Policía
Drogas de mayor consumo
El Sol de San Juan del Río
24 de noviembre de 2008

Redacción

San Juan del Río, Qro. Este grupo de drogas no pueden consumirse ni adquirirse libremente, como es el opio y derivados morfina y heroína, psicofármacos, barbitúricos, tranquilizantes, estimulantes, anfetaminas, coca (crack y cocaína) alucinógenos, etc. Entre las drogas más comunes de este grupo se encuentran la marihuana, la cocaína, el LSD, los inhalantes y el éxtasis.

La marihuana es una combinación de hojas y flores de la planta cáñamo. Esta planta contiene un elemento químico que altera la función mental. Esta droga afecta el desempeño en la escuela, los deportes y en las relaciones interpersonales. La marihuana se consume generalmente fumada, ya que se enrolla en forma de cigarrillos. La marihuana causa adicción, desarrolla tolerancia y crea dependencia física y psicológica.

La cocaína es otra de las drogas más abusadas en la actualidad. Se extrae de las hojas de la planta de coca y es estimulante del sistema nervioso central. Se consume principalmente inhalándola, aunque también puede ser inyectada o fumada. La inhalación consiste en aspirar el polvo de cocaína a través de las ventanillas de la nariz, donde pasa a la corriente sanguínea por medio de los tejidos nasales. Produce dependencia psicológica y tolerancia.

El LSD es una droga que deriva del ácido lisérgico, el cual se halla en el hongo Ergot que crece en el centeno y en otros granos. Es una droga alucinógena (hace percibir de manera distorsionada la realidad). Es un polvo blanco y cristalino, sin sabor. Se presenta en forma de tabletas coloreadas, líquido claro o cubos de gelatina. Se ingiere oralmente, se toman las tabletas o se come la gelatina, aunque también se puede inyectar. Provoca adicción y crea tolerancia.

Los inhalantes son sustancias de uso común en el hogar que son utilizadas para inhalar sus olores o vapores. Dentro de este grupo se encuentran los pegamentos, los solventes (gasolina o removedores de pintura), los limpiadores y los aerosoles. Se consumen inhalando los vapores que ellos emanan. En dosis bajas causan efectos de euforia y alegría. En dosis altas el consumidor puede perder el control de sus actos.

El éxtasis o MDMA (metilenedioximetilanfetamina) es una nueva droga que apareció en el mercado ilícito americano, de una manera generalizada en cuanto a su consumo, en el año 1985, si bien fue patentada por primera vez en Alemania en 1914 por E. Merk & Cia, como supresor del apetito, pero nunca fue comercializada. Es conocida también con los nombres de Adán, hamburguesas, galletas de disco, palomas del amor, M25, XCT, o simplemente X, como últimamente se le viene denominando.

Por su naturaleza química, cabe suponerle una actividad estimulante y alucinógena, con efectos similares a la mezcalina. Crea una fuerte dependencia emocional o psíquica, llegándose a afirmar en fuentes médicas que si se consume intensamente produce síndrome de abstinencia, que se traduce en fatiga, depresión y trastornos del sueño. En pequeñas dosis el éxtasis produce una mayor actividad motora, un aumento de la persepción sensorial y un efecto analgésico, o de euforia o de terror, alucinaciones, nauseas, vómitos. Dosis más grandes producen rigidez muscular, temblores, y convulsiones e incluso la muerte.

Su presentación por lo general es en forma de pastillas o cápsulas de diferentes colores. Hace efecto unas dos horas después de haberla consumido. Lo normal es consumirla por vía oral, y sus adeptos no suelen mezclarla con alcohol, ya que este mitiga los efectos de la droga, a la vez que pasadas unas horas suele deprimir ocasionando en el consumidor efectos contrarios a los que buscaba.