Comarca
Revisarán Causas y Consecuencias de la Crisis Alimentaria en México
En Foro Convocado por la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro
Noticias de El Sol de la Laguna
8 de junio de 2008

Miguel Campos

Torreón, Coahuila.- De manera coordinada con otras instituciones de educación superior y el Centro para el Desarrollo Sustentable de la Cámara de Diputados, la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro (UAAAN) abrirá el debate en torno al origen y las consecuencias de la crisis alimentaria que ya comienza a dejarse sentir en México, en un foro programado para el próximo martes 17 de junio en la ciudad de Saltillo.

El rector de la casa de estudios, Jorge Galo Medina Torres, quien dio a conocer lo anterior, considera que instituciones académicas como la Narro pueden contribuir a enfrentar problemas tan serios como éste, al formar profesionistas relacionados con la producción agrícola y pecuaria que además de estar técnicamente bien preparados se preocupen y sean socialmente sensibles.

Sobre el objetivo del encuentro, dijo que la idea es revisar a fondo todas las interrogantes que giran en torno a la llamada crisis alimentaria, de manera que se pueda establecer con precisión de qué problema se trata y cómo se manifiesta en México, qué o quienes son los responsables, y de qué manera inciden los especuladores.

Se analizará asimismo cuál es el nivel de responsabilidad entre aquellos que han modificado su patrón de cultivos para producir biocombustibles, fertilizantes o biolubricantes, entre otras cosas.

"La intención es tratar de dar una respuesta concreta a todas y cada una de las interrogantes que surjan, porque hay mucha desinformación pero también hay mucha información al respecto que no ha sido suficientemente difundida".

Así, la UAAAN como institución académica busca dejar una postura muy clara en el sentido de que "la única arma potente para reducir la pobreza, y poder alimentar al pueblo mexicano y a la humanidad, es el conocimiento que generan instituciones como las nuestras, que generan profesionistas dedicados al campo, a la agricultura y la ganadería, y que deben de llevar en su currícula una carga importante de preocupación y ocupación ambiental".

Para el doctor Medina Torres, es claro que la crisis alimentaria se resiente ya a nivel nacional y regional, pues es innegable que comienza a acentuarse el encarecimiento de productos básicos. Así lo han manifestado quienes tienen que ver con programas solidarios y bancos de alimentos, al advertir que sus presupuestos son insuficientes ya porque ha habido un incremento muy significativo. Lo avalan también estadísticas serias.

El asunto es conocer a qué se debe, "aclarar si no estamos produciendo, o estamos importando, o en dónde quedaron nuestras políticas públicas; cuál es el papel del gobierno, de la sociedad, las instituciones académicas y los productores".

Desde luego que un estudiante difícilmente podría hacer algo en lo inmediato para tratar de amortiguar los efectos de la crisis alimentaria, pero sí debe motivarse en su formación y aprovechar el apoyo que le ofrece hoy en día una Universidad que está cambiando hacia prácticas profesionales que le permitan verdaderamente vincularse con la realidad del campo, con las empresas, las organizaciones de productores y entidades oficiales.

La cadena alimentaria es muy amplia, e interviniendo en ella es la mejor contribución que puede hacer que un estudiante sea competitivo, preocupado, sensible, con buen conocimiento técnico pero también con el lado humanista que se requiere para poder atender problemas de esta naturaleza, concluyó el rector.