Opinión
Gerardo Arturo Padilla Navarro
Aspectos Prácticos del IDE y del IETU

El Sol de Irapuato
3 de octubre de 2008

CP Gerardo A. Padilla



En el aspecto fiscal -como seguramente en otras áreas también--, una cosa es la ley en el papel, y otra muy distinta en la aplicación práctica, ya que surgen algunas situaciones que no se previeron cuando se redactó el documento.

La aplicación del IDE (impuesto a los depósitos en efectivo) y el IETU (impuesto empresarial a tasa única), no podían ser la excepción, y en efecto, una vez que estos impuestos entraron en vigor se han presentado casos en los que quizás los legisladores no pensaron, por lo que en las siguientes líneas comentaremos algunos de éstos.



IDE.-

Fecha retención.-

De acuerdo a ley, los bancos realizarían la retención correspondiente el día último del mes, pero resulta que en el mes de julio no la realizaron ese día, sino hasta el 1° de agosto, situación que se repitió en el mes de agosto, al hacerla en septiembre.

Lo anterior pareciera que no tuviera mayores consecuencias, pero atendiendo a la ley, la retención realizada en agosto, el contribuyente la podría utilizar en su beneficio hasta el siguiente mes, es decir, hasta el diecisiete de septiembre, lo que le provocaría un daño a su flujo de efectivo, ya que en lugar de aprovechar el impuesto retenido el 17 de agosto, se tendría que esperar un mes adicional.

De inmediato el SAT detectó este problema y el 12 de agosto publicó un documento mediante el cual se autoriza a los contribuyentes a aprovechar (acreditar, compensar o pedir devolución) el IDE retenido en el mes correspondiente aunque el banco no haya realizado la retención en dicho mes, bastará con que la constancia correspondiente señale que pertenece a dicho período y no sea posterior a los diez días siguientes, aunque se aclara que esto sólo será para los meses de agosto y septiembre.



Secuencia para recuperar el IDE

Otra situación que vale la pena comentar es el orden en que se puede recuperar la retención de este impuesto, ya que existe cierta confusión al respecto.

La ley señala claramente, tanto en forma anual como mensual, la mecánica y el orden para la recuperación:

a) acreditar contra el ISR propio o retenido a terceros

b) compensar contra otros impuestos federales

c) solicitar devolución

Se aclara que lo anterior es secuencial, es decir, primero se debe acreditar contra el ISR propio o retenido a terceros, si llega a sobrar una cantidad, entonces se deberá proceder a la compensacion, y si aún así sobra IDE por recuperar, entonces y sólo entonces, se deberá solicitar la devolución, es decir, que no es optativo el seleccionar cualquiera de los tres caminos señalados, sino que se deben aplicar en ese estricto orden.

Lo anterior quiere decir que por ejemplo, no es correcto el hecho de "guardar" en papeles de trabajo el importe del IDE que no se pudo acreditar contra ISR en un mes para aprovecharlo al mes siguiente, sino que se debe de compensar el saldo que quedó pendiente contra otros impuestos federales o pedir devolución, lo que obviamente provoca complicación para el contribuyente, ya que sería mucho más fácil acreditar contra cualquier impuesto federal hasta agotar la retención.



IETU



ISR a considerar.-

La ley del IETU señala que del importe a pagar de este impuesto, se puede disminuir el ISR efectivamente pagado, pero también define con claridad qué es lo que se considera "efectivamente pagado", con lo cual vino a causar un perjuicio para los contribuyentes.

Afirmamos lo anterior por el hecho de que al analizar esa definición, resulta que sólo podemos considerar ISR efectivamente pagado el que se pague directamente con dinero o con retención del IDE (impuesto a los depósitos en efectivo), no así el importe del subsidio para el empleo pagado a los empleados que haya sido utilizado para pagar ISR.

Es decir, que el subsidio para el empleo sí se puede utilizar para pagar el ISR del contribuyente, pero para efectos del pago del IETU no se considerará ISR "efectivamente pagado", y por lo tanto, ese importe no podrá ser disminuido del pago de este impuesto.

Lo anterior consideramos que es en perjuicio del contribuyente, ya que el dinero que se pagó como subsidio para el empleo fue "efectivamente pagado" a sus empleados, por lo que no encontramos razón válida para el hecho de que para un impuesto si se reconozca (ISR) y para otro no (IETU)

Dudas y comentarios.

gerpadi@prodigy.net.mx

Columnas anteriores
Columnas

Cartones