Chihuahua
Culpa a exmarido de quemar su casa
Luego de una serie de agresiones y amenazas, ayer fue quemada la casa de Alma Villazón, quien señala que Juan Iván Peña Néder es el autor intelectual del siniestro. Foto: El Heraldo de Chihuahua
Caso Néder-Villazón
El Heraldo de Chihuahua
11 de septiembre de 2008

Angélica Delgado

Chihuahua, Chihuahua.- La casa de los padres de Alma Villazón, quien libró una batalla para que su exesposo le devolviera a su hijo, fue incendiada ayer por la madrugada, en lo que ella consideró como el cumplimiento a amenazas recibidas por parte de Juan Iván Peña Néder. Fue ayer a las dos de la mañana cuando el vidrio de la puerta fue quebrado y una cubeta con líquido, al parecer gasolina, fue arrojada al interior del domicilio, que de inmediato comenzó a incendiarse, mientras adentro estaban los padres de Alma, de 82 y 76 años.

Por fortuna, don Servando Villazón, padre de Alma, se encontraba despierto, por lo que pudo rescatar a doña Alma Bustillos, su esposa, para ponerse a salvo, pese al denso humo que de inmediato llenó la vivienda. En la casa contigua se encontraba Alma con su hijo, quienes al percatarse del hecho llamaron a los cuerpos de emergencia, para que ayudaran a sofocar el incendio que dejó daños graves en la mitad de ésta.

Alma está segura que ésta es otra amenaza más cumplida por Peña Néder, luego de que éste sustrajera al menor y ella iniciara un proceso legal en su contra. Recuerda que en febrero de 2007 le robaron su auto, el pasado 20 de agosto dañaron la camioneta de sus padres y recibe insistentes llamadas amenazándola con golpearla, abusar de ella sexualmente o hasta asesinarla.

Autoridades periciales acudieron a la vivienda para investigar la causa del incendio y la forma en que fue provocado, así como los daños totales que ésta sufrió, a fin de que no representen riesgos mayores para los señores Villazón. Alma Villazón levantó una demanda contra quien resulte responsable, pero está segura que el autor, al menos intelectual, de este atentado es Juan Iván Peña Néder, por considerar que está resentido y enojado porque ella pudo recuperar a su hijo, el pasado mes de agosto, luego de dos años de lucha legal.

Asimismo, pidió la ayuda y protección de las autoridades para evitar ser víctima de estos ataques, que -afirma- se le debió haber dado desde el principio. "He aquí las consecuencias de que se le haya dado la libertad provisional. Se habla de las garantías de los imputados, pero a las víctimas ¿quién nos protege?", cuestiona y pide a las autoridades su colaboración para evitar se siga atentando contra su vida.