pero no supieron y no pudieron anotar un solo gol a los desvalidos Gallos, pero eso sí, su cheque está seguro, total, ya están instalados en la Liguilla esperando que para entonces los chicos bien pagados de Coapa hayan captado la idea futbolística del "Turco", ya aprendieron a no perder, les falta saber ganar. Desde luego que a los jugadores y cuerpo técnico de Querétaro se les debe aplaudir por su entrega, dejando en el vestidor los problemas y saliendo a la cancha a jugar y complacer. Asimismo a su afición. Y mis patadas para Adolfo Ríos, quien pidiendo que no se hable del notorio fraude cometido parece más bien cómplice del delincuente.

DIME DE QUÉ PRESUMES y te diré de qué careces. Como el estimado Tomás Boy, que presume de un equipo que no tiene pero que se empeña en que veamos lo que sólo él ve ¿Es que se puede presumir de que el Atlas logra su primer triunfo en la penúltima fecha del torneo? Al no tener otra cosa de que presumir, el señor Boy nos hace ver que a él no se le ha ido a la Liga de Ascenso ninguno de los equipos en los que ha estado ¿Y?

O CON MELÓN O CON SANDÍA o como dice el viejo refrán: "El que a dos amos sirve con alguno queda mal". Eso les está pasando a los equipos mexicanos que participan en la Copa Libertadores y se está notando en los casos del campeón León y Cruz Azul. Los esmeraldas no estarán en la Liguilla para defender su título, pues de plano apostaron su resto al torneo continental, donde todo puede pasar, y lo vimos contra el Bolívar, jugando en casa y viniendo de triunfar en el mítico Maracaná, el equipo de Azcargorta los sorprendió con un resultado inesperado. Y por su parte, el equipo del señor Tena, que jugando la Concachampions y punteando en la liga, fue al Morelos con un equipo alterno y se trajo cinco goles de Morelia. Y la afición local es la que paga, porque si solo se tuviera el compromiso de un torneo, los cementeros se presentan con su equipo titular y hubiera sido otro el resultado y otra la calidad de juego, pero ya se sabe que los hubieras no existen y lo cierto es que tanto León como Cruz Azul corren el riesgo de quedarse como el perro de las dos tortas. Veremos y diremos.

ANOTÓ Y SE ALOCÓ el chamaco de Pumas Daniel Ramírez, luego de haber anotado el gol solitario que le dio el triunfo a su equipo el domingo pasado en CU contra las Chivas. Antes de este gol al chamaco no lo pelaba nadie de la prensa, pero el domingo con su anotación lo rodearon cámaras y micrófonos y se le soltó la lengua. Sin medir consecuencias, eufórico por su logro se embarcó con alguna pregunta de los reporteros y esa fue la causa por la que ahora está en el ojo del huracán disculpándose por haber dicho lo que dijo y que no debió decir, aunque haya sido cierto lo que dijo. Pobre chamaco, no sabe en la que se metió, y que conste que lo que dijo se sabe que se dice desde hace muchos años. El caso es que una vez más en el futbol mexicano se destapa una cloaca, una más, y apesta muy feo. Patadas para los malos olores futboleros.

La sabiduría llega cuando ya no sirve para nada, lo dijo el malabarista del lenguaje, Gabriel García Márquez. QEPD. Mi correo: albertorojaselcaballo@hotmail.com o @caballo rojas.
 
Columnas anteriores
Cartones
Columnas