Tuxtla Gutiérrez
Maíz, cultivo más importante en Chiapas
Chiapas ha bajado su producción que solo tiene garantizado el autoconsumo del grano básico
El 80 por ciento de los productores cosecha para autoconsumo
El Heraldo de Chiapas
15 de junio de 2008

Isaí López



El maíz es el cultivo más importante de Chiapas por varias razones: se producen alrededor de un millón 200 mil toneladas, con 841 mil hectáreas de cultivo; es el que presenta un mayor número de productores, 350 mil, en su mayoría ejidales; el 80 por ciento cosecha solamente para el autoconsumo con unas 565 mil hectáreas.

El estado de Chiapas ocupa el quinto lugar como productor de maíz a nivel nacional, sin embargo, ocupa el 20 en rendimiento por unidad de superficie, su participación anual estimada del estado en el mercado nacional de maíz es del seis por ciento.

La entidad participa con apenas el 1.1 del parque de maquinaria agrícola nacional, siendo uno de los estados que menor índice registra, es decir, 317 hectáreas por tractor, derivado de la insuficiencia y la topografía de las áreas agrícolas.

De acuerdo con especialistas, los altibajos en los rendimientos registrados anualmente obedecen principalmente a las variaciones agroclimáticas que se han presentado, el 98 por ciento de la superficie cultivada de maíz es de temporal, mientras que los distritos de riego están, lamentablemente, subutilizados.

Aunque las cifras del volumen de producción no coinciden entre las principales dependencias del sector agropecuario, para la Secretaría del Campo en Chiapas se cosechan un millón 400 mil toneladas, mientras que para la delegación estatal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) asciende a un millón 200 mil toneladas, en tanto que organizaciones campesinas se quejan de la insuficiencia de financiamiento.

El año pasado el programa de Apoyo a Productores de Maíz y de Frijol otorgó recursos por 180 millones 350 mil 553 pesos, mientras que Financiera Rural y los Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), en el Banco de México, financiaron 66 millones 146 mil pesos, que para muchas organizaciones resulta aún limitado.

Sólo el programa de Apoyo a Productores de Maíz y de Frijol en el 2007, de acuerdo con la Sagarpa, arrojó un incremento de 4.96 toneladas por hectárea, reporta una reducción de costo de cultivo del 14 por ciento que significa mil 57 pesos por hectárea, por uso de maquinaria propia.

A la vez, se registró en ese año una reducción de costos financieros, al pasar del ocho por ciento mensual con financiamiento informal a 1.3-1.5 por ciento con las fuentes de financiamiento formal, creó 521 empleos directos generados por la operación y administración de la maquinaria y se formaron un millón 456 mil jornales en el establecimiento de 52 mil hectáreas de maíz.

El titular de la Secretaría del Campo (SC), Ernesto Gutiérrez Villanueva, descarta que la crisis alimentaria vaya a impactar de forma negativa en Chiapas, sostiene que está garantizada la producción de maíz y otros productos, en su mayoría son para el autoconsumo; "la crisis alimentaria puede ser dolorosa para el resto de los mexicanos".

Agregó que en Chiapas no puede ser así porque la mayor producción de granos básicos se realiza para el autoconsumo, "en este año vamos a apoyar como nunca antes el campo mexicano", pues estimó que en Chiapas hay suficiente reserva de granos que, por ejemplo, este año la producción será de un millón 400 toneladas, cuando en el 2007 la producción fue de 970 mil toneladas.

El funcionario estatal dio a conocer que se impulsa nuevos sistemas de producción hacia una agricultura por contrato, a los campesinos se les presta para sembrar, se les subsidia para comprar maquinaria, se les asegura su cosecha ante cualquier siniestro, se les garantiza el precio del producto y se les garantiza el comprador.

Sustentó que el año pasado el gobierno del estado financió 50 mil hectáreas de cultivos de maíz y que este año el gobierno estatal va por más de 100 mil hectáreas, además se van a financiar 25 mil hectáreas de sorgo, hasta ahora se tienen avances de más de 12 mil hectáreas.

Mencionó que también se tiene como meta financiar hasta 10 mil hectáreas de soya, pues estamos listos para apoyar y financiar a todos los productores de granos básicos de Chiapas.

Gutiérrez Villanueva puntualizó que el alza en el maíz puede afectar a estados del Norte del país que no tienen alta producción y si mucho consumo, pero en Chiapas esto no va a causar daño porque del 70 por ciento de su población que vive del campo siembran granos básicos para el autoconsumo.

Por su parte, el delegado Sagarpa, José Ángel del Valle Molina, informó que para este año, los productores de maíz recibirán, de la diversidad de programas federales, al menos unos 560 millones de pesos para potenciar la capacidad de los productores, pues reconoció que la mayoría produce para el autoconsumo.

El presidente de la Federación Estatal de Propietarios Rurales (FEPR), Fidel Enrique Culebro Trejo, no está de acuerdo con el reporte de las instituciones agropecuarias sobre el volumen de la producción, a su juicio, es menor a un millón de toneladas, como inferior a las 841 mil hectáreas las que se cultivan.

Sostiene que a partir de la insurgencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), a partir del primero de enero de 1994, la producción de granos ha venido en ascenso, principalmente del maíz, a tal grado que la pequeña propiedad contabiliza al menos unas 500 mil hectáreas que se dedicaban a la agricultura abandonadas y ociosas en diversos municipios.

Indicó que los costos de producción se han aumentado, cada vez es más caro para el productor social, de ahí que a su juicio, los rendimientos por hectárea en algunas zonas del estado vayan desde los 300 kilogramos hasta las tres toneladas, "no más, que no nos engañen".

De acuerdo con el Registro Agrario Nacional (RAN), la propiedad privada descendió a 30 mil 237 predios con una superficie de dos millones 44 mil 14 hectáreas, mientras que los núcleos agrarios suman dos mil 855 con tres millones 717 mil 266 hectáreas, comunidades son 89 con 832 mil 873 hectáreas, 27 colonias agrícolas cuentan con 83 mil 387 hectáreas, mientras que los terrenos nacionales son dos mil 250 con 387 mil 656 hectáreas.



DISTRITOS DE RIEGO



Los distritos de Suchiate en la Frontera con Guatemala y Río Blanco en la Depresión Central, son los de mayor aprovechamiento de superficie regable con 83 y 98 respectivamente, mientras que Cuxtepeques en la Frailesca y San Gregorio en la Fronteriza únicamente se utilizan en un 51 y 58 por ciento respectivamente de su superficie.

La falta de terminación de las obras, el deficiente mantenimiento e insuficiente presupuesto de operación y conservación, así como algunos problemas de origen topográfico y textura de los suelos, son las principales causas de este subaprovechamiento, como la falta de una cultura de riego por parte del productor es un factor de capital importante, para el óptimo aprovechamiento de las obras de riego en Chiapas.

El Distrito de Riego Cuxtepeques en la Depresión Central de Chiapas abarca siete ejidos del municipio de La Concordia, cuenta con una superficie de ocho mil 354 hectáreas, y es el menos aprovechado, únicamente riega 51 por ciento de su superficie.

San Gregorio, en la región Sureste de la Depresión Central en 26 comunidades y 142 pequeñas propiedades de los municipios de Frontera Comalapa y La Trinitaria, tiene una área regable de 11 mil 222 hectáreas, de las cuales únicamente se riegan seis mil 600 para maíz, melón, hortalizas, frijol, sandía, papaya y pastos.

El Distrito de Riego de Suchiate aprovecha por derivación directa aguas del río Suchiate, tiene una superficie regable de siete mil 200 hectáreas, de las cuales, riega seis mil 25 y se caracteriza por el cultivo de plátano de exportación a Estados Unidos, Canadá y Japón, además de maíz, sorgo, cacao, frutales y pasto.

Río Blanco, en la Depresión Central en los municipios de Venustiano Carranza, Villa Las Rosas, Socoltenango y Tzimol, aprovecha los escurrimientos superficiales de los ríos San Vicente, Schpoiná y Salado, así como de los arroyos La Meza, El Durango, Navalaham, Solís, Los Amates y Marco Antonio.

Tiene una superficie regable de ocho mil 180 hectáreas, de las cuales se riegan ocho mil 80, se aprovecha el 98.8 por ciento, está dedicado al cultivo de la caña de azúcar con rendimientos que oscilan entre 95 y 100 toneladas por hectáreas, son procesadas en el Ingenio Pujiltic.

Adicional a esta infraestructura, existe 480 unidades de riego, una gran cantidad de pequeñas superficies de una a dos mil hectáreas bajo riego, con diferentes formas y fuentes de aprovechamiento del agua, estas pueden ser con tomas directas sobre ríos y arroyos por gravedad o bombeo, con obras derivadoras o de almacenamiento de los mismos y bombeo de norias y pozos profundos.



URGEN NUEVOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN



La Dirección Regional de Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (Aserca), sostiene que "no debemos temer a las importaciones que realiza México porque no llegan a Chiapas, nadie va a importar teniendo maíz de calidad a un precio muy competitivo".

"Tenemos mercados que prácticamente son de los chiapanecos como el Sur de Oaxaca, Sur de Veracruz, Tabasco, y parte de los estados de la Península, pero que la apertura comercial entre México, Estados Unidos y Canadá nos debe llevar a incrementar nuestra producción vía los rendimientos y el incremento de la superficie, sobre todo, de riego".

Informó que Chiapas necesita mejorar sus sistemas de producción y comercialización agropecuaria, "el mayor de los retos es aprovechar el potencial que ahora es subutilizado en los cuatro distritos de riego, donde existe una superficie cultivable con tecnología de 34 mil 956 hectáreas, de las cuales solamente se riega la mitad".

De acuerdo con Aserca los rendimientos por hectárea en cultivos de maíz se han incrementado, desde cuatro toneladas hasta siete en algunos casos, aunque también hay superficies de menos de una tonelada por hectárea en temporal, por la oportunidad, asistencia técnica, incremento en la densidad de plantas por hectárea.

En tanto, que en las zonas de muy baja producción la necesidad es la reconversión productiva, que no necesariamente implica el cambio o sustitución de cultivos, sino alternativas como mayor asistencia técnica, financiamiento oportuno, establecimiento de cultivos rentables, incluyendo al ecoturismo, de acuerdo con la vocación del suelo, fertilidad y condiciones meteorológicas.

Aunque para el secretario general de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Jorge Enrique Hernández Bielma, no habrá en Chiapas crisis alimentaria, debido que la mayoría de los campesinos producen para el autoconsumo, y en el 2007 hubo una ligera recuperación de la producción con relación al 2006.