Opinión
Francisco López Ojeda
España: el Tesoro de Moctezuma

El Sol del Bajío
1 de mayo de 2008

El tesoro del rey azteca Moctezuma Xocoyotzin, ha sido objeto de numerosas especulaciones. Los cronistas mencionan que una vez que apresaron a Moctezuma II, los conquistadores se apoderaron de sus grandes riquezas que escondía en su palacio, las cuales, en su mayor o menor parte las enviaron a España, al emperador Carlos V., otras versiones señalan que Moctezuma, el joven, alcanzó a guardar un tesoro en alguna parte, y esta conjetura continua despertando ambiciones para encontrar esta fortuna.

En la revista española EL PAIS SEMANAL (domingo 13 de abril de 2008) el escritor Jordi Soler, habla de "El secreto catalán de Moctezuma) y nos dice que:

"Resulta que don Juan de Grau, a la sazón barón de Toloriu, se embarcó hacia el Nuevo Mundo con Hernán Cortéz y que, una vez efectuada la conquista, buscando su media naranja entre la realeza local, se casó con la princesa Xipaguazin Moctezuma, aunque hay historiadores que sostienen, ante la falta de un acta que lo compruebe, que aquello no fue una boda, sino un simple amancebamiento, e incluso hay quien dice que el barón, que era alérgico a los trámites y a la espera que estos suponen, optó por la vía rápida y expédita del secuestro. Moctezuma, no está de más decirlo porque es parte del sainete, tuvo diecinueve hijos de diversas mujeres, y Xipaguazin, que ya para estas alturas, y con el fin de poder dirigirse a ella por su nombre, había sido rebautizada por el barón como María. La princesa se embarcó con don Juan de Grau a Toloriu, acompañada por uno de sus hermanos y un séquito de asistentes que llenó la Casa Vima, entonces propiedad de la familia del barón. Años más tarde, y uno antes de abandonar este mundo, la princesa tuvo un hijo que fue bautizado el 17 de mayo de 1536; el niño era un mestizo canónico, encarnaba la síntesis de las razas y también la de los títulos, privilegio que lo hizo poseedor de este potente e inconcebible nombre: Juan Pedro de Grau y Moctezuma, barón de Toloriu y emperador legítimo de México. Justamente aquí, en la palabra "legítimo", comienza este enredo que pronto cumplirá quinientos años. La hija de Moctezuma murió el 10 de enero de 1537 y fue enterrada en la parroquia del pueblo; meses antes, probablemente ofuscada de tanta melancolía, había tomado la precaución de enterrar sus bienes en algún sitio alrededor de la Casa Vima. Cuatrocientos años más tarde, en 1936, en los albores de la Guerra Civil, la tumba de la princesa fue saqueada y destruida, y todo lo que queda hoy de ella es la placa que puso a la entrada de la iglesia el príncipe Guillermo III de Grau-Moctezuma, en donde dice que la princesa Xipaguacin Moctezuma, hija del emperador mexicano y esposa de Juan de Grau, barón de Toloriu, murió en el año de 1537. La placa está escrita en francés y firmada por los "Caballeros de la orden de la corona azteca de Francia".

"Toloriu, es un pueblo misterioso de 14 habitantes que está encaramado en una montaña, y se encuentra al pie de la sierra del Cadi, en la Cerdaña catalana, muy cerca de la frontera francesa".

"Toloriu ha sido durante siglos objeto de un considerable número de especulaciones y la ilusiòn de una variada fauna de cazadores de tesoros, como un grupo de aventureros alemanes que llegó hasta ahí, armado con palas y picos, y el objetivo impostergable de desenterrar el tesoro de Moctezuma. La historia del tesoro del emperador azteca enterrado en un pueblo perdido en el norte de España parece un cuento: durante quinientos años, sus pormenores han dado tumbos, de boca en boca, por toda la región. En 1934, este grupo de aventureros alemanes compró por 3,000 pesetas de entonces, todas las tierras que había alrededor de una gran masía (casa de campo y de labor) para trabajar en sus excavaciones. Esta masía, que hasta hoy se llama Casa Vima parece un imán que atrae a aventureros de todo el mundo".

"Sobre este tesoro, los habitantes de Toloriu prefieren guardar silencio, pero como suele suceder con las historias estupendas, ésta se ha ido contando con diversos documentos y publicaciones , y de paso se ha ido enredando con las historias del resto de los herederos del emperador Moctezuma, que hoy son más de mil y viven entre México y España".

Interesante historia para nutrir el imaginario de los grandes misterios y secretos.
Columnas anteriores
Columnas

Cartones