Futbol Americano
La NFL enfrenta un posible escándalo de doping. Foto: AP
17 de mayo de 2008
La NFL, en problemas
Por los esteroides
AFP

Nueva York, EU.- Además del caso del 'Spygate', la NLF se ve amenazada ahora por otro escándalo, luego de que David Jacobs, un traficante de esteroides, asegurara haber vendido sus productos dopantes a jugadores profesionales.

Según reportó un diario neoyorquino, Jacobs sostuvo, en fecha no precisada, una reunión con investigadores de la NFL, a los que aseguró haber provisto de sustancias ilegales a jugadores de esa Liga.

El pasado año Jacobs se declaró culpable en una corte federal de conspirar para poseer y distribuir esteroides anabólicos, y el 1 de mayo último fue sentenciado a libertad condicional.

"Un día después de haber recibido la sentencia, investigadores de la NFL tocaron a mi puerta las 9 de la mañana y trataron de sacarme lo que yo sabía", reveló Jacobs.

"Ellos intentaron saber qué información yo tenía y qué evidencia documental les podría dar para probarlo, pero les dije que no iba a hablar nada con ellos sin la presencia de mi abogado", añadió.

"Querían conocer la lista de jugadores a los que les distribuía y les dije que no me sentía cómodo con ello", agregó Jacobs.

En sus revelaciones durante el juicio, Jacobs dijo haber vendido esteroides y hormona de crecimiento humano al liniero ofensivo Matt Lehr y a otros jugadores de la NFL.

El abogado de Lehr negó que su cliente vendiera ningún tipo de sustancias dopantes.

También señaló que el jugador no ha utilizado sustancias prohibidas desde que fuera suspendido por cuatro encuentros durante la temporada del 2006 mientras militaba en los Atlanta Falcons.

Jacobs también señaló en el juicio que le proporcionaba esas sustancias a otros jugadores para que las repartieran entre sus compañeros.

De acuerdo con el diario, Jacobs planea otra reunión la próxima semana con los investigadores de la NFL, en la que estará presente su abogado, para entregarles las evidencias de venta de productos dopantes a jugadores.

Según Jacobs, la NFL quiere mantener el asunto en secreto y evitar que los nombres sean revelados al público antes de llegar al fondo del asunto.

"Ellos me dijeron que no quieren que pase igual que en el beisbol, donde las cosas llegaron al público y al Congreso. Estaban realmente preocupados por el caso", dijo Jacobs.

Greg Aiello, vocero de la NFL, confirmó al rotativo que investigadores de la Liga se reunieron con Jacobs, y que se habían previsto otras reuniones futuras.


Notas relacionadas