Metrópoli
Aprueba Asamblea Ley de Establecimientos Mercantiles
Los diputados Humberto Morgan y Martín Olavarrieta, durante el debate sobre la nueva ley que restringirá la venta de alcohol en "antros". Foto: Raúl Castillo / El Sol de México
El Sol de México
5 de diciembre de 2008

Abigail Cruz

Ciudad de México.- Por unanimidad, el pleno de la Asamblea Legislativa aprobó la nueva Ley de Establecimientos Mercantiles que entrará en vigor en 30 días, por lo que con la nueva normatividad, los bares, cantinas, discotecas y salones de baile de la ciudad, cerrarán sus puertas una hora antes de lo que actualmente lo hacen, es decir, en lugar de hacerlo a las 4:00 de la mañana como lo vienen haciendo, lo tendrán que hacer a las 3:00. Mientras que el consumo de alcohol se permitirá hasta las 2:30.

La Ley también prohíbe las barras libres; hoteles, moteles y antros deberán tener condones disponibles y los establecimientos mercantiles serán certificados por unidades privadas de verificación y supervisados por comités ciudadanos.

Celina Saavedra Ortega, presidenta de la Comisión de Fomento Económico de ese órgano, explicó que las unidades de verificadoras serán unidades particulares certificadas por la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México y que darán contra con equipo técnico, académico y especializado para que a su vez certifiquen los establecimientos que voluntariamente lo decidan como un seguro contra corrupción de verificadores.

Otro punto a resaltar de la nueva Ley, explicó el diputado Isaías Villa, será la simplificación de trámites para aperturas de comercios, donde se reduce el horario de centros nocturnos y se eliminan las licencias A y B, por lo que se crean dos clasificaciones: licencias ordinarias y especiales.

Las licencias de funcionamiento ordinaria se otorgará únicamente a salones de fiestas, restaurantes, establecimientos de hospedaje y salas de cine con venta o no de bebidas alcohólicas, teatros y auditorios.

Para licencias especiales estarán dirigidas a todos los sitios en los que se venda en envase abierto, o se consuman bebidas alcohólicas en su interior, alimentos preparados, haya música viva, grabada, video o preste un servicio de televisión, eventos culturales, entre otros, en las que queda prohibida la entrada a menores de edad, excepto donde se celebren tardeadas en las que no se podrán vender ni distribuir bebidas alcohólicas, ni productos derivados del tabaco o cualquier otra sustancia de naturaleza y establece los de venta de alcohol en envases cerrados.

El diputado perredista Antonio Lima, propuso que los Establecimientos Mercantiles no deberán obligar a sus clientes a proporcionar "propina", además de que queda anulado exigir pagos por concepto de "cubierto".

Sin embargo, el tema que generó la mayor polémica fue el relativo a incorporar un artículo para "proteger y fortalecer" a los mercados públicos y evitar que se construyan supermercados de las grandes tiendas comerciales a un radio no menor a 2.5 kilómetros a la redonda de éstos.

Debate en el que se centró la discusión, sin embargo, pese a las acusaciones de "no respetar acuerdos", como acusó el diputado Carlos Martín Olavarrieta al presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Víctor Hugo Círigo Vázquez e Isaías Villa, de pactar en lo oscurito, el dictamen quedo firme.