México
Alista GDF programa para reordenar a los ambulantes: Héctor Serrano Cortés
Héctor Serrano Cortés, en entrevista con ABC Radio. Foto: Mónica Vega / El Sol de México
En la MIra
Organización Editorial Mexicana
2 de diciembre de 2008

Patricia Torres / El Sol de México

Ciudad de México.- A partir de enero próximo, el Gobierno del Distrito Federal iniciará el reordenamiento en 450 espacios públicos de la ciudad (entradas del Metro, hospitales, mercados, plazas públicas) y en febrero iniciará la reubicación de los comerciantes ambulantes de la Alameda Central e Izazaga, en el perímetro B del Centro Histórico.

Así lo dio a conocer el subsecretario de Programas Delegacionales y Reordenamiento de la Vía Pública del Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés, al ser entrevistado por Eduardo Andrade en el programa En la Mira que se trasmite por ABC Radio y en la que participaron los comentaristas Mauricio Hernández y Armando Díaz.

Explicó que con el programa de reordenamiento de espacios públicos se pretende que la actividad comercial que se desarrolla en muchos de los puntos de mayor afluencia de la ciudadanía (entradas del Metro, hospitales, mercados, plazas públicas), sea con los mecanismos de seguridad que requieren los ciudadanos.

Además, señaló que esta actividad tenga equipamiento que no sólo no agreda visualmente a la población, sino que atienda algunas medidas en materia de salud.

Indicó que hay cursos por parte de la Secretaría de Salud local, en donde incluso se certifica que quien ha decidido dedicarse al proceso y manejo de alimentos para su venta, al momento de su elaboración no solamente economice, sino que los productos tengan las mejores condiciones en materia de higiene y que la población los consuma con tranquilidad, sabedor de que no va a enfermar.

Y aunque señaló que muchos de los vendedores en la vía pública tienen los permisos respectivos que les da la autoridad delegacional, insistió que tendrán que someterse a este reordenamiento.

Por otra parte, también dio a conocer que en el mes de febrero se iniciará el programa de reubicación de comerciantes informales de la Alameda Central e Izazaga.

Recordó que en octubre del año pasado se inició el programa de reubicación del comercio informal y, mediante el diálogo y la concertación, se logró la salida de las calles del perímetro A del Centro Histórico de entre 20 y 25 mil ambulantes.

Con ello se liberaron 180 calles y esto ha permitido que se incremente la cantidad de visitantes en cerca del 40 por ciento, con relación al año pasado.

Mencionó que la afluencia al Centro Histórico en 2006 cuando todavía permanecían los comerciantes informales era de un millón de personas y actualmente salen y entran al primer cuadro de la ciudad 2 millones 800 mil visitantes, por lo que calificó de un éxito este programa.

En cuanto a los llamados "toreros" -el Gobierno de la Ciudad implementó a partir de ayer un operativo para evitar que comercialicen en la vía pública, en el perímetro A-, dijo que se va a seguir atacando esa presencia "y no nos detendremos".

Señaló que diariamente habrá 800 elementos vigilando las calles durante esta temporada, ya que en 2007 el jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, determinó el retiro de los ambulantes y prohibió que se lleve a cabo en la vía pública dicha actividad en los perímetros A y B del Centro Histórico.

Dijo que quien realice esta actividad y sea detenido se le remitirá al juez cívico y se le cobrará una multa la primera vez, y si es reincidente será acreedor a 36 horas de prisión.

AUMENTARÁ EL AMBULANTAJE POR LA CRISIS ECONÓMICA

La crisis financiera mundial que está afectando a nuestro país y al Distrito Federal y ante la necesidad económica que enfrentan las familias, provocará que se incremente la presencia de comerciantes en la vía pública, reconoció el subsecretario de Programas Delegacionales y Reordenamiento de la Vía Pública del Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés.

Sin embargo, señaló que el Gobierno del Distrito Federal para enfrentar la crisis económica en la capital del país y que se resentirá en mayor medida el próximo año, tiene una serie de programas sociales que ha direccionado hacia los sectores más vulnerables de la población.

"Es un problema global que a nosotros nos toca parte, por ello estamos ahora en la elaboración de un plan que tiene que ver con el ordenamiento en las zonas".

Mencionó que las personas que se dedican al comercio en la vía pública son un sector de la población que por el hecho de estar en la vía pública desarrollando una actividad comercial no pierden su condición de ciudadanos, además, responde a dos mecanismos fundamentales: llevar el recurso a sus familias que les permite el sustento de las mismas, y por otro lado atender a las necesidades de un consumo popular.

Recordó que estos vendedores ofrecían en el Centro Histórico artículos infinitamente más bajos que en el comercio establecido, que incluso eran productos robados, y por consiguiente se convertía en una actividad ilícita.