Seguridad
Balean y asesinan a gerente de Jafra
En la planta alta de la distribuidora de productos "Jafra", fue asesinado a balazos Fernando Galindo López Arévalo. Foto: Saúl Cruz / Diario del Sur

Además le roban su vehículo
Diario del Sur
31 de agosto de 2008

Rosario González Chay / Saúl Cruz López

Tapachula Chiapas.- Con un balazo en la cabeza y otro en la región pectoral lado izquierdo, fue asesinado el gerente de la empresa distribuidora de cosméticos "Jafra", Fernando Gabino López Arévalo, de 36 años de edad, originario de Pijijiapan, quien estaba casado con Paola Velásquez, quien encontró el cadáver en la oficina.

Según fuentes extraoficiales, se logró saber que el ensangrentado cuerpo fue encontrado en horas de la madrugada de ayer, en la planta alta de su domicilio, ubicado en la 6ª Calle Poniente número 38 -entre 10ª y 12ª Avenida Sur-, donde la víctima se desempeñaba como gerente de la empresa denominada "FLEREP, S. A. de C. V.", distribuidora de productos "Jafra".

En las primeras horas del pasado sábado, fue solicitado el apoyo de los patrulleros de Seguridad Pública Municipal, pues reportaron el hallazgo del cadáver de una persona, que presentaba dos impactos de bala -al parecer del calibre .22- uno con entrada en la región pectoral izquierda y otra en la cabeza.

Se mencionó que el cadáver fue encontrado por la esposa de la víctima, Paola de León de López, hoy viuda de López, ya que ella había hecho varias llamadas telefónicas a las oficinas de su esposo y al ver que ya era aproximadamente la media noche y no le contestaba, decidió ir a ver qué pasaba, encontrando el cuerpo sin vida tirado sobre el piso, y por ello solicitó el auxilio a las autoridades.

Asimismo, se dio a conocer que él o los asesinos se dieron a la fuga a bordo del vehículo marca Nissan, tipo pick up, doble cabina, color blanco, al parecer propiedad del victimado, que se encontraba estacionado frente a donde ocurrieron los hechos, además de que también se desapareció una computadora Laptop y dinero en efectivo.

El cadáver fue identificado por el padre de la víctima, Límbano Gabino López Armento, quien mencionó ante las autoridades que el cadáver correspondía al de su hijo, Fernando Gabino López Arévalo, quien contaba con 33 años de edad, a la vez que solicitó a las autoridades la entrega del cuerpo para darle cristiana sepultura.