Cuautla
Balneario "Las Tazas", parte de la historia de Cuautla
El balneario "Las Tazas", perteneciente al ejido de Cuautlixco. Foto: Erick A. Rivera Brito / El Sol de Cuautla
* Generaciones enteras han disfrutado en sus instalaciones
El Sol de Cuautla
18 de abril de 2008

Sergio Bahena S.

Cuautla, Morelos.- El venero de "las Tazas" del ejido de Cuautlixco se vio severamente afectado en el año de 1992 cuando se perforó el pozo de El Calvario, y dañó una vena del manantial que abastecía los sembradíos de este lugar y por supuesto el balneario, que perdió en hasta un 80 por ciento su caudal de agua, según lo informó el comisariado ejidal Carlos Arias Reyes.

Según el comisariado ejidal, este balneario comenzó a funcionar como tal, es decir cuando se ofertó al público como centro de diversión a fines de 1970, con entrada que valía entre 10 y 15 pesos, pero apenas si contaba con dos vestidores y donde la gente se ponía el traje de baño. en especial las damas, cuidándose de no ser vistas por el escaso público que ahí se concentraba.

En aquellos tiempos recuerdan los que asistían a este balneario operaba un expendio de frutas propiedad de un señor llamado Don Marcos, el cual además vendía cervezas bien frías y que tardó esta vendimia por varias décadas hasta que falleció.

Cabe destacar que los cartones que se ingerían eran por docenas, por lo que las reuniones, en especial entre jóvenes, terminaban muchas veces en sainetes.

Lugar preferido de seudohippies y chicos buena onda

Cabe destacar que el balneario "Las Tazas" se convirtió también en el preferido de seudohippies y chicos buena onda, por lo que era común el olor a "petate quemado" que se percibía al pasar cerca de estos grupos.

También fue refugio de chicos bandas y artistas, los cuales lo mismo se les podía observar en plena lectura como pintando, filosofando y en pleno trance, por lo cual pese a que este cerraba sus puertas alrededor de las 18 horas, muchos de ellos aprovechando la escasa vigilancia se quedaban a pernoctar en este lugar, que fue escenario de grandes pasiones y amoríos que florecieron amparados entre los arroyos y plantas que ahí abundan.

También fue escogido por integrantes de diversas iglesias, entre ellas los Pentecostés, Bautistas, Testigos de Jehová, Cristianos y otros que ahí fueron bautizados.

Otros que también tenían ahí su sitio de recreo eran los buceadores, los cuales llegaban a realizar ahí sus prácticas las cuales podrían realizar con toda calma, al tener la taza mayor más de 11 metros de profundidad, era preciso bajar con tanques de oxigeno porque de otra manera los oídos parecían tronar ante tanta presión.

Todo iba más o menos bien en la existencia del balneario "Las Tazas", hasta que la administración del entonces presidente municipal Tadeo Espinosa Díaz, tuvo que buscar alternativas para dotar de agua a los cuautlenses, dado que el manantial de Los Sabinos se estaba agotando rápidamente, al extremo que si no se encontraba una solución urgente la sed haría presa a cientos de éstos, y que una de las únicas alternativas fue la perforación del pozo El Calvario, con el cual quedó solucionado este problema.

Sin embargo el mayormente afectado fue el balneario de "Las Tazas", dado a que el venero que abastecía de agua a los sembradíos se mermó hasta en un 80 por ciento, bajando el nivel del agua y quedando tan sólo a menos cinco metros de altura, y que entonces el balneario dejó de contar con su atractivo principal que era la taza mayor, la cual como se menciona quedó a menos de la mitad.

Autoridades ejidales correspondientes han realizado mejores constantes al balneario, entre ellas la puesta en función de varias albercas y chapoteaderos, los cuales hacen la delicia de chicos y grandes que ya no se tienen que exponer nadando en lo más hondo, y que esta situación lo ha hecho cada vez más atractivo.

En la actualidad el comisariado ejidal Carlos Arias Reyes, instaló un tobogán con lo recaudado de las entradas de la Semana Mayor.

La entrada de recuperación del balneario "Las Tazas" se cotiza en 40 pesos, y con esta la gente podrá gozar de las grandes áreas verdes conque aún cuenta, así como de las frías aguas ideales para refrescarse en esta temporada de calor.

Ahora bien el actual comisariado ejidal Carlos Arias Reyes, indicó que conforme se recaude más dinero de las entradas, más beneficios podrá contar el balneario ejidal, el cual desde ahora además de las mencionadas áreas verdes, albercas, chapoteaderos y las pozas denominadas La Taza Mayor y la Menor, cuenta con un moderno auditorio donde además de realizar conferencias y eventos se podrán realizar fiestas de 15 años y banquetes en general, todo a costos relativamente bajos respecto a otros que existen en el mercado.

El balneario ejidal "Las Tazas" se consolida como uno de los mejores de Cuautla y la región Oriente de Morelos, según lo señaló el entrevistado, la entrada de recuperación es de 40 pesos y cuenta además con estacionamiento y servicio de colectivas hasta las 21 horas, por lo que la llegada para los que no tengan auto es fácil y cómoda.

Ahora los ejidatarios esperan no tener más dolores de cabeza con la ruptura de una vena que afecte al manantial de abastecimiento para que este balneario pueda tener una larga vida.

Urge preservar este venero y manantial.

Por otro lado ejidatarios de Cuautlixco buscan como preservar este balneario ejidal de "Las Tazas", al ser un hecho el avance de la mancha urbana, porque en la actualidad Cuautlixco y Eusebio Jáuregui son de los ejidos más cercados por la misma, al extremo que de seguir esta situación entonces estaremos hablando de que en poco tiempo habrá seudoprogreso en esta zona, sobre todo cuando ya se observan casas cerca de lo que es el perímetro del balneario.

Otra situación que han advertido es que los turistas y bañistas en general, en especial los defeños, depredan el lugar al querer llevarse hasta las plantas para sus casas, dejar la basura regada por doquier y por si fuera poco realizar sus necesidades fisiológicas dentro de las albercas, lo que habla mucho de la labor que tienen que hacer al otro día los trabajadores de limpia.

Por si fuese poco, también la contaminación ha avanzado a pasos agigantados en contra del balneario, sobre todo por la utilización de fertilizantes y pesticidas y que los sembradíos que lo rodean también se encuentran amenazados con la venta irracional de tierras ejidales.

Es por ello que tanto los de Cuautlixco como los visitantes, deben preservar uno de los últimos espacios y reductos de la naturaleza de la Heroica.