Chihuahua
Se reúne Alma Villazón con su hijo
Tras dos años de espera se reunió ayer en la madrugada con su hijo Juan Iván Peña Villazón. Foto: El Heraldo de Chihuahua
Luego de 2 años
El Heraldo de Chihuahua
10 de agosto de 2008

El Heraldo de Chihuahua

Chihuahua, Chihuahua.- La mirada lo decía todo, Alma Villazón no podía despegarla de la puerta que divide la tercera sala de los juzgados para ver si por fin su hijo, Juan Iván Peña Villazón aparecía para reencontrarse después de dos años de larga ausencia, tiempo en el que extrañó todo de él, a quien cariñosamente llama John John.

Sin embargo, otra espera tuvo que ser librada, la audiencia se prolongó más de lo que ella esperaba... La emoción, los nervios, la angustia de saber si su hijo había sido traído ya desde el Distrito Federal, no la dejaba tranquila.

Por fin, sus amigos le dijeron que John John ya había llegado, sí estaba ahí para reencontrarse con ella y con toda una familia que había esperado incontables horas para ver de nuevo a su compañero de risas y juegos.

El reencuentro fue mágico, según señala Alma. Está consciente que su hijo se encontraba desorientado, pero poco a poco fue cambiando su actitud. Preguntó por sus primos, sus tíos, de quienes tenía recuerdos de gratas tardes en familia.

Las primeras palabras de Alma al salir de los juzgados fueron de agradecimiento a Dios, quien le permitió estar con su niño nuevamente, así como con la justicia del Estado de Chihuahua, que desde su punto de vista se manifiesta con rapidez y eficacia.

"Como madre y como mujer, este derecho que me están otorgando de recuperar a mi hijo me hace sentir sumamente emocionada; aún no puedo creerlo pero gracias a El Señor es una realidad ya", agregó.

Comentó que el reconocimiento que tuvo el menor para con la familia fue bueno, ya que él comenzó a recordar los lazos familiares, el cariño que él siempre ha tenido.

Habló de la fuerza que tuvo que encontrar para ser fuerte y no afectar emocionalmente a su hijo, razón por la que a pesar de las grandes emociones, ella no lloró, situación difícil para una madre que pasa por un proceso tan fuerte como éste.

La familia se reunió esa noche en casa de Mirna Villazón, tía del menor. Ahí, una carne asada enmarcó la felicidad por ver de nuevo a John John, a la que se agregó la convivencia con sus primos, con quienes comenzó a jugar.

Sus abuelos, Alma y Servando; sus tíos, Daniel, Mirna y Servando, así como sus primos, pasaron por fin una noche contentos, tranquilos, después de la presión por la situación legal por la que atravesaron unidos.

Ayer, la reunión continuó, la casa de su tía ha sido el sitio donde comienzan a reencontrarse y a platicar lo que Juan Iván espera hacer en un futuro no muy lejano.

Alma asegura lo inscribirá de inmediato en la escuela; está por cursar el sexto año, por lo que ya consulta con él qué escuela le gustaría para que se sienta más a gusto. Sabe que tiene que trabajar más con él, ya que de un promedio de nueve que mantenía el menor, sabe que ahora ha bajado notoriamente.

Alma quiere hacer hincapié en que su niño se encuentra lastimado, "siento que lo envenenaron de manera emocional, obviamente no se pensó en él", comenta, y agrega que eso le acarreó al menor tensión nerviosa.

Finalmente, quiso agregar que se ha estado difamando su imagen, al hacer, la defensa de Peña Néder, acusaciones que catalogó como graves y que no puede probar, debido a que no tiene forma de realizar su trabajo de forma ética y profesional.

"Con este tipo de declaraciones puede enfrentar situaciones de carácter penal; no pienso quedarme callada ante ello, no me he quedado con los brazos cruzados y no lo voy a hacer", comentó, y criticó que éstas hayan sido vertidas a los medios y no en un juzgado civil.

Finalmente, agradeció a las autoridades el apoyo, profesionalismo e imparcialidad para hacer justicia "a una madre chihuahuense que clamaba la ayuda para que le devolvieran a su hijo", así como a las personas que le mostraron su solidaridad.