Ciencia y Tecnología
¿Por qué da cáncer de mama?
El cáncer de mama no puede prevenirse, pero es curable si se detecta a tiempo. Foto: Archivo / El Sol de México
Organización Editorial Mexicana
25 de julio de 2008

Susana Sánchez

Ciudad de México.- En Estados Unidos mueren 40 mil mujeres cada año por este cáncer. Si se detecta antes de que se haya extendido a los ganglios o a otras partes del cuerpo, la posibilidad de curarlo es del 90 por ciento, entendiendo curación como estar viva y sin tumor a cinco años del tratamiento. En México ocupa el segundo lugar de muerte por cáncer en mujeres.

La causa del cáncer de mama no se conoce, pero sí se saben algunos factores de riesgo.

Se considera factor de riesgo a aquella situación que aumenta las probabilidades de padecer la enfermedad.

FACTORES DE RIESGO

-Sexo: El cáncer de mama se da principalmente en la mujer y aunque también puede afectar a los hombres, la probabilidad es mucho menor.

-Edad: A mayor edad, mayor aumento de riesgo de padecer algún tipo de cáncer. El porcentaje de desarrollo de tumores de mama aumenta a partir de los 35 años. Cerca del 18 por ciento de los casos se diagnostican en las mujeres de 40 a 49 años de edad, mientras que alrededor del 77 por ciento son mayores de 50 años en el momento del diagnóstico. Aunque se han presentado casos en mujeres entre 20 y 30 años.

-Genes: Existen dos genes identificados que cuando se produce algún cambio en ellos (mutación), se relacionan con mayor probabilidad de desarrollar cáncer de mama. Estos genes se denominan BRCA1 y BRCA2. Según algunos estudios, entre el 50 y 60 por ciento de mujeres que han heredado esos genes mutados pueden desarrollar este tipo de cáncer.

-Antecedentes familiares: Cuando un pariente de primer grado (madre, hermana, hija) ha tenido cáncer de mama, se duplica el riesgo de padecerlo. Si se trata de un pariente más lejano (abuela, tía, prima), el riesgo aumenta ligeramente.

-Antecedentes personales: Una enfermedad mamaria benigna previa parece aumentar el riesgo en aquellas mujeres que tienen un gran número de conductos mamarios. Aún así este riesgo es moderado.

-Raza: Las mujeres blancas son más propensas a padecer esta enfermedad que las de raza negra, aunque la mortalidad en estas últimas es mayor, probablemente porque a ellas se les detecta en etapas más avanzadas. Las que tienen menor riesgo de padecerlo son las mujeres asiáticas e hispanas.

-Periodos menstruales y menopausia: Cuanto antes se presenta la menstruación (11 o 12 años) mayor es el riesgo, de dos a cuatro veces de padecer esta enfermedad si se compara con aquellas que comenzaron más tarde (en o después de los 14 años). Lo mismo ocurre con la menopausia: las mujeres con una menopausia tardía (después de los 55 años) aumenta el riesgo. El embarazo después de los 30 años es de igual manera un factor de riesgo. Estos factores, aunque muy frecuentes, suelen tener poca incidencia sobre el riesgo de padecer cáncer.

-Parto: Las mujeres que nunca han tenido hijos o que los tuvieron sólo después de los 30 años tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Quedar en embarazo más de una vez o a temprana edad reduce el riesgo de padecer este tipo de cáncer.

-Mujeres que no han tenido hijos: El riesgo es ligeramente mayor en mujeres que no han tenido hijos o aquellas que tuvieron su primer hijo después de los 30.

-Radiación: Si una persona recibió radioterapia cuando era niño o adulto joven para tratarle un cáncer del área del tórax, tiene un riesgo significativamente mayor de desarrollar cáncer de mama. Entre más joven se haya iniciado la radiación, mayor es el riesgo, especialmente si la radioterapia se administró cuando a la mujer se le estaban desarrollando las mamas.

-Los implantes mamarios: El uso de antitranspirantes y el uso de sostenes con varillas no aumenta el riesgo de cáncer de mama. Igualmente, no existe evidencia de un vínculo directo entre el cáncer de mama y el aborto inducido o los pesticidas.

FACTORES RELACIONADOS CON EL ESTILO DE VIDA

* Uso prolongado de anticonceptivos: Los últimos estudios han demostrado que el uso prolongado de anticonceptivos no está relacionado con este tipo de cáncer.

* Terapia hormonal sustitutiva: Esta terapia que se utiliza para aliviar los síntomas de la menopausia, parece aumentar a largo plazo (más de 10 años) el riesgo de sufrir cáncer de mama, aunque los estudios al respecto no son del todo concluyentes.

* Alcohol: La ingestión de bebidas alcohólicas está asociada a un ligero aumento en la posibilidad de padecer esta enfermedad.

* Obesidad y dietas con alto contenido de grasas: La obesidad (exceso de peso) aumenta el riesgo, especialmente en las mujeres que han pasado por la menopausia. El exceso de tejido adiposo aumenta los niveles de estrógeno e incrementa la probabilidad de padecer cáncer de mama.

Hay que tener en cuenta que aquellas mujeres que tengan mayores probabilidades de padecer cáncer de mama (por tener más factores de riesgo), pueden tomar medidas preventivas que reduzcan esa probabilidad como revisiones periódicas o cambios en su estilo de vida.

El cáncer de mama no puede prevenirse, pero es curable si se detecta a tiempo, por lo que se debe realizar una mastografía, que sirve para detectar el crecimiento anormal de alguna tumoración dentro de los senos.

Realizarse por primera vez una mastografía entre los 35 y 39 años para tener una referencia de cuál es el estado de las glándulas mamarias.

Hacerse una mamografía cada dos años entre los 40 y 50 años.

Realizarse una mastografía todos los años después de los 50 años.

Practicarse un chequeo médico que incluya una mastografía es la mejor manera de saber cómo se encuentra la salud en general. En Mujer Saludable, única clínica especializada y preocupada por la salud de las mujeres, se ofrecen 13 estudios relacionados con las principales padecimientos que puede sufrir en algún momento la población femenina. Información en los teléfonos 52601989 y 52601854.

susari7@yahoo.com